Browsing Tag

grecia

Relatos, Running, Spartathlon

LATINOAMERICANOS EN EL SPARTATHLON

26 octubre, 2018

El Spartathlon es, sin dudas, una de las carreras de ultrafondo más duras del mundo. Tan difícil es completarla que sólo un tercio de los corredores logra llegar a la meta. Los 246 kilómetros partiendo desde la ciudad de Atenas y llegando a la legendaria Esparta atraviesan, carreteras llenas de coches y camiones,  senderos de barro, caminos rocosos, una gran subida al monte Partenio en plena noche con temperaturas mínimas y grandes desniveles. Todo esto con 75 check points a lo largo de toda la carrera y cada uno con su propio «dead-line». La presión y el esfuerzo por alcanzar los CP a tiempo  hace que la carrera sea aun más difícil. El spartathlon es una carrera mítica, está plagada de grandes historias y atletas fantásticos, pero en esta ocasión sólo nos enfocaremos en los atletas latinoamericanos y su desempeño a través de la historia de esta, la mejor carrera de ultrafondo del mundo. 

 

 

 

Por: Pablo Casal

 

 

La primera edición del Spartathlon fue en el año 1983 pero tuvimos que esperar siete años hasta ver un latinoamericano llegar a los pies de Leónidas y completar poder esta carrera.

Fue el argentino Adalberto Maidana, un prócer del ultrafondo de este país, quien tuvo el privilegio de ser el primero, en el año 1990, en tocar los pies de Leónidas y así completar el Spartathlon. Por aquellos años sólo unos pocos conocían la existencia de esta carrera y los que lograban llegar hasta Atenas, lo hacían conociendo muy poco y casi a ciegas, sin saber lo que les esperaba. Esto es lo que hace aún más grande la hazaña de este atleta.

foto4

Adalberto Maidana a los pies de Leonidas en 1990.

Pasaron nueve años y en 1999 otros dos pioneros del ultrafondo argentino decidieron volar hasta Atenas e ir en busca de la gloria. Julio Kaul y Gerardo Re no sólo completaron la carrera, en una de sus ediciones más duras hasta la fecha (de 185 atletas que partieron de Atenas, sólo 51 llegaron a Esparta), sino que también lograron terminar en el puesto 14 y 15 respectivamente de la clasificación general. Un logro increíble por parte de dos grandes atletas y queridos amigos.

101 102

Julio Kaul y Gerardo Re en su llegada a Esparta en 1999.

Llegó el año 2001 y el Spartathlon conoció al mejor ultrafondista de Latinoamérica y uno de los mejores del mundo. El Brasileño Valmir Nunes ganó el Spartathlon en aquel año con 23:18:05hs, la 18° mejor marca de la historia de esta carrera. En 2003 fue segundo y en 2007 consiguió el tercer puesto. Tres veces llegó a los pies de Leónidas y nunca se bajó del podio.

fotos_12_g

fotos_21_g

fotos_19_g

Valmir Nunes ganando el Spartathlon en el año 2001.

Valmir tiene un gran cirruculum de victorias y récords alrededor del mundo, entre ellos una de las mejores marcas de todos los tiempos en 100Km con 6:18:09hs y la 2º mejor marca en la historia de la Badwater135, otra de las carreras más duras del mundo.

valmir_2007

Valmir llegando a los pies de Leónidas. Año 2007.

En los años siguientes pocos atletas latinoamericanos lograron tocar los pies de Leónidas, pero entre esos pocos estaba el gran Uruguayo Dardo Segurola, quien completó la carrera en el año 2006. Llegó el año 2013 y con él la legión Argentina! Seis atletas de este país consiguieron terminar la carrera y lograr así un récord inédito en la historia del Spartathlon.

309548_10150425974906772_2138255476_n

El gran Dardo Segurola. Año 2006.

legion_argentina

La Legíon Argentina del 2013: Kierdelewicz, Cordoba, Rojas, Cordisco, Duarte y Arauz.

 

Al año siguiente, en 2014, sucedió otro hito histórico para los latinoamericanos, la argentina Ivana Farías y la brasileña María Claudia Ferreira fueron las primeras dos mujeres de Latinoamérica en lograr completar los 246km del Spartathlon.

15518732235_f80a969185_z

Ivana Farias, primera mujer Argentina en terminar un Spartathlon. Año 2014.

En 2015 seis latinos lograron besar los pies de Leonidas, ellos fueron: Pablo Barnes y Fernando Petracci de Argentina, Marco Aurélio Martins FarinazzoCarlos Henrique Rufino Gusmao de Brasil, el mexicano Gean Ivan Dagnino y el puertorriqueño Luigi Dessy, logrando este ultimo, algo inédito e histórico para su país Puerto Rico.

petracci_amor

El argentino Fernando Petracci, abrazado a Leonidas. Año 2015.

puertorico_2015

El puertorriqueño Luigi Dessy con la bandera de su país. Año 2015.

 

El 2016 estuvo lleno de récords para los latinos, aquí van:

  • Récord en cantidad de latinos finishers con 13 atletas; cinco argentinos (Pablo Barnes [segundo Spartathlon consecutivo], Ricardo Rojas Peredo [tercer Spartathlon completado], Fernando Petracci [segundo Spartathlon consecutivo], Pablo Berton e Ivana Farías [segundo Spartathlon completado]); cuatro brasileños (Darío Urbano Junior Cracco, Flavio Fernandes Vieira, Eduardo Sant Anna y Branco Ariovaldo Trindade [tercer Spartathlon completado]); dos mexicanos (Iván Dagnino Gean [segundo Spartathlon consecutivo] y Ruben Dario Barrera Munoz); un puertorriqueño (Luigi Dessy [segundo Spartathlon consecutivo]) y una uruguaya (Silvia Amodio).
  • Récord para Pablo Barnes en ser el Argentino mas rápido de la historia de la carrera con 27:05:31hs.
  • Récord para Ricardo Rojas Peredo y Branco Ariovaldo Trindade en ser los únicos dos latinos que completaron el Spartathlon tres veces en los últimos años (El gran Valmir Nunes también posee tres finishers de principios del 2000).
  • Récord para Ivana Farias en ser la única mujer latina con dos finisher en esta carrera.
  • Récord para México con dos finishers por primera vez en su historia.
  • Récord para Iván Dagnino Gean y Luigi Dessy en ser los únicos atletas de su país con dos finishers consecutivos.
  • Récord de Silvia Amodio en ser la primera uruguaya en completar el mítico Spartathlon!

pablo-barnes_1

Pablo Barnes, segundo Spartathlon consecutivo. Año 2016.

rojas_16

Ricardo Rojas Peredo, completando su tercer Spartathlon. Año 2016.

branco-ariovaldo-trindade_16_2

Branco Ariovaldo Trindade, completando su tercer Spartathlon. Año 2016.

