Running, Spartathlon, Ultrarunning

SPARTATHLON – WINNERS PERFORMANCE

2 octubre, 2021

En espiritulibre analizamos, brevemente, la performance de los ganadores del Spartathlon a través de su historia. Todas las ediciones, desde la primera en 1983 con el gran Kouros como protagonista, hasta la última. También te contaremos quienes fueron todas las ganadoras féminas, grandes protagonistas del Spartathlon; desde la histórica Eleanor Robinson hasta la última de la pasada edición. Los mejores tiempos, los «peores» y las diferencias entre la performance de hombres/mujeres a través de los años. Todo lo que más nos gusta, números y estadísticas.

*Pequeña recomendación: para ver de forma correcta los gráficos, pincha en las imágenes con el botón derecho y ábrelas en una nueva pestaña, así podrás verlas con zoom y en su máxima definición. 

 

Por: Pablo Casal

Comenzaremos por:

Cuadro de performance masculina

A simple vista vemos que el rango entre las 23:00 y las 25:00 horas es en donde se concentran la mayoría de los ganadores. Ese “pequeño” lapso de dos horas, que en realidad en carrera es gigantesco, será nuestra línea divisoria entre los mejores y «peores» tiempos del Spartathlon.

 

(botón derecho sobre la imagen y ábrela en una nueva pestaña)

– SUB 23hs. 

Si hablamos de bajar las 23:00hs en el Spartathlon estamos hablando, sin lugar a dudas, de los mejores ultrafondistas del mundo y en su mejor momento físico y mental. Tan difícil es llegar a los pies de Leónidas antes de las 23:00hs que solamente un puñado de atletas ha logrado hacerlo. Claramente Yiannis Kouros fue el primero en lograrlo y no sólo eso, sus cuatro victorias son las cuatro mejores marcas de la historia del Spartathlon, increíble!

Hubo que esperar 16 años para ver a otro mortal, que no sea Kouros, bajar esa marca de 23:00hs y ese mortal fue el gran Scott Jurek en el año 2006 con 22:52:28hs. Aunque si comparamos la marca de Scott con el récord de Kouros en el Spartathlon de 1984, veremos que la diferencia es de casi dos horas. Dato que muestra la casi inhumana performance del griego en esta carrera. Jurek también tiene en su poder otro SUB 23hs, en el año 2008.

Si seguimos avanzando cronológicamente en el gráfico, veremos que el siguiente atleta en conseguir bajar de las 23hs fue el  gran italiano Iván Cudin en el año 2011. En el año 2014 Ivan volvió a bajar de las 23hs, consiguiendo su mejor tiempo en el Spartathlon con 22:29:29hs. 

Como último dato y para tomar real dimensión de la mejor marca en la historia del Spartathlon, mostrarles que entre la victoria de Yiannis Kouros en 1984 con 20:25:00hs y la victoria del sueco Rune Larsson en 1993 con 26:57:12hs (peor registro de la historia), existe una diferencia de seis horas y treinta y dos minutos. Dos grandes atletas y ambos ganadores del Spartathlon, pero por supuesto, con dos performance totalmente diferentes.

En el 2017 y 2018 volvemos a encontrarnos con atletas capaces de bajar esa barrera de los SUB23hs. Hablando puntualmente de la edición del 2017, contarles que no sólo el ganador de ese año pudo bajar las 23hs, sino que lo hicieron los tres primero de la clasificación general. Sin dudas, algo histórico que nunca antes había sucedido. Sabemos que aquí debemos hablar de la performance de los ganadores de cada edición, pero no podemos ni queremos dejar de mencionar a estos tres grandes atletas que han conseguido algo nunca antes visto, aunque solamente uno de ellos haya podido ganar la carrera.

TOP 3 -SPARTATHLON 2017

1º Sorokin Aleksandr, LIT  – 22:04:04hs.
2º Brunner Radek, CZE – 22:49:37hs.
3º Sideridis Nikolaos, GRE – 22:58:40hs.

Hablando del ganador de esa edición 2017 del Spartathlon, decir que el lituano Sorokin estuvo a sólo cuatro minutos de quebrar la barrera de las 22hs, algo que solamente Kouros pudo lograr. El lituano estuvo, también, a siete minutos de la cuarta mejor marca de Kouros, increíble la performance de Sorokin. Sus 22:04:04hs fueron la 5º mejor marca de la historia. Como punto final decirles que viendo el TOP 3 es fácil darse cuenta de que la edición del 2017 fue la más rápida de la historia en cuanto a la performance de los tres primeros clasificados. Se ve que la velocidad del lituano Sorokin se contagió a sus perseguidores.

La edición numero treinta y seis del mítico Spartathlon del año 2018, fue ganada por el atleta japonés Ishikawa Yoshihiko con una marca de 22:55:13hs. Recordamos que este atleta fue el cuarto clasificado en 2017 con una marca de 23:20:56hs, lo que significa que el nipon le ha quitado veinticinco minutos a su anterior marca y quebrando la barrera de las 23hs. Todo esto dentro de una de las peores ediciones del Spartathlon en cuanto a la climatología, con lluvias durante, prácticamente, toda la carrera, tormentas terribles y vientos huracanados.

En el 2021 volvimos a ver una bandera griega en lo más alto de la clasificación de la mano del atleta local Fotios Zisimopoulos con 21:57:36hs. El griego le ha quitado la quinta mejor marca al lituano Sorokin y se ha quedado a treinta y seis segundos de la cuarta marca de Yiannis Kouros. 

Solamente seis atletas han ganado la carrera, logrando bajar la barrera de las SUB23hs en toda la historia del Spartathlon. Ellos fueron:

  • Yiannis Kouros, GRE – 1983 – 21:53:42hs.
  • Yiannis Kouros, GRE – 1984 – 20:25:00hs.
  • Yiannis Kouros, GRE – 1986 – 21:57:00hs
  • Yiannis Kouros, GRE – 1990 – 20:29:04hs
  • Scott Jurek, USA – 2006 – 22:52:28hs. 
  • Scott Jurek, USA – 2008 – 22:20:01hs.
  • Ivan Cudin, ITA – 2011 – 22:57:40hs.
  • Ivan Cudin, ITA – 2014 – 22:29:29hs.
  • Aleksandr Sorokin, LIT – 2017 – 22:04:04hs.
  • Ishikawa Yoshihiko, JAP – 2018 – 22:55:13hs.
  • Fotios Zisimopoulos, GRE – 2021 – 21:57:36hs.

– DE 25hs A 23hs. 

Como les contábamos anteriormente, aquí se encuentra la mayoría de los ganadores del Spartathlon. En esta franja de tiempo, encontramos grandes atletas como el alemán Reus, Radzikowski, Valmir Nunes, Joao Oliveira, Scott Jurek y Lukas Jens entre otros. Las dos victorias del histórico Patrick Macke, también, se encuentran aquí así como dos de las tres victorias del sueco Larsson. Sin olvidarnos de las dos del japonés Sekiya, cuatro veces campeón del mundo de 24hs. Iván Cudin tiene el mejor registro dentro de este sector con 23:03:06hs conseguidos en su victoria del 2010 y el sueco Rune Larsson posee la «peor» marca dentro de esta franja con unos 24:42:05hs en su victoria del año 1988.

 

– MÁS DE 25hs.

Por debajo de las 25hs encontramos al resto de los ganadores de esta mítica carrera, aclaramos, por si hay algún despistado por aquí, que ganar el Spartathlon es una tarea descomunal tanto física como mentalmente y que aunque estemos hablando de mejores y peores marcas, estos atletas han realizado algo que para la mayoría de nosotros sería imposible. Dicho esto, en esta franja de tiempo vemos a seis atletas, entre ellos a James Zarei y Jens Lukas con dos victorias cada uno. La «peor» marca en la historia de esta carrera corresponde al sueco Rune Larsson con 26:57:12hs en su victoria de 1993, recordamos que esta fue la 3º victoria de Larsson en el Spartathlon. 