En 2017 once atletas latinoamericanos han conseguido el gran objetivo de llegar a Esparta y completar el Spartathlon.

Comenzando por Argentina: Mauricio Duran, Fernando Petracci y Pablo Barnes, llegaron los tres juntos a la meta, algo inédito para un país que tiene un cupo pequeño de atletas inscriptos todos los años, comparado con la propia Grecia, Japón, Alemania o Gran Bretaña. Pero lo más destacado es que estos dos últimos atletas, Pablo y Fernando, se han convertido en los únicos atletas latinos, en la historia de la carrera, que han completado el mítico Spartathlon tres veces consecutivas! Martín Córdoba también fue finisher de la carrera y el cuarto argentino en meta. Con este 2017 Martín ha conseguido su tercer finisher, sus dos anteriores fueron en 2013 y 2014.

En la edición del 2017, dos atletas brasileños fueron los primeros latinos en llegar hasta los pies de Leónidas. Dario Cracco lo logró en la 13º posición con un tiempo de 26:10:20hs. Fue su segundo finisher consecutivo. Marco Farinazzo, fue el segundo atleta de Brasil, llegando 16º, en el que fue su segundo finisher. El tercer brasileño en meta fue Carlos Gusmao, completando así tres finishers no consecutivos en el Spartathlon.

Will Rivera y Jason Romero, ambos de Puerto Rico, pero afincados en los Estados Unidos. Completaron por primera vez el Spartathlon. Lo mismo hizo el mexicano Marco Antonio Zaragoza Campillo y el costarricense Javier Montero, quienes se vieron, también, por primera vez con Leonidas y la meta de esta gran carrera. Javier fue el primer atleta de Costa Rica en completar el mítico Spartathlon!

El argentino Martín Córdoba y su mujer, felicidad pura. 

Farinazzo, Cracco y Gusmao, en la ceremonia de premiacion. 

Javier Montero, primer costarricense en completar el Spartathlon. 

Will Rivera y Jason Romero, de Puerto Rico, antes de comenzar la carrera.

 

La edición numero treinta y seis del Spartathlon ha pasado en 2018 y nos ha dejado muchas alegrías para los atletas sudamericanos.

A continuación repasamos toda la performance sobre los latinos: En el año 2013, la Argentina hacia historia en el mítico Spartathlon. Aquel año seis atletas lograron completar la prueba, algo inédito y nunca visto. Aquella fue la primera “legión argentina”. Este año 2018 la historia volvió a repetirse y una vez más seis atletas argentinos lograron llegar a meta! Mencionamos primero al gran German Cordisco, único integrante de aquella legión del 2013 que volvió a verse con Leónidas en este año 2018. Los atletas Fernando Petracci y Pablo Barnes consiguieron su cuarto finisher consecutivo en la carrera, algo que ningún otro atleta de Latinoamérica ha logrado en la historia de la carrera. Héctor Bengolea logró su segundo finisher en el Spartathlon (anterior 2014). Ariel Polizio llegó a los pies de Leónidas en su debut y en una de las peores ediciones de la historia en esta carrera, debido a las tormentas que azotaron toda la carrera. Por último, pero no por eso menos importante nombramos a la atleta Patricia Scalise, quien se ha convertido en la cuarta atleta latina en lograr completar esta mítica carrera. Mencionar que Patricia, junto a su hija, fueron las asistentes, en el año 2013, de su marido Nicolás Kierdelewicz (integrante de la primera legión argentina). Este año 2018 los papeles se cambiaron y fueron Nicolás y su hija quienes ayudaron  Patri a cumplir su sueño.

Los atletas brasileños, por segundo año consecutivo, logran tres atletas finishers en el Spartathlon. Urbano Cracco se mete en el TOP24 por tercer año consecutivo y por supuesto, con tres finishers consecutivos. Carlos Henrique Gusmao consiguió en este año su cuarto finisher (2014/2015/2017 y 2018). Da Cruz Souza Wladimir, llegó a los pies de Leónidas, faltando veinte minutos para el cierre de la prueba y consiguió así su primer finisher.

Karina Molinas se presentaba en la línea de partida del Spartathlon buscando convertirse en la primera atleta de Paraguay en lograr completar el mítico Spartathlon. Por supuesto que lo ha conseguido y a vez convertirse en la quinta atleta latina en conocer a Leónidas! Felicitaciones Karina! El mexicano Marco Zaragoza se ha convertido en el segundo atleta mexicano con dos finishers consecutivos en la historia de esta carrera (anterior Gean Ivan Dagnino – 2015 y 2016) Ojala en 2019, también lo veamos en la línea de partida.

El puertorriqueño Will Rivera fue, en este 2018, en primer atleta latinoamericano en llegar a los pies de Leónidas. Will cerró el TOP15 de esta edición consiguiendo, también, su segundo finisher consecutivo.

Los argentinos Barnes, Petracci y Cordisco, terminando el Spartathlon juntos.

Carlos Henrique Gusmao, el brasileño con mas finishers en la historia de la carrera.

Karina Molinas, primera atleta de Paraguay en completar el mítico Spartathlon!

 

 

En los 35 años que lleva esta carrera, tan sólo 48 latinoamericanos lograron terminar un Sparathlon: 22 argentinos, 14 brasileños, 5 mexicanos, 2 uruguayos, 3 portorriqueños, 1 costarricense y 1 paraguaya. Lo que hace aun más grande la hazaña de estos valientes!

Continue Reading…

Relatos, Running, Spartathlon

ESPAÑOLES EN EL SPARTATHLON

17 octubre, 2018

El Spartathlon es, sin dudas, una de las carreras de ultrafondo más duras del mundo. Tan difícil es completarla que sólo un tercio de los corredores logra llegar a la meta. Los 246 kilómetros partiendo desde la ciudad de Atenas y llegando a la legendaria Esparta atraviesan, carreteras llenas de coches y camiones,  senderos de barro, caminos rocosos, una gran subida al monte Partenio en plena noche con temperaturas mínimas y grandes desniveles. Todo esto con 75 check points a lo largo de toda la carrera y cada uno con su propio “dead-line”. La presión y el esfuerzo por alcanzar los CP a tiempo  hace que la carrera sea aun más difícil. El spartathlon es una carrera mítica, está plagada de grandes historias y atletas fantásticos, pero en esta ocasión sólo nos enfocaremos en los atletas españoles y su desempeño a través de la historia de esta, la mejor carrera de ultrafondo del mundo. 

 

Por: Pablo Casal

 

 

En el año 1985, en la tercera edición del Spartathlon, José Martínez besó los pies de Leónidas y así se convirtió en el primer español en completar esta mítica carrera. Llegó Esparta con poco más de veinte minutos sobre el final de la prueba. Martínez fue el último atleta en llegar a Esparta en el año en donde tan solo 29 atletas lograron completar los 246km. Algo que, sin dudas, convierte el logro de José Martínez en una verdadera hazaña!

Tuvimos que esperar doce años para volver a ver un español junto a Leónidas y ese fue José Miguel Arrambide quien lo logró en el año 1997.

En 2001 Miguel Martínez Basurco, se convirtió en el tercer español en completar los 246km del Spartathlon.

El gran ultrafondista Ramón Álvarez Sainz y José Alves Costas, en 9º y 16º posición respectivamente completaron esta mítica carrera en el año 2003.

Otro grande es sin dudas Eusebio Bochons quien tiene el privilegio de ser el Español más rápido en esta mítica prueba, 27:40:14 fue lo que tardó en el año 2007 en llegar a la meta y como si esto fuera poco lo hizo quedando 6º de la clasificación general y solo detrás de grandes  del ultrafondo mundial como Scott Jurek, Valmir Nunes y Lukas Jens entre otros! (También ha logrado terminar la carrera en otras tres ediciones, 2009, 2011 y 2015) completando un total de 4 finishers.

59685_107180676115281_311538737_n

Eusebio Bochons, emoción pura. Año 2007.

Después de siete años el Spartathlon volvió a ver a una pareja de españoles convertirse en finishers, en el año  2010 Ángel Marcos De La Mata García y Joan Compte Urgell (foto de portada) lograron besar los pies de Leónidas!

matacomptegallen2011

Ángel Marcos De La Mata García y Joan Compte Urgell, junto a Eddie Gallen e Ivan Cudin. Año 2010

Al año siguiente, 2011, comenzó la racha de 4 finishers consecutivos (2011,2012, 2013 y 2014) de Juan Carlos Pradas, atleta con gran curriculum de carreras y resultados. También en ese año 2011 otros tres españoles consiguieron completar la carrera, Josep Antoni Gardenes Cliville (llegó a la estatua de Leónidas a tan sólo siete minutos del corte final de la carrera), Luis De Santiago Iglesias y Eusebio Bochons.

308958_2487869839746_1465273295_n

Juan Carlos Pradas, al terminar su primer Spartathlon. Año 2011.

En el año 2012 sólo Juan Carlos Pradas logró completar los 246km, pero al año siguiente (2013) otro español pudo terminar la prueba junto a Juan Carlos, el atleta Luis Alberto Núñez Rodríguez.

luis-alberto-nunez-rodriquez-spain_2013

Luis Alberto Núñez Rodríguez. Año 2013.

El año 2014 quedará marcado como el año de los records para los españoles! Primero por ser el año con mas finishers españoles en la historia de la carrera, seis atletas lograron besar los pies de Leónidas y segundo por ser el año en que por primera vez en la historia del Spartathlon una mujer española consigue completar esos míticos 246km! Y no podía ser otra que la gran Eva Esnaola Agesta, quien completo la distancia en 30:52:41hs entrando en el TOP 35 de la carrera! Los otros cinco atletas que terminaron la carrera fueron: Luis Alberto Nuñez Rodriguez por segunda vez consecutiva; Juan Carlos Pradas por cuarta vez consecutiva; Eduardo Cebrian Martinez de Lagos; Emilio José Martínez Quijada y Xavier Alonso Nava.

10678686_839367986103347_862966803687881687_n

Eva Esnaola junto al gran Joao Oliveira, compartiendo juntos esos ultimos kilometros. Año 2014.

cebrian_2014

Eduardo Cebrian Martinez de Lagos en un avituallamiento en la noche griega. Año 2014.

martinez_quijada_2014

Emilio José Martínez Quijada, entrando en el puesto de control Nº32. Año 2014.

En el año 2015, Eusebio Bochons volvió a reencontrarse con Leónidas después de cuatro años y lo hizo junto a otro español que debutaba en la competencia, Francesc Teres Costa. El atleta Xavier Alonso Nava sumo su segundo finisher consecutivo y Oscar Pasarin Gayoso también logró llegar hasta Leónidas, estos dos últimos fueron los españoles numero 17 y 18 en terminar un Spartathlon en toda su historia.

bochons_teres_2015

Eusebio Bochons y Francesc Teres Costa, llegando abrazados a los pies de Leonidas. Año 2015.

12115781_972202076151529_4147636032226909330_n

Oscar Pasarin Gayoso. Año 2015.