SPARTATHLON WINNERS MEN

  • Yiannis Kouros (GRE) – 4 Victorias (1983, 1984, 1986 y 1990)
  • Rune Larsson (SWE)  – 3 Victorias (1987, 1988 y 1993)
  • Jens Lukas (GER) – 3 Victorias (1999, 2004 y 2005)
  • Scott Jurek (USA) – 3 Victorias (2006, 2007 y 2008)
  • Ivan Cudin (ITA) – 3 Victorias (2010, 2011 y 2014)
  • Patrick Macke (GBR) – 2 Victorias (1985 y 1989)
  • James Zarei (GBR) – 2 Victorias (1994 y 1995)
  • Konstantinos Reppos (GRE) – 2 Victorias (1998 y 1999)
  • Ryoichi Sekiya (JAP) – 2 Victorias (2002 y 2009)
  • Janos Bogar (HUN) – 1 Victoria (1991)
  • Rousko Kantief (BUL) – 1 Victoria (1992)
  • Roland Vuillemenot (FRA) –  1 Victoria (1996)
  • Masayuki Otaki (JAP) – 1 Victoria (2000)
  • Valmir Nunes (BRA) – 1 Victoria (2001)
  • Markus Thalmann (AUT) – 1 Victoria (2003)
  • Stu Thoms (GER) – 1 Victoria (2012)
  • Joao Oliveira (POR) – 1 Victoria (2013)
  • Florian Reus (GER) – 1 Victoria (2015)
  • Andrzej Radzikowski (POL) – 1 Victoria (2016)
  • Sorokin Aleksandr (LIT) – 1 Victoria (2017)
  • Ishikawa Yoshihiko (JAP) –  1 Victoria (2018)
  • Tamás Bódis (HUN) – 1 Victoria (2019)
  •  Fotios Zisimopoulos (GRE) – 1 Victoria (2021)

Para cerrar el gráfico de performance masculina y hablando visualmente de la linea que forman esas victorias. Debemos decir que el rendimiento masculino en la historia de esta carrera es bastante irregular, salvando grandes victorias o ediciones muy duras con respecto a la climatología. En teoría (y en practica) la performance de los atletas masculinos debería ir, aunque sea poco a poco, mejorando con el paso de los años, pero vemos que el cuadro presenta mucha irregularidad y varios picos de marcas muy buenas y otras no tan buenas a través de los años. Sin que este hecho sea algo negativo, ni positivo, simplemente es lo que es, el rendimiento de los atletas masculinos en el Spartathlon es irregular según pasan los años y no progresivo como debería ser. Y decimos “debería ser” tomando en cuenta como han mejorado la mayoría de las marcas en el mundo del ultrafondo desde los primeros años hasta el presente, salvando claro está, al griego Yiannis Kouros cuyas marcas fueron, son y serán de otro planeta.

 

Cuadro de performance femenina

Lo primero que notamos al ver el gráfico es que su performance a través de los años es mucho más regular en su progresión que el cuadro masculino, salvando dos picos negativos. Otra de las grandes diferencias es que, al tener un rendimiento progresivo a través de los años en cuanto a su performance, es mucho más difícil encasillas a muchas ganadoras en una franja determinada de tiempo. Sin embrago, conseguimos agrupar a todas esas victorias femeninas en cuatro distintas líneas de tiempo. 

 

(botón derecho sobre la imagen y ábrela en una nueva pestaña)

 

– SUB 26hs.

Algo que parecía imposible en aquellos primero años del Spartathlon, bajar la barrera de las 26hs, se hizo realidad en el año 2015 de la mano de la americana Katalin Nagy y sus impresionantes 25:07:12hs. Después de 32 años de aquel primer Spartathlon, la barrera de las SUB26hs había caído. Al año siguiente Katalin volvió a realizar una gran performance y paró el crono en 25:23:52hs. 

Llegó el año 2017 y vino de la mano de la mejor ultrafondista de estos tiempos modernos. Por supuesto que estamos hablando de la gran polaca Patrycja Bereznowska quien coloco el listón en lo más alto con una marca de 24:48:18hs. Con esa gran marca Patrycja hubiese ganado el Spartathlon de los años 1993, 1994, 1995, 1996, 1998, 1999, 2004 y 2012, increíble!

En el 2021 volvimos a ver una atleta, Diana Dzaviza de Letonia, quebrar esta difícil barrera llegando a los pies de Leónidas en 25:24:25hs. Diana se suma al selecto club de las atletas SUB26hs.

Tan solo tres atletas han logrado bajar la barrera de las SUB26hs en toda la historia del Spartathlon:

  • Katalin Nagy, USA – 2015 – 25:07:12hs.
  • Katalin Nagy, USA – 2016 – 25:23:52hs.
  • Patrycja Bereznowska, POL – 2017 – 24:48:18hs.
  • Diana Dzaviza, LAT – 2021  – 25:24:25hs

– DE 29hs. A 26hs.  

Las féminas siempre fueron progresando y quebrando barreras en el Spartathlon. En este caso 16 años se ha tardado en superar la marca de las 29:00 horas y la primera en lograrlo fue Marie Larsson de Suecia en el año 1998 con 28:46:58hs, en la que fue su cuarta victoria en el Spartathlon, las tres anteriores fueron bajo el nombre de Marie Larsson-Hanudel.

Como sucede en todo el gráfico, a medida que avanzamos cronológicamente, vemos que las marcas mejoran cada vez más. En las cuatro franjas de tiempo sucede lo mismo. Impresionante. 

Aquí encontramos victorias de grandes ultrafondistas, como por ejemplo: Irina Reutovich, Sumie Inagaki o la británica Elizabeth Hawker,quien es la mejor fémina clasificada en la historia del Spartathlon, con un tercer puesto de la clasificación general en la durisima edición del año 2012. 

En los últimos años, las húngaras han dominado el panorama y los podios de la mano de Szilvia Lubics y Zsuzsanna Maraz con dos victorias cada una.

 

– DE 31hs. A 29hs.  

Franja central del cuadro en donde se encuentran la mayoría de las victorias del Spartathlon. Entre principios de la década del 90 y principios de los 2000. Dentro de este sector el «peor» registro corresponde a la atleta alemana Helga Backhaus con 30:41:00hs en el año 1994. Pero también decir que esa victoria del 94 fue la primera de cuatro victorias consecutivas para la alemana, impresionante! La mejor marca dentro de este sector corresponde, por un segundo de diferencia, a la nipona Akiko Sakamoto con 29:07:44hs conseguidos en el año 2003. Destacamos a la gran Kimie Noto, de Japón, quien se encuentra en esta franja de tiempo con sus dos victorias. 

 

– MÁS DE 31hs. 

Aquí encontramos las marcas que corresponden en su mayoría, como lo muestra el gráfico, a los primeros años del Spartathlon (salvo una excepción). Dentro de este cuadro encontramos la primera victoria femenina en la historia, en el año de su debut 1983. La gran ultrafondista británica Eleanor Robinson fue quien se llevó la victoria aquel año, con una marca de 32:37:52hs. Recordamos que Eleanor fue la única mujer que completó la carrera. Hablando del «peor» registro femenino en el Spartathlon, debemos decir que corresponde al año 1999 y a la francesa Annie Monot con una marca de 35:38:08hs, a poco menos de 20 minutos para el cierre de la misma. Annie y la nipona Kimie Funada (35:41:31hs) fueron las únicas dos mujeres en completar la carrera en aquel año 1999. 

 

Continue Reading…

Running, Spartathlon, Ultrarunning

PREVIA SPARTATHLON 2021 -LEYENDAS, CANDIDATOS Y RÉCORDS.

18 septiembre, 2021

El evento del año para nuestra pequeña comunidad del ultrafondo de pista&carretera está a la vuelta de la esquina y sin dudas está edición será una de las más especiales de toda su historia.

El pasado año 2020 el mítico Spartathlon estuvo a punto de realizarse, a pesar de la pandemia que azotaba al mundo, pero finalmente la carrera fue cancelada por primera vez en su historia.

Ahora el Spartathlon está de vuelta y la experiencia para los atletas será, seguramente, más increíble que nunca!

Todo lo que necesitas saber sobre la edición número treinta y ocho de esta magnífica carrera de ultrafondo, lo tendrás en esta previa.

A continuación haremos un pequeño resumen analizando la lista de inscritos de este año 2021 y veremos quienes son los candidatos, los finishers consecutivos, la performance de los atletas latinos, las leyendas del Spartathlon y muchos datos más!

Por: Pablo Casal

CANDIDATOS MASCULINOS – SPARTATHLON 2021

Para comenzar les mostraremos cual fue el TOP10 masculino de la última edición de esta mítica carrera y quienes de esos atletas NO estarán este año 2021 en la línea de salida.

TOP 10 MASCULINO SPARTATHLON 2019

1- 23:28:37hs – -Bodis, Tamas HUN.       

2- 24:15:54hs – Csecsei, Zoltan  HUN – NO FIGURA EN EL LISTADO.

3- 24:25:49hs – Brunner, Radek CZE.      

4- 25:48:39hs – Higgins, Alastair IRL.      