En 2016, cuatro españoles lograron besar los pies de Leonidas. Jorge Juan Mendoza Pons fue el primer español en llegar a Esparta consiguiendo su primer finisher en esta carrera. El gran Juan Carlos Pradas volvió a reencontrarse con Leónidas y se convirtió de esta manera en el español con más finishers en la historia del spartathlon, cuatro de forma consecutiva (2011/2012/2013 y 2014) más este 2016. Nuestras felicitaciones a este gran atleta! También completaron los 246km por primera vez, Fernando Ibarra y David Ferrandez Canyadell.

mendoza-pons-jorge-juan_16

Jorge Juan Mendoza Pons, con la mirada puesta en Leonidas. Año 2016.

pradas_16

Juan Carlos Pradas, recibiendo y devolviendo el cariño de los niños que esperan, al costado del camino, para conseguir un autógrafo de los atletas. Año 2016. 

ferrandez-canyadell-david_espanol_2016

David Ferrandez Canyadell, último español en besar los pies de Leonidas. Año 2016.

La edición 2017 del Spartathlon concluyó con cinco atletas españoles llegando a los pies de Leonidas!

El atleta David Ferrandez Canyadell fue el primer español en terminar la carrera en lo que fue su segundo finisher consecutivo. Mia Carol Bruguera tuvo su revancha y pudo este año completar la carrera por primera vez. Junto a él llegó Antoni Badia Muniente quien también consiguió su primer finisher. Tan solo unos minutos más tarde, Jorge Sabugo Sousa tocaba los pies de Leónidas y al igual que los dos anteriores, conseguía su primer finisher en esta mítica carrera.  Por último y más importante, el quinto español en meta fue el gran Juan Carlos Pradas, atleta afincado en Francia desde hace años, quien sigue sumando finishers y este 2017 visitó a Leónidas por sexta vez. Con cuatro  finishers consecutivos de 2011/2012/2013/2014 y un doble finisher en 2016/2017, este atleta es el español con más finishers en la historia del Spartathlon.

Mia Carol Bruguera y Antoni Badia Muniente. Año 2017.

Juan Carlos Pradas, en su sexto Spartathlon completado. Año 2017.

Jorge Sabugo Sousa, de rodillas a los pies de Leónidas. Año 2017.

 

La edición numero treinta y seis del mítico Spartathlon ha pasado en este 2018 y fue una de las peores ediciones de la historia, sino la peor. Lluvias durante, prácticamente, toda la carrera, tormentas terribles y vientos huracanados. Una estampa apocalíptica que solamente un español logro vencer. Diego Rojo Garrido fue el único español que pudo, a pesar de todo, llegar hasta los pies de Leonidas, completando así una gesta digna de los héroes de la Grecia antigua.

Diego Rojo Garrido, único español finisher en 2018.

 

 

Esperemos que en la próxima edición, más españoles puedan llegar a Esparta y completar el mítico Spartathlon!

 

 

FINISHERS

  • Martínez, José – 1985
  • Arrambide, José Miguel – 1997
  • Martínez Basurco, Miguel – 2001
  • Alves Costas, José – 2003
  • Álvarez Sainz, Ramón – 2003
  • Bochons, Eusebio – 2007/2009/2011 y 2015
  • De La Mata García, Ángel Marcos – 2010
  • Compte Urgell, Joan – 2010
  • Gardenes Cliville, Josep Antoni – 2011
  • De Santiago Iglesias, Luis – 2011
  • Pradas, Juan Carlos – 2011/2012/2013/2014 y 2016/2017
  • Núñez Rodríguez, Luis Alberto – 2013 y 2014
  • Cebrian Martinez de Lagos, Eduardo – 2014
  • Martínez Quijada, Emilio José – 2014
  • Alonso Nava, Xabier – 2014 y 2015
  • Esnaola Agesta, Eva María – 2014
  • Teres Costa, Francesco – 2015
  • Pasarin Gayoso, Oscar – 2015
  • Mendoza Pons, Jorge Juan – 2016
  • Ibarra, Fernando – 2016
  • Ferrandez Canyadell, David – 2016 y 2017
  • Carol Bruguera, Mia – 2017
  • Badia Muniente, Antoni – 2017
  • Sabugo Sousa, Jorge – 2017
  • Rojo Garrido, Diego – 2018

 

 

 

*Como pequeña aclaración: Durante mucho tiempo (y hasta el día de hoy en muchos casos), el sistema de control de estadísticas y resultados de la página oficial del Spartathlon, presenta problemas a la hora de identificar a los atletas según su nacionalidad o su país de residencia y viceversa. Por eso optamos por utilizar la página de estadísticas abajo mencionada. Dicho esto, ante cualquier error u atleta español que no esté en nuestra lista, con sólo mencionarlo en algún comentario, será agregado a la misma a la brevedad.

 

 

Fuente de las estadísticas: http://statistik.d-u-v.org/index.php

Relatos, Running, Spartathlon

SPARTATHLON 2018 – RESULTADOS

2 octubre, 2018

 

Se fue una de las ediciones más duras en la historia del Spartathlon griego. Una carrera mítica, llena de historia y una de las citas obligadas para los mejores ultrafondistas del mundo. Los 246km que parten desde la ciudad de Atenas para llegar a la legendaria Esparta forjan héroes o los derrumban, acrecientan leyendas o destruyen reputaciones. Así es el Spartathlon, duro, sin piedad, con los dientes afilados y esperando el mínimo error del corredor. El cuerpo sufre y la mente sufre aún más, pero al final todo tiene su recompensa. En Esparta los espera Leónidas, la corona de olivos y la gloria.

Espiritulibre te trae, por cuarto año consecutivo, los resultados y lo más importante que ha pasado en esta durísima última edición del 2018.

 

Por: Pablo Casal

 

 

TOP 3 MASCULINO

1º- Ishikawa Yoshihiko, Japan – 22:55:13hs

2º- Brunner Radek, Czech Republic – 23:37:25hs

3º- Oliveira Joao, Portugal – 24:34:30hs

 

Como lo anticipábamos en nuestra previa a la carrera, la lucha por los primeros puestos estaría entre los atletas que finalmente ocuparon el podio en este 2018.

Sabíamos que por ausencia del lituano Sorokin (ganador del 2017) este año tendríamos un nuevo ganador del mítico Spartathlon. Y para sorpresa de pocos, el ganador no fue otro que el actual campeón del mundo de 24hs (270.870km), el nipón Ishikawa Yoshihiko, quien llegó a los pies de Leónidas en 22:55:13hs. Con esa marca, el nipón ha conseguido la décima mejor marca en la historia de la carrera, recordamos que este atleta venia de conseguir un cuarto puesto en su debut en el Spartathlon del 2017.

Yoshihiko Ishikawa, winner Spartathlon 2018.

El segundo puesto fue para el checo Brunner Radek, quien logró su segundo puesto consecutivo y su cuarto finisher, también de forma consecutiva. Recordamos que el checo fue tercero en 2016, tres años seguidos subiéndose al podio, impresionante!

El checo Brunner, cruzando el famoso puente amarillo.

El tercer escalón fue para el gran Oliveira Joao, de Portugal. Esta leyenda del Spartathlon completó este 2018 su sexto finisher consecutivo, con victoria en el 2013 incluida! En sus últimos cuatro finishers nunca bajó del TOP12! También posee otros tres finishers consecutivos (2009, 2010 y 2011).

Joao Oliveira, con una sonrisa a pesar de la dureza del clima. 

 

TOP 3 FEMENINO

1º- Maraz Zsuzsanna, Hungary – 27:05:28hs

2º- Kašparová Kateřina, Czech Republic – 27:47:16hs

3º- Honkonen Teija, Finland – 28:36:08hs

 

Como lo anticipábamos, también, en nuestra previa, la húngara Maraz tenía todas las papeletas para hacerse con el triunfo en esta edición del Spartathlon. Pese a lo duro del clima, Maraz no fallo a los pronósticos y llegó a los pies de Leónidas como primera fémina y décimo séptima de la clasificación general. Esta gran atleta fue ascendiendo en el podio, año tras año. Fue tercera en 2016, segunda en 2017 y este 2018 se ha llevado la victoria, por supuesto con un triple finisher consecutivo en el camino. Excelente performance!

Zsuzsanna Maraz, en los primeros tramos de la carrera.

El segundo puesto fue para la atleta checa, Kateřina Kašparová, quien debutaba en esta carrera. Kateřina, si bien no posee un gran curriculum de carreras, este 2018 ha logrado ganar las 12hs de Lauf in Irdning, en Austria, con una marca de 133.042 km. Sus marcas en 100km y 24hs son 8:32:00hs y 202.927km, respectivamente.

La finlandesa Tejia Honkonen se hizo con el tercer puesto en este 2018, mejorando su clasificación entre las féminas del 2017, cuando termino la prueba en la décimo novena posición. Tejia completó su segundo Spartathlon de forma consecutiva.

Continue Reading…

Relatos, Running, Spartathlon

PREVIA SPARTATHLON 2018 – LEYENDAS, CANDIDATOS Y RÉCORDS.

24 septiembre, 2018

Faltan solamente días para una nueva edición del mítico Spartathlon griego. Una de las carreras con más historia y atractivo del mundo entero. Por cuarto año consecutivo, espiritulibre te trae la mejor previa a esta carrera que puedas encontrar! Todo lo que necesitas saber sobre la edición numero treinta y seis de esta magnifica carrera de ultrafondo, lo tendrás en esta previa.

A continuación haremos un pequeño resumen analizando la lista de inscriptos de este año 2018 y veremos quienes son los candidatos a llevarse la victoria, tanto en féminas como en hombres. Sin dejar de lado todos los datos que más nos gustan, como los finishers consecutivos, la performance de los atletas latinos, las leyendas del Spartathlon y muchos datos más!

 

Por: Pablo Casal

 

CANDIDATOS MASCULINOS – SPARTATHLON 2018

Para comenzar les mostraremos cual fue el TOP10 masculino de la última edición de esta mítica carrera y quienes de esos atletas NO estarán este año 2018 en la línea de salida.

 

TOP 10 MASCULINO SPARTATHLON 2017

1- 22:04:04hs – Sorokin, Aleksandr, LTU – NO FIGURA EN LA LISTA DE INSCRIPTOS.

2- 22:49:37hs – Brunner, Radek, CZE

3- 22:58:40hs – Sideridis, Nikolaos, GRE

4- 23:20:56hs – Ishikawa, Yoshihiko, JPN

5- 24:30:07hs – Bialobrzeski, Sebastian, POL – NO FIGURA EN LA LISTA DE INSCRIPTOS.

6- 24:51:00hs – Sagan, Lukasz, POL – NO FIGURA EN LA LISTA DE INSCRIPTOS.

7- 24:57:11hs – Cointepas, Nicolas, FRA – NO FIGURA EN LA LISTA DE INSCRIPTOS.        

8- 25:38:33hs – Shigemi, Takayoshi, JPN – NO FIGURA EN LA LISTA DE INSCRIPTOS.

9- 25:51:49hs – Pereira Oliveira, Joao Felisbino, POR

10- 25:52:29hs – Hokes, Martin, CZE – NO FIGURA EN LA LISTA DE INSCRIPTOS.

 

Como vemos en el listado, seis atletas del TOP10 del año 2017 no serán de la partida en este año, entre ellos el actual ganador del Spartathlon, el lituano Aleksandr Sorokin. Recordamos que el lituano logró, el año pasado y en su debut, la quinta mejor marca de la historia de la carrera. Por encima de Sorokin, solamente quedó Yiannis Kouros y sus cuatro marcas legendarias! Mencionar que Aleksandr es la actual medalla de bronce europea de 24hs con 260.991km.

Quienes sí estarán serán los otros tres atletas del TOP4, comenzando por el segundo clasificado, el checo Radek Brunner que al igual que Sorokin corrió de una manera increíble. Aunque llegó a los pies de Leónidas cuarenta minutos más tarde del lituano, la marca de Brunner fue la séptima mejor marca de la historia. Radek irá este 2018 por su cuarto Spartathlon consecutivo, fue 30º en 2015, 3º en 2016 y 2º en 2017. ¿Será este su año de la victoria?

El tercer clasificado en el año 2017 fue el griego Nikolaos Sideridis quien también ha corrido de manera magnifica y llegó a los pies de Leónidas antes de las 23hs. Que los tres primeros clasificados hayan llegado antes de las 23hs es algo que nunca antes había sucedido en la historia de la carrera. En 2018 Nikolaos correrá su tercer Spartathlon consecutivo.