5- 26:04:30hs – Simonyi, Balazs  HUN.    

6- 26:14:17hs – Hammett, Ian GBR – NO FIGURA EN EL LISTADO.              

7- 26:33:12hs – Tasios, Giorgos GRE – NO FIGURA EN EL LISTADO.

9- 27:59:33hs – Mavrogiannis, Pavlos GRE – NO FIGURA EN EL LISTADO.

10- 28:02:22hs – Ballian, Dimitrios GRE – NO FIGURA EN EL LISTADO.     

Como vemos en el cuadro, la mitad del TOP10 del pasado 2019 no figura en la lista de inscritos para este 2021. Entre ellos el segundo clasificado, Zoltan Csecsei de Hungría quien fue 9º en el último campeonato del mundo de 24hs y logró, junto a sus compatriotas Tamas Bodis (fue 2º en el WC-24hs) y Levente Halama (º28) una medalla de plata por equipos masculinos.

Hablando del Tamas Bodis, contarles que, además de quedar segundo en el último campeonato del mundo de 24hs, el atleta húngaro es el actual ganador del mítico Spartathlon griego. Recordamos que en el pasado año 2020 se suspendió el evento a causa de la pandemia, a pesar de ello el húngaro se las arregló para ganar la clásica Ultrabalaton 221km (es el actual bicampeón) y la versión pequeña (80km) de la Korinthosz160km con récord del circuito incluido.

Tamas Bodis, ganador del 2019.

Sin dudas que Bodis es el gran candidato a vencer por todos los demás grandes atletas. Otro de los grandes candidatos y leyenda de esta carrera es el checo Radek Brunner, a quien se le sigue escapando la victoria año tras año. Recordamos que Radek fue segundo en 2018, 2017 y tercero en 2016 y 2019. ¡Cuatro años seguidos subiéndose al podio, impresionante! Fue su quinto finisher de forma consecutiva.

El gran checo Radek Brunner. Año 2019

Pasando al cuarto y quinto clasificado del pasado 2019, contarles que el irlandés Higgins buscará su tercer finisher consecutivo en este 2021 (fue º10 en su debut del 2018). Por su parte el atleta húngaro Balazs Simonyi lleva siete ediciones consecutivas en activo visitando al rey Leónidas, impresionante.

Entre los candidatos de este 2021 no podemos dejar de mencionar al joven español Ivan Penalba, quien ha sido quinto en el último mundial de 24hs y tiene en su poder un palmares envidiable a pesar de su juventud.

CANDIDATOS FEMENINOS – SPARTATHLON 2021

Para comenzar les mostraremos cual fue el TOP10 femenino de la última edición de esta mítica carrera y quienes de esos atletas NO estarán este año 2021 en la línea de salida.

TOP 10 FEMENINO SPARTATHLON 2021

1- 27:15:12hs – Maraz, Zsuzsanna HUN .

2- 28:17:32hs – Masanova, Irina RUS.

3- 29:14:54hs – Robnik, Natasa SLO – NO FIGURA EN EL LISTADO.

4- 30:37:59hs – Sawyer, Sarah GBR – NO FIGURA EN EL LISTADO.

5- 30:40:49hs – Grabska-Grzegorczyk, Milena POL.         

6- 31:33:32hs – Lizak, Marisa USA.          

7- 31:38:24hs – Nakayama, Sonoka JPN – NO FIGURA EN EL LISTADO.    

8- 32:13:56hs – Oliveri, Virginia ITA.       

9- 32:22:42hs – Wu, Yi-Hua HKG – NO FIGURA EN EL LISTADO.   

10- 32:55:58hs – Rive, Leanne IRL – NO FIGURA EN EL LISTADO.

Es una alegría ver que la vigente bicampeona del Spartathlon estará en la línea de partida para volver a defender su corona. Maraz fue tercera en 2016, segunda en 2017 y ganadora en 2018 y 2019. Sumando cuatro finishers consecutivos y todos subiendo al podio, impresionante. También decir que esta atleta ha conseguido este año y por segunda vez entrar en el TOP10 de la clasificación general. Fue 10º en 2017 y 8º en este 2019.

Zsuzsanna Maraz, bicampeona del Spartathlon. Año 2019

La rusa Irina Masanova, con pasado en el ultratrail running, fue la segunda clasificada en lo que fue su debut en el Spartathlon. ¿Podrá pelearle la primera posición a la reina húngara?

La rusa Masanova, en el clásico cruce del canal de Corinto. Año 2019

La polaca Milena es ya un clásico con su selección de ultrafondo de pista&carretera y sus performances ya no sorprenden a nadie. Por su parte la norteamericana Lizak, que fue sexta en la pasada edición también estará en la línea de partida.

La última de nuestro TOP10 de la pasada edición es la atleta argentino-italiana Virginia Oliveri, quien irá en busca de su quinto Spartathlon consecutivo!

No podemos dejar de nombrar a la atleta finlandesa Noora Honkala y a la danesa Stine Rex, también candidatas a los primeros puestos de la clasificación.

LEYENDAS Y FINISHERS CONSECUTIVOS – PRESENTES EN 2021

Dejaeger-Braet Luc, BEL

Con once finishers, Luc es el atleta belga que más veces ha completado el Spartathlon, sin dudas es una de las leyendas de esta carrera. Este 2019 completó su séptimo finisher consecutivo, sus otros cuatro finishers también fueron consecutivos, desde el año 2008 al año 2011.

Luc Dejaeger-Braet, el belga con más finishers de la historia. Año 2019

Heinlein Marika, GER

Una de las máximas finishers de la historia del Spartathlon que sigue en activo. Marika tiene en su poder ocho visitas al rey Leonidas.

Nana Andrei, USA

El americano con más finishers consecutivos de la historia sigue escribiendo su leyenda en el Spartathlon; lleva ya siete visitar consecutivas al rey Leónidas. Esperemos que en este 2021 consiga su octava medalla.

Andrei Nana de la USA. Año 2019

Pallaruelo Gilles, FRA

Este grande del ultrafondo francés ha completado el Spartathlon en quince ocasiones consecutivas! En el 2017 lamentamos ver que la racha de Gilles llegaba a su fin al no poder completar la carrera. Pero en 2018 y 2019 Gilles nos ha devuelto la alegría y ha logrado ver a Leónidas al final del camino.

El gran francés Gilles Pallaruelo. Año 2019.

Karl Hubert, GER

La máquina alemana sumo una estrella más a su cinturón, colocando la cifra en veintidós visitas a Leónidas y sube al primer escalón como el atleta que más veces ha completado la carrera. Recordamos que su primer finisher data del año 1992, pasando por varias rachas de finishers consecutivos (tres finishers de 1997 al 1999; once finishers del 2001 al 2011 y cuatro finishers del 2013 al 2016) hasta llegar a este último del 2018/2019.

La maquina alemana, Hubert Karl. Año 2019

Thomas Ian, GBR

El ingles irá en busca de su sexto finisher consecutivo en este 2021 y desde aquí le enviamos toda la suerte!

Brandt Michael, GER

Sin dudas un histórico del Spartathlon, el alemán logró su primer finisher en el año 1998 y tiene en su palmares once visitas al rey Leónidas.

Low Andras, HUN

La pasada edición número treinta y siete del mítico Spartathlon, quedará marcada para siempre, como el año en que el húngaro Low Andras cortó su racha de 19 finishers consecutivos. Desde el año 2000 que este atleta nunca había fallado a su cita con su par, Leónidas. Difícil de poner en contexto lo conseguido por este grande, un histórico del Spartathlon y sin dudas, una de las máximas leyendas de esta carrera. Este año lo veremos nuevamente en la línea de partida!

Low Andras, el rey de los finishers consecutivos. Año 2019

Leu Oliver, GER

Otro de los muchos atletas alemanes con historia en esta carrera, Leu ha sido finisher en ocho oportunidades, con un gran 5º puesto en el año 2015.

Eivindsen Eiolf, NOR

El vikingo es, sin dudas, una de las leyendas de esta mítica carrera. Eiolf tiene quince finishers en el Spartathlon hasta el año 2018. También decir que, al igual que Karl Hubert, este atleta posee dos grandes rachas de finisher consecutivos (seis finishers del 2006 al 2011 y seis finishers del 2013 al 2018) Lamentamos que en el pasado 2019 no haya podido sumar su séptimo finisher consecutivo pero nos alegra verlo nuevamente en la línea de partida del mítico Spartathlon.

Nakayama Kei, JAP

El japones Kei ha completado su décimo Spartathlon de forma consecutiva y es quien encabeza, actualmente, el ranking de finishers consecutivos.