El nipón Yoshihiko Ishikawa, actual campeón del mundo de 24hs (270.870km) y cuarto clasificado en la última edición del Spartathlon también será de la partida en 2018. Joao Oliveira es el último de los diez mejores atletas del 2017 que estarán en la línea de partida en esta edición del 2018. El portugués Joao es, sin dudas, una de las leyendas del Spartathlon y su curriculum en esta carrera es impresionante! En 2017 completó su quinto finisher consecutivo, su racha comenzó en 2013 con una victoria en esta mítica carrera. Al año siguiente y siendo el campeón defensor, abandonó su carrera para ayudar a la atleta española Eva Esnaola a llegar a los pies de Leónidas. En sus tres últimos finishers nunca bajó del top12. También posee otros tres finishers consecutivos (2009, 2010 y 2011).

Quitando los candidatos que el año pasado han logrado estar en el TOP10 de la carrera, debemos mencionar también al gran atleta alemán, Florian Reus quien ha sido uno de los mejores ultrafondista alemanes de la historia. Reus fue múltiple campeón de Europa de 24hs y campeón del mundo de 24hs entre muchas otras grandes gestas. Dentro del Spartathlon en 2013 y 2014 se quedó a las puertas de la victoria con dos segundos puestos consecutivos, pero en el año 2015 si pudo celebrar la victoria. Reus llegó a los pies de Leónidas antes que nadie y consiguiendo así, uno de los triple finishers consecutivos más importantes de la historia de la carrera.

Otro de los grandes candidatos será el correcaminos italiano Marco Bonfiglio, segundo en el año 2016 y cuarto en 2014 (con cuatro finishers consecutivos del 2013 al 2016). Otro italiano con muy buenos resultados y también candidato es el joven Enrico Maggiola, veremos cómo le va en su debut en el Spartathlon.

Por último, pero no por eso menos importante, nombramos a Ruben Delgado Gil. Este atleta español viene teniendo un excelente 2018 y veremos si puede pelear para entrar en los primeros puestos de esta gran carrera. Lo mismo decimos del atleta brasileño Dario Cracco Junior Urbano quien fue el latinoamericano más rápido del 2017 (13º de la clasificación general)  y del atleta argentino Pablo Barnes, quien irá por su cuarto Spartathlon consecutivo y siempre es una fija para luchar por esos primeros puestos.

CANDIDATOS MASCULINOS – SPARTATHLON 2018.

Continue Reading…

Entrevistas, Running

UN CAFÉ CON EDDIE GALLEN

8 noviembre, 2017

Es prácticamente imposible no haberse cruzado con Eddie Gallen en una carrera de ultrafondo aquí en España. Ha participado en más de una docena de ediciones de los 100km pedestres de Madrid, otras tantas en los 100km de Cantabria y en muchas otras carreras de 100km dentro del país. Si hablamos de 24hs, Eddie ha estado presente en todas las ediciones de las 24hs de Barcelona y su curriculum de carreras es impresionante, promediando desde hace más de una década seis o siete ultras de gran nivel al año. Nacido en Irlanda, lleva diez años consecutivos representando a su país, con el equipo de 24hs, en campeonatos del mundo y europeos. Y si todo esto les parece poco, Eddie también fue finisher del mítico Spartathlon griego en cuatro oportunidades.

A continuación, les mostramos nuestra charla con este gran atleta en donde nos cuenta su historia, sus comienzos y sus recuerdos más bonitos en esta fantástica disciplina que es el ultrafondo.

 

Por: Pablo Casal

 

– A tan solo 10 días del Spartathlon griego, nuestra primera pregunta es casi obligatoria, has logrado completar esta mítica carrera en cuatro oportunidades (2010/2011 y 2014/2015), ¿el año 2010 fue tu primer intento en esta carrera?

– Al Spartathlon fui seis veces, dos veces he abandonado y he logrado terminar la carrera en cuatro oportunidades, mi primera vez fue en el año 2001, donde tuve que abandonar y tardé diez años en volver a correr esta carrera por que no quería fracasar otra vez. Por aquellos años no había tanta información y la verdad es que fui sin estar preparado, leías alguna cosa o alguien te contaba algo sobre los puntos de control y esas cosas pero no había mucho más.

– Pasaron diez años y allí estabas nuevamente, valió la pena la espera, verdad?

– La verdad que sí, valió la pena la espera, fue algo increíble! Después de fracasar la primera vez, sueñas con poder terminarla y yo lo soñé durante diez años. Esos metros finales con todas las banderas, la gente aplaudiéndote, todo ese ambiente es algo que nunca se olvida.

– Aunque ibas mejor preparado, hubo momentos en que pensabas que no ibas a poder completar esos 246km?

– Estuve a punto de retirarme, iba hablando con un periodista irlandés y le dije “Yo abandono, no puedo más, voy a esperar que me coja el autobús y voy a retirarme”. Estuve horas y horas caminando solo por la noche cabizbajo y de repente paso por al lado de un corredor que estaba sentado en la carretera. Me paré a preguntarle si estaba bien y me dijo que sí, pero que se había lesionado el tobillo y se iba a retirar. Le dije que yo también me iba a retirar y me dijo “No, no, que tú puedes! Estas entero, estas muy bien, hazme caso!”. Entonces seguí caminando y empecé a pensar en lo que me había dicho y gracias a él (Harvey Lewis) y lo que me dijo pude cambiar la cabeza y lograr terminar. Pensar que si hubiese pasado por su lado sin decirle nada, seguramente me hubiese retirado un poco más adelante.

– Y como les pasa a la mayoría, al año siguiente, en 2011, volviste al Spartathlon, ¿que crees que tiene de especial o mágico esta carrera?

– Para mí es la mejor carrera que he corrido en mi vida, es como una droga, te engancha pero claro, en el buen sentido. Recuerdo que en la cena de clausura dan un discurso y dicen “Atletas, habéis venido de los cuatro rincones del mundo y vuestra presencia nos honra. Los que han logrado terminar y los que no, a partir de ahora somos una familia y cada año la familia es más grande” es un mensaje muy bonito, aunque no sé si son esas palabras exactas, pero yo creo que ese mensaje es lo que transmite la carrera.

– Y tu segundo abandono, fue al año siguiente, una edición muy recordada por el extremo calor, ¿que recuerdas?

– El año del calor en que terminaron, si no recuerdo mal, solamente el 22% de los atletas, abandoné en el kilómetro noventa. Fue semanas después del mundial de 24hs de Katowice, donde participé representando a mi país Irlanda y no tuve el tiempo necesario para recuperarme. Incluso si hubiese estado bien, el calor de ese año fue terrible.

– ¿Con que recuerdo te quedas de tus cuatro finishers en esta mítica carrera?

– Tengo muchos recuerdos, en lo personal con el 2015, donde hice mi mejor marca, pero para mí, más allá de las marcas, es la mejor carrera que hay, desde la organización, gente muy simpática, los hoteles y el servicio, los avituallamientos, la cena de clausura, todo lo que rodea a la carrera en si es muy bonito.

– Hablando de tu impresionante currículum de carreras, vemos que tu primera carrera de ultrafondo son los 50km de la subida al veleta en 1999, ¿es así?

– Estuve pensando sobre mi primera carrera de ultrafondo y no es esa, la primera fueron los 100km de Corricolari, en el año 1995. Fue el año que en Madrid hubo una tormenta terrible, recuerdo que se estaba jugando la final de la Copa del Rey en el Bernabéu y la tuvieron que suspender por la lluvia. La organizadora del evento dijo que quien lograra terminar, a pesar de la tormenta, tendría inscripción gratis de por vida. Terminamos muy pocos la verdad y yo terminé destrozado porque durante el día nos abrasamos por el calor y por la noche nos cayó una tormenta increíble. Si hubiese estado solo, habría abandonado, pero íbamos en un grupo y logramos terminar.

– Esa fue tu primera carrera de ultrafondo, y ¿tu primera maratón cuando fue?

– Mi primer maratón fue en Irlanda, el maratón de Dublín, en el año 1982. Al año siguiente hice Belfast y luego en Dublín otra vez. Me vine a vivir a España, estuve dos o tres años sin hacer nada y volví a correr maratones, la primera en España fue Barcelona, después creo que hice Madrid, Jerez e hice muchas de montaña como el Alpino Madrileño, después de eso fue que nació la idea de correr esos 100km de Corricolari y allí comenzó todo.

– La primera maratón en algo muy importante, ¿como fue esa experiencia?

-Tenía veinte años y nada de experiencia, terminé en seis horas y doce minutos. Desde el kilómetro quince, casi todo caminando. Recuerdo que, mientras se hacía de noche, bajaban las señoras con unas mesitas y ponían té, café y galletas para lo que estábamos participando, eso fue muy bonito. Lo mejor fue llegar a la meta, está claro. Con los años he mejorado he!

– Dar el salto al maratón es siempre un paso importante, ¿habías corrido anteriormente carreras de menor distancia como preparación?

– De pequeño siempre había jugado al fútbol, pero nunca había hecho nada de atletismo ni correr. En esa época estaba de moda que cada ciudad se monte su propia maratón y ese año 1982 vi el maratón de Belfast que pasaba por mi casa, había un ambientazo y ahí surgió la idea. Pero el maratón fue mi primera carrera, no había corrido nada antes de esa carrera. Me acuerdo que corrí con el pantalón y la camiseta de Argentina, porque me gustaba mucho el equipo con Kempes y Maradona.

– Hablábamos antes de tu gran currÍculum de carreras y entre muchas carreras de asfalto vemos el famoso UTMB, ¿como es correr por esas montañas?

– Cuarenta y tres horas tardamos, empezamos corriendo y luego hicimos casi todo andando con mi compañero Luis. Fue en el año 2006, no había tantos medios como hay ahora pero era una carrera prestigiosa. Eso si es que una carrera de montaña, ves a lo lejos una montaña y piensas “Hasta allí no nos van a hacer subir” y la tienes que subir, después ves otra más alta y lo mismo. En un momento estuvimos a punto de retirarnos, empezó a llover la segundo noche y yo no tenía bastones, íbamos patinando en el barro y pensamos en abandonar pero al final decidimos intentar y seguir en carrera, al final llegamos, como zombis pero llegamos. Fue una buena experiencia pero no creo que la vuelva a hacer.

– Si tuvieses que elegir una carrera de ultrafondo aquí en España, ¿con cual te quedas y por qué?

– Es difícil pero los 100km de Madrid, en Vallecas, es una carrera que me gusta mucho. Por la historia que tiene, por Rafa y sus hijas que llevan años organizando la carrera, es un ambiente muy bonito. Lo conozco a Rafa desde hace veinte años y la carrera es muy chula.

En el año 2004 participaste en la primera edición de las 24hs de Barcelona y ganaste la carrera, ¿qué recuerdos tienes y como ha cambiado esa carrera después de tantos años?

– Aquella primera edición éramos solamente ocho participantes, dos corríamos y los otros seis caminaban. Recuerdo que me llamó Paris Canals una o dos semanas antes y me dijo “Se van a hacer unas 24hs en Barcelona y creo que las puedes ganar”. Bueno le dije y me apunté, la verdad que éramos pocos pero al final gané con 207 kilómetros, que fue mí mejor marca por algunos años. Las 24hs de Barcelona han mejorado mucho con los años y la verdad que la carrera ha cambiado muchísimo, he estado presente todos los años y este 2017 también iré.

– Has participado, prácticamente, en todas las ediciones de las 24hs de Barcelona y en distintas distancias, ¿cuales fueron tus mejores marcas dentro de esa carrera?

– Creo que en 24hs fue en el año 2008, que quedé segundo con 216 kilómetros. En 2015 también quedé segundo en 12hs con 134 kilómetros y en 6hs algo así como 72 kilómetros hice en 2016, ese año quedé cuarto. Este año correré las 12hs.

– Estaríamos locos si no te preguntáramos por tus participaciones en los Europeos y Mundiales de 24hs, representando a tu país Irlanda, pero lo  primero y más importante, ¿como comenzó todo?