Kei Nakayama, feliz a los pocos kilómetros de la salida. Año 2019

Furuyama Takako, JAP

En la edición del 2018, la nipona de entonces sesenta y seis años se convirtió en una de las atletas con más finishers de la historia. Takako ha visitado a Leónidas en once oportunidades, incluido dos cuádruples finishers consecutivos (2004 al 2007 y 2013 al 2016) ¿Podrá sumar una visita más en este 2021?

LAMENTAMOS NO VER EN EL LISTADO A ESTOS GRANDES

Oliveira Joao, POR

El gran portugués obtuvo un tercer puesto en 2018 y aunque en el pasado 2019 no le fue tan bien, como nos tiene acostumbrados, ha logrado completar los 246km. Esta leyenda del Spartathlon completó en la pasada edición su séptimo finisher consecutivo, con victoria en el 2013 incluida! También posee otros tres finishers consecutivos (2009, 2010 y 2011). Una lastima no verlo en el listado de participantes.

Joao Oliveira, una leyenda del Spartathlon. año 2019

Wakaki Kurumi, JAP

En la pasada edición la nipona llegó sobre la hora, literalmente y ha protagonizado una de las llegadas a la estatua del rey Leónidas antológica; como aquellas de las viejas ediciones históricas. Kurumi suma cinco finishers consecutivos y no la hemos visto en el listado de este año.

La nipona fue protagonista de un final de película en la última edición. Año 2019

Sung-Ho Choi, COR

Al igual que Kurumi este atleta coreano, afincado en la USA no aparece en el listado. Una lastima que su racha de cinco finishers consecutivos se haya cortado.

ATLETAS LATINOAMERICANOS / ESPAÑOLES

ARGENTINA

Comenzamos por Fernando Petracci y Pablo Barnes, ambos con cinco finishers consecutivos en activo y en busca del sexto en este 2021.  Por su parte Patricia Scalise buscará algo que ninguna mujer en toda Latinoamérica ha conseguido en la historia de esta carrera, lograr tres finishers de forma consecutiva. Ale Almirón y Nico Kierdelewicz (integrante de la primera legión argentina) buscarán su segundo finisher. El resto de los atletas irán por su primera visita al rey Leónidas y ellos son:

Marcantoni Sandra Elisabet

Mendez Manuel

Scoglia Romina Natalia

Robles Sergio

Rizzoti Hector

Nesteruk Mauricio Ivan

BRASIL

Leonardo Sant’Anna Antunes deburará en este 2021 lo mismo que su compatriota Luciano Alves de Sousa Luciano. 

MEXICO

Lamentamos no ver al gran Marco Antonio Zaragoza Campillo, finisher en 2017/2018 y 2019. Este año los cuatro atletas mexicanos serán debutantes, ellos son:

Cruz Esteva Genaro

Lopez Garcia Sandra Erika

Barrera Munoz Ruben Dario

Espinosa Valdez Cinthia

VENEZUELA

Ojalá veamos por primera vez un atleta de este país en la línea de meta. María Paredes lo intentará en este 2021.

PERU

Al igual que con Venezuela, en este 2021 posiblemente tendremos al primer finisher peruano de la mano del atleta Luis Gómez.

URUGUAY

Jonathan Camejo Peralta intentará convertirse en el tercer charrúa finisher en el mítico Spartathlon, siguiendo los pasos de dos grandes ultrafondistas uruguayos: Dardo Segurola y Silvia Amodio.

PARAGUAY

Karina Molinas Ríos, al igual que la argentina Patricia Scalise, buscará ser la primera latina en completar la carrera en tres ocasiones de forma consecutiva. Mientras que su compatriota Paola González Duarte será debutante en el Spartathlon.

ESPAÑA

La armada española presente, sin duda alguna, el cartel más fuerte en toda la historia del mítico Spartathlon. De la mano de Iván Penalba, Rubén Delgado y Nicolas De las Heras, sin olvidarnos de Fernando Soriano Rubio y el experimentado atleta afincado en Francia Juan Carlos Pradas (seis finishers).

Completan los debutantes Javier Bernabeu Molina Javier y Fidel Peña.

.

.

Las cartas están sobre la mesa y los casi cuatrocientos atletas ya están en la recta final para vivir la que, seguramente, será una magnifica edición de una de las carreras más duras y míticas del mundo.

*Basamos nuestra información y datos de esta previa, en la lista oficial publicada en la página del Spartathlon.

.

.

Si te ha gustado este artículo y quieres apoyarnos para seguir creando contenido, pincha en el siguiente link y ayúdanos a mantener esta web funcionando.

https://www.patreon.com/espiritulibre

Running, Spartathlon, Ultrarunning

TRAS LA ESTELA DE SANIA SOROKIN

6 septiembre, 2021

El ultrafondista Sania Sorokin ha conseguido recientemente quebrar el récord mundial de 24hs en manos del gran Yiannis Kouros con 309,400km. Algo que, sin dudas, ha sacudido al mundo del ultrafondo de pista&carretera. Sabemos de sobra las cualidades del lituano y lo ha demostrado en más de una oportunidad.

Pero en este articulo no hablaremos de Sorokin, sino de sus perseguidores y la razón por la cual seguir la estela del lituano los hace lograr increíbles performances. Utilizaremos tres puntos de inflexión en la carrera del lituano para explicar lo que les acabamos de contar: el Spartathlon de 2017, el campeonato del mundo de 24hs de 2019 y el récord del mundo de 24hs de este 2021.

Allá vamos.

SPARTATHLON – 2017

Sania Sorokin gana el Spartathlon en 22:04:04hs.

Si hablamos de bajar las 23:00hs en el Spartathlon estamos hablando, sin lugar a dudas, de los mejores ultrafondistas del mundo en su mejor momento físico y mental. Tan difícil es llegar a los pies de Leónidas antes de las 23:00hs que solamente tres atletas han logrado hacerlo en sus casi cuarenta años de historia.

Repetimos: Hasta el año 2017 solamente Youros, Jurek e Ivan Cudin pudieron quebrar la barrera de las SUB23hs en el mítico Spartathlon.

Este fue el TOP3 de año 2017:

1º Sorokin Aleksandr, LIT – 22:04:04hs.

2º Brunner Radek, CZE – 22:49:37hs.

3º Sideridis Nikolaos, GRE – 22:58:40hs.

¡Simplemente Impresionante! Fue la primera vez en la historia del Spartathlon que tres atletas lograron quebrar la barrera de las 23hs y por supuesto fue la primera vez que un atleta que lo logra no es el ganador (en este caso dos atletas, lo que lo hace aún más increíble)

Sorokin logró la quinta mejor marca de la historia, sólo por detrás de las cuatro victorias de Yiannis Kouros. De más está decir que las performances de Radek Brunner y Nikolaos Sideridis fueron sus mejores marcas y les hubiese alcanzado para ganar el Spartathlon en veintisiete ediciones diferentes.

Sorokin, eufórico bajo la mirada del rey Leónidas.
El checo Radek Brunner.
Nikolaos Sideridis de Grecia.

CAMPEONATO DEL MUNDO DE 24HS – 2019

Sania Sorokin se consagra campeón del mundo de 24hs con 278.972km

Una vez más Sorokin realiza una performance magnifica y sus perseguidores, colocados tras su estela, consiguen también resultados increíbles. 

Estuvimos presentes en aquel WC-24hs en Albi, Francia y podemos testificar que correr allí veinticuatro horas, rodeados de otros casi 300 atletas no era tarea fácil. El lituano Sorokin logró la medalla de oro y el récord de los campeonatos del mundo de 24hs de la IAU.

¿Pero que paso con sus perseguidores? Esto:

El húngaro Tamas Bodis fue medalla de plata con 276.221km logrando su mejor performance de la historia y mejorando su anterior marca en 92km (184.290km del 2017)

Olivier Leblod, experimentado ultrafondista norteamericano, se llevó la medalla de bronce con 275.485km logrando su mejor performance en 24hs y mejorando en 16km su anterior marca (259.201km del 2018)

Si hablamos del cuarto clasificado (272.217km), el ultrafondista francés Erik Clavery, también logro su mejor performance de la historia mejorando en 18km su anterior registro (254.264km del 2018)

Los tres perseguidores inmediatos de Sorokin lograron las mejores marcas personales de su historia, impresionante.

Podio del último campeonato del mundo de 24hs. Albi, Francia
El francés Erik Clavery, en plena carrera.

RÉCORD DEL MUNDO DE 24HS – 2021

Sania Sorokin logra un nuevo récord del mundo de 24hs con 309,400km

El último de nuestros ejemplos es, tal vez, el más impresionante de todos.

El ultrafondista ucraniano Andrii Tkachuk logró 295.363km el día en que Sorokin quebró el mítico récord del gran Yiannis Kouros, quedando segundo de la clasificación general.

Con esos 295.363km Andrii hubiese sido campeón del mundo de 24hs en todas las ediciones disputadas en la historia. También hubiese encabezado el ranking mundial de 24hs con la mejor performance de la historia durante los últimos veinticuatro años.

Lo que ha logrado el ucraniano Andrii, quebrar la barrera de los 295km, es algo tan increíble que solamente dos atletas en la historia del mundo lo han conseguido: Yiannis Kouros y por supuesto Sania Sorokin. El ucraniano ha mejorado su marca de 24hs en 33km (262.788km del 2019) y ha entrado, sin duda alguna, al olimpo de los ultrafondistas de pista&carretera.

Andrii Tkachuk, con camiseta roja en el podio junto a Sania Sorokin.

Como punto final nos preguntamos lo siguiente:

¿Podrían estos atletas haber realizado esas magnificas performances si no hubiesen tenido a Sania Sorokin por delante?

Dejamos abierta la pregunta y desde aquí enviamos nuestra enhorabuena a todos esos increíbles “perseguidores” que han logrado marcas impresionantes, tras la estela de Sorokin.

.

.

Si te ha gustado este artículo y quieres apoyarnos para seguir creando contenido, pincha en el siguiente link y ayúdanos a mantener esta web funcionando.

https://www.patreon.com/espiritulibre

Crónicas, Relatos, Running, Spartathlon, Ultrarunning

SPARTATHLON 2018 – DIEGO ROJO GARRIDO

22 agosto, 2021

Diego se presentó en la linea de partida del Spartathlon por primera vez y por esas cosas del destino le ha tocado vivir una de las peores ediciones de la historia, sino la peor. Lluvias durante, prácticamente, toda la carrera, tormentas terribles y vientos huracanados. Una estampa apocalíptica que solamente los más fuertes, de cuerpo y mente, pudieron vencer. Diego Rojo Garrido estuvo en ese selecto grupo de vencedores que lograron, a pesar de todo, llegar hasta los pies de Leónidas.

Una gesta digna de los héroes de la Grecia antigua que en espiritulibre nunca olvidaremos.

 

Aquí su historia:

 

 

“SIGUE NADANDO, SIGUE NADANDO (“Dori” en “Nemo”), O LA SUPUESTA SOLEDAD DEL CORREDOR DE FONDO…”

 

Mucho se ha hablado de la soledad del corredor de fondo y, por extensión, de ultrafondo. Aunque yo me he sentido así en numerosas ocasiones, tanto entrenando como compitiendo, la preparación y la disputa del Spartathlon 2018, ha marcado un antes y un después como corredor popular y como persona.

Los días previos a la prueba, bromeaba con la frase de la compañera azul de Nemo, la “pez cirujano” Dori. El día antes de la prueba, recibí un mensaje de ánimo de mi mujer y de mi hija,  con el famoso “Sigue Nadando” que encabeza este texto, y que me hizo mucha gracia, sin saber que se repetiría en mi cabeza como un mantra durante los momentos más duros del recorrido.

La verdad es que el detalle vino que ni pintado para la ocasión, porque la carrera de este año estuvo marcada por el ciclón Zorba, bajo el cual tuvimos que correr, con rachas de viento que superaron ampliamente los 100 km/h, lluvias torrenciales, tormenta con aparato eléctrico, granizo, barro y desbordamientos en la calzada, con el agua en ocasiones por encima del tobillo, objetos diversos volando, árboles y paneles arrancados de cuajo, y otras dificultades que añadían dureza extra al hecho de tener que recorrer los 246km de la prueba en menos de 36 horas. Como navegante y como montañero he estado en numerosas ocasiones expuesto a condiciones climáticas adversas y frío extremo, pero nunca en una situación de agotamiento tal como la vivida este último fin de semana de septiembre en Grecia.

Los primeros kms hasta Corinto, relativamente planos, se sucedieron de manera más o menos tranquila, y con casi hora y media de adelanto sobre los tiempos de corte, en gran medida gracias a la compañía de Juan Andrés Camacho. Me encontré con él poco después de la salida, al pie de la Acrópolis,  y lo dejé ir alrededor del 60-70, por ser su ritmo superior al que yo podía mantener con comodidad, y por reservar fuerzas para lo que vendría más adelante. Estuvimos corriendo bajo una lluvia suave, que acabó empapándonos, pero la sensación térmica era relativamente agradable.

En Corinto, en el control 22 (km 81), me esperaba mi hermana Maite, mi ángel de la guarda particular, sin el apoyo de la cual dudo que hubiese sido capaz de terminar en tiempo. Allí, como la climatología comenzaba a complicarse, me ayudó a cambiarme de ropa por primera vez, me dio un masaje con aceite térmico para calentar un poco los cuádriceps, que comenzaban a estar doloridos, y comí sentado por primera vez desde la salida. La vuelta al ruedo fue de lo más desesperanzadora, ya que en los primeros metros no era capaz de correr, y tuve que caminar 3 o 4  minutos hasta que volví a entrar en calor y pude trotar nuevamente. Por delante me quedaban ni más ni menos que los 165 kms más duros de toda mi vida. No obstante, a partir de este punto los tiempos de corte se suavizan, por lo que a pesar de lo anterior pude ir aumentando paulatinamente mi margen sobre ellos, hasta algo más de dos horas, que fue lo que me salvó en el último cuarto de carrera, donde iba realmente fundido.

Todos los relatos de corredores coinciden en que a partir de aquí lo normal es caminar cuesta arriba y correr en llano y cuesta abajo, aunque lo cierto es que donde podía correr lo hacía, incluso en las cuestas arriba suaves, con el afán de “guardar minutos” para cuando me viniera abajo, porque en una carrera como esta nadie te salva de venirte arriba y abajo unas cuantas veces.

A partir de entonces, y antes de la llegada de la noche, se desató el infierno. Comenzaron las lluvias torrenciales, el frío por el viento intenso, los pies permanentemente empapados al cruzar las numerosas balsas de agua, y la organización desbordada en algunos controles, donde no había agua caliente para poder tomar una sopa o un té que te reconfortaran por dentro, ya que por fuera no había nada que hacer. Decido entonces abrigarme completamente antes de lo previsto, cambio de zapatillas incluido, en previsión de la entrada en la zona de montaña, en el control 43 (km 148), al que llegué en torno a las 01:00, con unas 2h10´de adelanto sobre el tiempo de cierre. Como no había nada caliente que tomar en el avituallamiento, y el estómago me empezaba a dar problemas por el frío, decidimos meternos dentro de un bar y comer algo a cubierto mientras mi hermana, siempre atenta a mis necesidades, me ayudaba a cambiarme. Salí de allí enfundado en 4 capas, con zapatillas secas, un número más grandes en previsión del edema, y con energías renovadas aunque, como en Corinto, sin poder correr hasta unos minutos más adelante, y con amenaza de tiritona imparable por el choque térmico al salir del calor a la tormenta, mi mayor miedo toda la noche.

Continue Reading…

Crónicas, Relatos, Running, Spartathlon, Ultrarunning

SPARTATHLON 1990 – ADALBERTO MAIDANA

21 agosto, 2021

Cuenta la leyenda que una mañana de 1988, mientras desayunaba, encontró una pequeña nota en el diario, su título decía: «EXIGENTE PRUEBA EN GRECIA», volvió a leer esa pequeña nota una vez más, luego otra vez y después volvió a leerla por cuarta vez mientras un pequeño fuego comenzaba a verse en sus ojos. Algunos recuerdan que como preparación para esa gran carrera intentó correr desde Buenos Aires hasta San Nicolás, unos 250km, falló en ese intento y entonces se le ocurrió correr 24hs en una pista de atletismo como entrenamiento, fue la primera vez que alguien corría 24hs en Argentina. Tiempo después correría durante 36hs como preparación final para su gran desafío en el Spartathlon.

Durante todo ese tiempo, sólo cuatro palabras retumbaban en su mente: «EXIGENTE PRUEBA EN GRECIA»

 

Aquí esta su historia, la primer gran historia de un Argentino en el Spartathlon.

 

Por: Adalberto Maidana

 

LA LLEGADA A GRECIA
Eran las 17.30 horas del 23 de Septiembre, el avión de BRITISH AIRWAYS, procedente de LONDRES, se posaba lentamente en la pista y comenzó a recorrerla hasta detenerse totalmente.
Cuando se abrieron las puertas y bajé por las escalerillas del avión, sentí una emoción muy grande; había llegado a la tan soñada GRECIA, estaba en ATENAS, un lugar del que conocía sus bellezas solamente por comentarios, postales o fotos, y ahora tenía la oportunidad de conocerla personalmente, nadie me lo iba a contar.
Pero a la vez mi emoción era doble, porque además llegaba como deportista representando a mi país, ARGENTINA, a participar en la prueba del SPARTATHLON, la competencia atlética de Ultramaratón más importante del mundo, porque recuerda la gesta de FILIPIDES y además forma parte de la Historia Universal.
Esta prueba se realiza todos los años y en la misma participan los mejores atletas del mundo, partiendo desde ATENAS y finalizando en ESPARTA, al pie de la estatua de LEONIDAS, al final de la Avenida PALEOLOGOU, en esa localidad, recorriendo 250 kilómetros por rutas y caminos de la legendaria GRECIA.
Al salir del Aeropuerto, luego de cumplir con los requisitos de Aduana, fui ubicado por los organizadores del evento, que me estaban esperando (como lo hacían con todos los atletas extranjeros) en la VILLA OLIMPICA del Estadio que lleva el mismo nombre y que se encuentra ubicado en la zona de KALOGREZA, camino a KIFISSIA.
Allí empecé a sentir el cariño y el respeto con que se me iba a tratar de ahí en más, por la Señora MARIANNA VEREMIS, quien tenía a su cargo recibir a los participantes de la prueba, y que desde el primer momento me hizo sentir como en casa, pero en la medida que pasó el tiempo, sentí que todas y cada una de las personas con las que iba a tratar, eran de la misma forma: respetuosos, sencillos, simples y siempre dispuestos a solucionar cualquier problema que se presentara; actitud que no me sorprendió ni extrañó, ya que en BUENOS AIRES, sentí el mismo afecto y buena predisposición, cada vez que solicitaba alguna información a mi amigo ELEFTHERIOS KOUVARITAKIS, quien era el Vice – Cónsul de GRECIA en ARGENTINA y además era un corredor de Maratón.
Los días previos a la competencia, realmente no me fue posible visitar ni recorrer totalmente la ciudad de ATENAS (si lo hice después de finalizada la prueba) pero de lo que pude ver y sentir, además de la belleza del paisaje y sus monumentos históricos, rescato el cariño de la gente del pueblo griego.

EL INICIO DE LA PRUEBA

De la prueba en sí, podría escribir mucho y estoy seguro que me faltaría espacio para poder contar todo en detalle. Si debo decir que fue algo extraordinario, muy emocionante, por todo el entorno previo, por la competencia misma y por la alegría del final.
Trataré de resumir estas emociones que comenzaron el día 28 de Septiembre cuando partimos del PANATHINAIKOS STADIUM, en ATENAS, a las 7 de la mañana con destino final SPARTA, éramos 99 atletas de distintos países del mundo, de los cuales solo 35 arribamos a la meta.
Todos y cada uno de nosotros estaba con sensaciones y motivaciones distintas, en mi caso sentía el orgullo de ser el primer argentino y además el primer sudamericano que participaba en la prueba del SPARTATHLON, pero también tenía la motivación de estar corriendo por lugares donde se cimentó la historia del mundo.
Como mencioné, partimos desde ATENAS, atravesamos la ciudad, bordeamos el puerto del PIREO y luego salimos a la Autopista, para llegar al primer puesto de control de la prueba en CORINTOS, a 82 kilómetros de ATENAS, durante el trayecto comenzó a llover en forma intensa lo que hizo aún más dificultosa la carrera.
Desde CORINTOS, seguimos corriendo hasta NEMEA, pasando por ASSOS, ya era de noche y el frío además de la lluvia se hacía sentir.
De NEMEA, la ruta nos llevaba hasta LYRKEIA, donde llegué aproximadamente a las 2 de la mañana del 29 de Septiembre, llevaba recorridos 154 kilómetros y hacía ya 19 horas que estaba corriendo.
Hasta allí, había sido una prueba muy dura, sobre todo por las constantes subidas y bajadas del camino montañoso. Las luces de las linternas que llevaba cada corredor para iluminar el camino y que fueron provistas por los organizadores, parecían ojos de gatos en la oscuridad, haciendo ver un paisaje nocturno diferente.

Continue Reading…

Badwater, Relatos, Running, Ultrarunning

MUJERES EN LA BADWATER 135

17 julio, 2021

La Badwater es una carrera de más de 215km que comienza en el valle de la Muerte (A 85mts por debajo del nivel del mar) y siguiendo una carretera pavimentada llega hasta el Mount Whitney, a más de 2500mts de altitud. El tiempo permitido para acabar la carrera es de 60 horas. Según sus organizadores esta es “la carrera a pie más dura del mundo”, una carrera que ya es un clásico del calendario mundial de ultrafondo. El evento se desarrolla en la época más calurosa del año, donde la temperatura llega a alcanzar los 49Cº a la sombra. 

Si bien la historia de la Badwater está llena de relatos fantásticas y personajes increíbles, aquí solamente nos enfocaremos en el desempeño de las atletas femeninas.

 

Por: Pablo Casal

1987 – Primera edición de la prueba, que fue un desafío entre la USA y UK, la prueba (de 146milas) fue ganada por la gran ultrafondista británica Eleanor Adams-Robinson en 52:45:00hs, quien fue, también, la única mujer en participar y completar el primer Spartathlon de la historia en el año 1983.

1988 – Sólo tres atletas consiguieron completar las 146 millas, la 2º clasificada fue Linda Elam, con 61:47:00hs.

1989Barbara Alvarez y Angelika Castaneda, llegan juntas a meta como las ultimas clasificadas, en una edición donde sólo cuatro atletas lograron completar la carrera, dos mujeres y dos hombres.

1990Barbara Alvarez y Angelika Castaneda quedan en 6º y 7º posición de la clasificación general respectivamente con 39:27:00hs. Llegando juntas a meta. Sólo 17 atletas logran terminar la prueba.

Angelika Castaneda, año 1999.

1991Bonnie Boyer logra la 3º posición en la clasificación general 36:19:20hs. Barbara Alvarez y Angelika Castaneda vuelven a quedar en 6º y 7º posición de la clasificación general respectivamente, esta vez en 40:05:10hs. Tres mujeres en el TOP10. Solamente 15 atletas lograron completar la prueba.

1992-1993 – Ninguna femina logró completar las 135 millas. 

1994Judy Overholtzer logra la 7º posición en la general con 46:57:50hs. Sólo 16 atletas logran completar la prueba, tres de ellos son mujeres.

1995Judy Overholtzer logra la 3º posición en la general con 40:44:01hs. Lisa Smith queda en 4º posición de la general con 41:24:31hs. Sólo 16 atletas logran completar la prueba, tres de ellos son mujeres.

1996Judy Overholtzer logra la 3º posición en la general, por segundo año consecutivo, con 41:13:00hs.

1997Lisa Smith queda en 3º posición de la general con 37:01:00hs. Única mujer entre los 20 finisher.

1998Lisa Smith queda en 4º posición de la general con 37:01:00hs.

Lisa Smith, sonriente durante un tramo de la carrera, año desconocido. 

1999Angelika Castaneda consigue la 8º posición de la clasificación general con 36:58:00hs. Año de récord con 5 mujeres completando la prueba!

2000 – Irina Reutovich, de Rusia, queda en 5º posición de la general con 29:48:27hs. Nueves mujeres logran completar la prueba de un total de 49 atletas.

2001 – Anne Langstaff, con 40:13:40hs logra la 11º posición de la general.

Anne Langstaff, año 2001.

Continue Reading…

Badwater, Relatos, Running, Ultrarunning

LATINOAMERICANOS EN LA BADWATER 135

17 julio, 2021

La Badwater es una carrera de 217km que comienza en el valle de la Muerte, a 85mts por debajo del nivel del mar y siguiendo una carretera pavimentada llega hasta el Mount Whitney, a más de 2500mts de altitud. El tiempo permitido para acabar la carrera es de 60 horas. Según sus organizadores esta es “la carrera a pie más dura del mundo”. Una carrera que ya es un clásico del calendario mundial de ultrafondo, evento disputado en la época más calurosa del año donde la temperatura llega a alcanzar unos 49Cº a la sombra. 

Dejamos dos pequeñas frases del gran Scott Jurek sobre esta dura carrera:

“Cuando llegué al valle de la Muerte, realicé una carrera de entrenamiento que me quemó hasta los pelillos de la nariz. Me sentía como si me estuvieran marcando el cráneo desde dentro con un hierro al rojo vivo”.

“Era una hora antes de medianoche, a 41 abrasadores grados, que asfixiaban hasta el alma”.

Si bien la historia de la Badwater está llena de relatos fantásticos y personajes increíbles, esta vez sólo nos enfocaremos en el desempeño de los atletas latinoamericanos.

Por: Pablo Casal

2003 Sergio Cordeiro, de Brasil fue el primer latinoamericano en completar las 135 millas de Badwater quedando en la 11º con un tiempo de 40:03:44hs.

2004 – El mexicano Adalberto Mendoza queda en 14º con 37:33:10hs.

2006María Lemus de el Salvador logra terminar la carrera y se convierte en la primera mujer latinoamericana en ser finisher de Badwater quedando en la posición 20º con un tiempo de 39:50:24hs. Mario Lacerda de Brasil, también completa la carrera.

2007 – El gran Valmir Nunes gana la carrera con récord del circuito en 22:51:29hs. Récord que perduró durante casi 10 años y fue batido en el pasado 2016. El mexicano Jorge Pacheco logra la 4º posición con 26:41:52hs. Otro mexicano, Adalberto Mendoza, queda en la 11º. Los brasileños Manoel de Jesus Mendes y Mónica Otero también logran completar las 135 millas. Tres brasileños y dos mexicanos finishers, récord!

nunes_2007_5

Valmir Nunes camino al récord de la prueba en 2007, refrescándose con el

típico rociador de agua que muchos atletas utilizan.

2008 – Por segundo año consecutivo un latino logra vencer en Badwater, el mexicano Jorge Pacheco con 23:20:16hs. 4º mejor marca de la historia de la carrera. Los brasileños Marcio Villa do Amaral y Joao Sacks Prestes, completan también la carrera.

2009 – Nuevamente y por tercera vez consecutiva, un latinoamericano queda en lo más alto de la clasificación! El brasileño Marco Aurelio Martins Farinazzo paró el crono en 23:39:18hs. Ganando así la prueba de ese año. El segundo escalón lo ocupó otro latino, el gran mexicano Oswaldo López en 24:36:07hs y su compatriota Jorge Pacheco con 28:23:16hs llegó en la 6º posición completando un TOP6 con tres latinos! Hecho histórico para la carrera. Sebastiao Guia Neto y Ariovaldo Trindade Branco, ambos de Brasil, también finalizan la prueba.

lopez_2009

Oswaldo Lopez, con la bandera Mexicana en 2009, su primer finisher.

2010 – Este año los mismos 3 atletas de la edición anterior han ocupado la mitad del TOP6 como en 2009. El mexicano Oswaldo López fue 2º con 25:05:38hs. El 4º escalón de la general lo ocupó el brasileño Marco Aurelio Martins Farinazzo con 27:56:10hs. Jorge Pacheco de México quedó en la 6º posición. Este año junto con Marco Aurelio, otros 4 brasileños lograron completar la Badwater, ellos son: Ariovaldo Trindade Branco, Marcio Vallar do Amaral, Wagner Ricca y Mónica Otero. Destacamos que por primera vez un atleta de Bolivia, Iso Yucra-Rivera, logra terminar las 135 millas de la Badwater!

Farinazzo_pacheco_lopez_2010

Pacheco, Farinazzo y Lopez, antes de comenzar la edición 2010. 

2011 – El mexicano Oswaldo López gana Badwater, después de dos 2º puestos consecutivos con una marca de 23:41:40hs. Juan Sánchez, también de México finaliza en el puesto 18º de la clasificación general con 33:09:46hs. María Lemus, quien fue la primera mujer latina en completar la carrera, vuelve a terminar la Badwater y cruza la línea de meta en 40:46:50hs.

2012 Oswaldo López, de México vuelve a subir al podio, este año en un 2º puesto de la clasificación general, cosechando un 1º puesto y tres 2º puestos en sus cuatro participaciones, impresionante! Su marca de este año fue de 23:32:28hs. El brasileño Marco Farinazzo logra un 7º puesto con 27:59:58hs. Juan Sánchez y Julio Cesar Ángel Andrade, ambos de México, consiguen terminar la prueba. Mencionamos que en este 2012, por primera vez en la historia de la carrera, un argentino consigue completar esas 135 millas y no es otro que el gran amigo y ultrafondista, Gerardo Re!

re_2012_1

El argentino y buen amigo, Gerardo Re, junto a su equipo

después de terminar la prueba en 2012.

2013 – Una vez más, Oswaldo López de México es el mejor latino clasificado, con un 3º puesto en la clasificación general con 25:27:03hs. Por primera vez, una mujer mexicana logra completar la Badwater, Nahila San Juan Hernandez con 25:27:03hs. Tres brasileños también completar la prueba, ellos son: Carlos Henrique Rufino Gusmao, Eduardo Calisto Silverio y Joilson da Silva Ferreira.

2014 – En la sexta posición encontramos a Juan Carlos Sagastume Bendana de Guatemala, primer atleta de ese país en completar la Badwater. Su tiempo: 27:59:57hs. Los Argentinos Christian Sebastian Colque y Juan Craveri también logran completar la prueba. Brasil consigue tres atletas en la línea de meta: Cristiano Marcelino y las mujeres Simone Valentín Austin y Solane Machado, primera vez que dos féminas latinas lo consiguen! Los mexicanos Julio Cesar Angel Andrade y Francisco Manzanares también completan la carrera. Mencionamos que por primera vez, un atleta de Puerto Rico consigue ser finisher, su nombre: Luigi Dessy.

Juan Carlos Sagastume Bendana_guatemala_2014

Juan Carlos Sagastume Bendana, con la bandera de Guatemala en 2014.

Simone Valentín Austin_2014

Simone Valentín Austin de Brasil finisher en 2014.

Solane Machado_2014

Solane Machado de Brasil, segunda mujer latina y brasileña finisher en 2014.

Continue Reading…

ESCRITOS

AQUEL VERANO EN FORMOSA

1 mayo, 2021

Por: Pablo Casal

.

Han pasado más de veinte años de aquel fantástico viaje a la selva formoseña y muchos recuerdos aún siguen presentes en mi memoria.

La idea del viaje nació gracias al “Trompo”, el lavacopas del bar en donde yo trabajaba. Él era oriundo de Formosa y en el verano viajaría hasta allí para ver a su familia. Le pregunté si podía acompañarlo y con una gran sonrisa me dijo que sí. Una vez llegados a la ciudad de Formosa, tomamos un pequeño autobús que, después de algunas horas, nos dejó en medio de una carretera de tierra. Allí mismo comenzamos a caminar cruzando grandes campos arados y saltando, cada tanto, algún que otro alambrado de púas ante la atenta mirada de decenas de vacas.

Llegamos a la casa del Trompo al atardecer y allí encontré, sentados junto a un gran árbol, a su padre, su hermano y algunos de sus primos. La casa estaba hecha con troncos de palmera y no tenía frente, simplemente una hilera de pequeños troncos, que formaban una especie de “parecita”. El suelo de la casa era de tierra y en medio de lo que, supuestamente, era el salón había un hueco en donde constantemente ardía un fuego que utilizaban para cocinar. Todo allí dentro olía a humo y estaba teñido de hollín, de más está decir que en la casa no había luz, ni gas, ni agua corriente.

Llegar allí fue como retroceder en el tiempo cincuenta años o tal vez cien.

No habían pasado ni quince minutos desde que habíamos llegado a aquella pequeña casita, cuando uno de los primos del Trompo dijo en voz alta: “Vamos a mariscar”. No tenía idea de lo que eso significaba, pero en cuanto un rifle apareció en escena, entendí que se estaban preparando para salir a cazar. El sol ya se estaba ocultando detrás de las palmeras y yo me preguntaba como iban a “cazar” en medio de la noche.

Salimos de la casa y a los pocos metros comenzamos a caminar en fila por un pequeño sendero que se adentraba en la selva, uno detrás del otro y sin salirse del angosto camino. “Nunca te salgas del caminito de tierra, porque hay yararás por acá” me dijo el Trompo mirándome de reojo por encima del hombro. En ese mismo momento bajé la vista pensando si mis botitas Reebok negras serian el calzado adecuado para la ocasión, pero a los pocos segundos recordé que los tres primos del Trompo iban descalzos y eso me dejó un poco más tranquilo.

Llevábamos un buen tiempo caminando cuando comencé a escuchar algunos ruidos a mi izquierda. Nadie más parecía escucharlos o siquiera darle mucha importancia, con lo cual opté por no decir nada. Seguíamos nuestra marcha por aquel sendero de tierra y yo continuaba escuchando ruidos siempre a mi izquierda. Sonidos como si alguien o algo pisara ramas en la oscuridad de la selva, siempre siguiendo nuestra misma dirección. Giré la cabeza hacia atrás y le dije al hermano del Trompo: “¿Escuchas esos ruidos, qué es eso?”, señalando con el dedo hacia la oscuridad de la selva que se encontraba a mi izquierda. “No es nada, seguí caminando” me dijo sin más explicaciones.

 En un determinado momento uno de los primos dijo algo que no pude entender pero hizo que toda la fila se parara en seco. “No te muevas” dijo el Trompo y se adelantó unos metros. Vi como hablaba con sus primos mientras uno de ellos sacaba un encendedor del bolsillo de su camisa. El Trompo volvió y me dijo: “Vieron una yarará, así que van a prender fuego, espera acá y quédate quieto”. Uno de los primos encendió una rama seca llena de hojas y la acercó a una palmera que pocos segundos después comenzó a arder. Los otros dos primos volvieron a repetir esa misma acción y en pocos minutos ya podía sentir el calor del fuego en mi cara. La selva estaba ardiendo.

Seguimos camino, dejando esa escena infernal a nuestras espaldas, como si aquello hubiese sido la cosa más normal del mundo. Llevábamos horas andando y el sendero se convirtió en una gran explanada sin nada de vegetación. Allí mismo y sin previo aviso comenzaron a sentarse en el pasto en lo que, supuse, sería un descanso obligado en nuestra aventura. Me di cuenta, allí sentado en ese gran claro en medio de la selva formoseña, la impresionante cantidad de luz que daba la luna. Iluminaba todo a nuestro alrededor, aquella luz de luna siempre la recordaré.

Mientras descansábamos fuimos visitados por algunos caballos, que tal vez sorprendidos por nuestra presencia se acercaron para vernos. Seguimos camino, después de unos cuantos minutos de descanso, pero esta vez por grandes extensiones de tierra abierta. De repente todos dejaron de avanzar, como había sucedido horas antes en nuestro encuentro con una yarará, pero esta vez el motivo era distinto.

Uno de los primos cargo el rifle y otro sacó una linterna de una vieja mochila que llevaba en la espalda. Nadie decía una palabra, con lo cual supuse que la situación era seria. Opté por no preguntar ni decir nada y simplemente puse todos mis sentidos en intentar ver que iba a suceder a continuación. Uno de los primos, el más alto (lamentablemente no recuerdo ningún nombre) se puso detrás y colocó el rifle en el hombro derecho del primo que estaba delante. El primo que estaba delante, con el rifle apoyado en su hombro era quien llevaba la linterna y de algún modo, según lo que entendía de la situación, era quien debía “conducir” al primo que estaba detrás preparado para disparar.

Comenzaron a alejarse de nosotros, uno detrás del otro, en plena noche y con la linterna apagada. Noté que cada tanto dejaban de caminar y se quedaban totalmente quietos, como si estuviesen congelados. Acto seguido se movían lateralmente a la izquierda, como si fuesen las manecillas de un reloj y seguían avanzando en línea recta. Parecía como si estuviesen en una especie de danza o baile, aunque todavía no sabía con quién estaban bailando.

“Se mueven para que no les dé el viento en la espalda” me dijo el Trompo al oído, rompiendo el tenso silencio que toda aquella situación había creado. “Ya están por llegar, mira” dijo a continuación señalando con el dedo hacia donde estaban los primos, que ya se veían pequeños en la distancia. La tensión podía palparse en el aire fácilmente.

Según me parecía, estaban acercándose a un matorral en medio de aquella gran explanada de tierra, pero aun no entendía el por qué. De repente el primo que iba delante encendió la linterna apuntando al matorral y de allí, casi instantáneamente, se asomó un largo cuello con una pequeña cabeza. Vi como un flash de luz iluminaba las siluetas de los dos primos y acto seguido el ruido del disparo hizo eco en nuestros oídos, despertando también a aquella selva que dormía a la luz de la luna.

No hizo falta un segundo disparo, cuando comenzamos a acercarnos el ñandú ya estaba muerto. Allí mismo, a la luz de la luna, sacaron los machetes, un par de cuchillos y comenzaron a descuartizarlo. Al poco tiempo el trabajo estaba casi hecho, toda la escena era surrealista ante mis ojos y sin embargo tan normal y cotidiana ante los suyos. Estaba claro que nada debía desperdiciarse, todo tenía un valor y un significado, había que llevarse todo. Quedaban algunos minutos para terminar la faena cuando un gran relámpago iluminó el cielo completamente, seguido del rugido de un trueno. Casi al mismo tiempo todos dejaron caer los cuchillos y machetes al suelo, se miraron con cara de preocupación y dieron por terminado el trabajo. Lo que quedaba del ñandú sería para los habitantes de la selva.

La lluvia comenzó a caer cuando ya estábamos en el sendero que nos había llevado hasta la explanada de los caballos. Ya dentro de la selva, uno de los primos que iba delante, dejó de caminar, giró hacia la izquierda y abandonó el sendero. Todos lo siguieron mientras yo veía la escena desde atrás. “No te salgas del sendero” repetía en mi mente, una y otra vez.

“Vení, acércate, pero no mucho” me dijo el Trompo moviendo la mano para que vaya hacia donde estaban. Caminé hasta el borde mismo del sendero, justo en dirección hacia donde se habían ido y vi que uno de los primos apoyaba su cabeza contra un árbol. Cerró los ojos y al volverlos a abrir noté que una gran sonrisa se había dibujado en su curtido rostro. Con esa gran sonrisa miró hacia donde yo estaba y gritó: “¡Miel!”. Acto seguido golpeó el árbol con el codo, una, dos y tres veces, hasta hacer un agujero en su corteza. Resulta que el árbol estaba hueco y de su interior salieron cientos de abejas zumbando en medio de la noche. Mientras tanto, sin preocupación alguna por las abejas, el primo metía el brazo entero dentro del árbol hueco y sacaba un gran trozo de panal chorreando miel.

Todo eran risas y bromas, sin dudas, esa miel era un tesoro, un oro líquido. Después de recolectar el dulce banquete seguimos nuestro camino de regreso a casa, habíamos caminado durante horas, pero la recompensa obtenida hizo que todo aquel esfuerzo haya valido la pena.

Todavía era de noche y al llegar de vuelta a la casa, vi que a un costado de la pared lateral había una pequeña y ancha columna de ladrillos con una especie de hueco en la parte superior. Parecía ser un altar como esos que se ven al costado de las carreteras. Al acercarme un poco más me di cuenta de que dentro había un plato de comida y un vaso con algún tipo de líquido.

Nos sentamos todos dentro de la casa junto al fuego, en unas viejas y remendadas sillas, mientras uno de los primos preparaba algo para comer. El Trompo se sentó a mi lado y le pregunté: “¿Che, ese altar para qué es?”

“Es para el Pombero” dijo el padre del Trompo con un tono amistoso y la mirada puesta en el fuego. Esta era la primera vez que escuchaba su voz.

“Una noche fría me levanté a echar leña al fuego y lo vi ahí, en aquel rincón. Se ve que esa noche tenía mucho frio, porque nunca entra en casa. Estaba de espaldas, todo encorvado y con la luz del fuego podía verle todos los pelos negros, parecían como espinas”. Mientras hablaba, él y todos los demás tenían sus miradas clavadas en el fuego. “Estuve a punto de agarrarle el bastón, pero no me aminé, pegué media vuelta y me volví a la cama” dijo con un aire de resignación.

“Te acordás los ruidos que escuchaste en la selva, era él. Nos estaba siguiendo para ver qué hacíamos” me dijo el Trompo mientras mordía un pedazo de empanada. “Igual no pasa nada, con nosotros es bueno, siempre le dejamos un poco de comida y algo de tomar”, concluyó con un tono de voz tranquilo y sereno.

Así fueron mis primeras horas en la selva formoseña.

Pasé allí quince días, inmerso en un mundo fantástico, lleno de fabulas e historias, viviendo en un rincón de la Argentina en donde el tiempo se había detenido. Siempre estaré agradecido al Trompo y a su familia; al principio de esta aventura creía que ellos no tenían nada pero al final me di cuenta de que ellos lo tenían todo.