– Todo comenzó en el año 2007, en el Campeonato Europeo de 24hs que se disputo aquí mismo en Madrid. Ví que en 2006 Irlanda había mandado un equipo al mundial de 24hs de Taipei y al ver las marcas me di cuenta de que yo también tenía marcas similares. Me puse en contacto con Richard Donovan, quien en esa época era el jefe del ultrafondo en Irlanda. Recuerdo que le pregunte “¿Vas a mandar un equipo al europeo de Madrid?” y me dijo que no. Entonces le dije “Puedo ir yo, que ya vivo aquí en Madrid!” y me inscribió. Así fue como empezó todo.

– ¿Y que recuerdas de esa primera participación en un Campeonato Europeo de 24hs representando a tu país?

– Recuerdo muchas cosas, estaba solo con mi banderita de Irlanda. Algo un poco gracioso fue que como me apuntaron tarde, no pudieron mandarme la ropa del equipo. Así que tuve que improvisar con un jersey que tenia de rugby de Irlanda y un chándal color verde. Un poco improvisado todo, pero el recuerdo que te queda de estar allí con la bandera de tu país, representándolo, es muy bonito.

– Ese mismo 2007 y a los pocos meses, estabas debutando, también con Irlanda, en un campeonato del mundo de 24hs, esta vez, imagino que bien equipado, ¿verdad?

– Si, si, fue en Canadá, en Drummondville, ya con todo el equipo de Irlanda y la vestimenta adecuada. Ese año no me salió bien, pasamos un calor de locos, parecía una sauna. Al año siguiente el mundial se disputó en Seúl, que fue junto con Drummondville, los dos sitios más lejanos a los que viajé para participar de un mundial. Los seis mundiales siguientes en los que participé ya fueron en Europa.

– Repasemos: Desde aquel 2007 has participado en todos los campeonatos europeos y mundiales de 24hs que se han disputado, hasta este último del 2017 que fue en tu tierra Belfast, ¿como fue la experiencia de correr allí?

– Fue algo increíble, porque aparte de que soy de allí, fui el capitán del equipo. Fue el mejor fin de semana de mi vida, correr en mi ciudad, ser el capitán de tu país. Al final en la carrera hice 226km, que es mi mejor marca con Irlanda, así que eso también es algo que se suma a todo aquel gran fin de semana.

– Allí en Belfast, en el último campeonato del mundo de 24hs, se vivió algo que a nuestro humilde entender, se ha agrandado y exagerado mucho en las redes. El hecho de que fallara durante un tiempo, el sistema de cronometraje. ¿Como lo has visto tu desde dentro?

– Sí, creo que se ha exagerado un poco todo, lo más triste es que quien organizó el campeonato del mundo y organiza allí mismo el campeonato de Irlanda cada año, es un tío majísimo que lo hace todo junto a su familia. Todo lo ha hecho muy bien, el alojamiento, las comidas y cenas muy bien, el transporte también. El cronometraje le salió mal, eso es verdad, el contrató una empresa que se dedica a eso y ha fallado. No es su culpa y el pobre hombre ha quedado muy tocado por la situación, estuvo dos años preparando todo y por ese fallo parece como que todo estuvo mal, es una pena la verdad.

– También en tu tierra, has participado de todas las ediciones de la carrera “Energía 24hs”, ¿qué tiene de especial esa carrera para ti?

– Lo primero y principal es que la carrera es en mi ciudad, Belfast. La primera edición fue en el año 2010, empezaron en una pista de atletismo, en un ambiente muy familiar. Recuerdo que me enteré de la carrera cuando volvíamos del mundial de 24hs del 2010 en Brive, Francia. Íbamos camino al aeropuerto, con los otros irlandeses del equipo y Richard Donovan, comentó que había alguien en Belfast que quería montar unas 24hs en una pista de atletismo. Al averiguar en donde era, me di cuenta de que en esa misma pista había estado yo cuando tenía 16 años, el día que se inauguró, porque mi hermano participaba de la ceremonia de apertura. Esas 24hs en 2010 fueron las primeras 24hs que se organizaron en Belfast. Muchas casualidades y coincidencias como para no estar presente. Por suerte no he faltado a ninguna edición desde ese año. En el año 2016 cambiaron al parque en donde están ahora, que por cierto fue en donde hice mi mejor marca, 230 kilómetros.

– Volviendo a la actualidad, imagino que estarás entrenando para las 12hs de Barcelona, ¿como viene la preparación y con qué objetivos vas a llegar a la pista de Can Drago?

– La idea es intentar superar mi marca del 2015, de 135 kilómetros, que también es el record de Irlanda de 12hs. Hablando ya de la preparación y los entrenamientos, nunca he tenido ningún plan fijo, siempre depende de mi trabajo y los huecos que tengo. Si por ejemplo entreno para unas 24hs intento hacer seis horas el sábado y tres el domingo o cinco y cuatro, depende. Para estas 12hs estoy bajando un poco las horas y sumando un poco más de velocidad.

– Debemos preguntarte en donde es que realizas un entrenamiento de seis horas, ¿en una pista de atletismo, en Casa de Campo o vas hasta algún sitio puntual y vuelves?

– Cuando tengo que realizar ese tipo de entrenamientos suelo hacer el anillo ciclista de Madrid, que son 65 kilómetros. Ya lo he hecho como seis o siete veces, cuando tengo que hacer esos entrenamientos fuertes. Otra vez hice unos 72 kilómetros por Casa de Campo y alguna vez fui desde mi casa hasta el Pardo, que serán unas cuatro horas, depende de muchas cosas.

– Pensando en el año que viene, cuáles son tus planes para el 2018?

– Para el año que viene estoy esperando a ver si hay un europeo, si no intentaré ir al Spartathlon, si hay fondos. Aparte de eso, el campeonato de Irlanda de 24hs, que es todos los años en Belfast en el mes de Julio, en la “Energia 24hs”. Este 2017 fue el sexto año que se disputó un campeonato de Irlanda de 24hs y quedé cuatro. De los anteriores campeonatos tengo tres bronces, una plata y un oro.

– Solo nos queda felicitarte por todos tus logros y carreras, desearte lo mejor en tus próximas competencias y como última pregunta, ¿te queda algo por correr?

– Me queda pendiente intentar hacer bien una carrera de 6 días y unas 48hs. Hice una de 48hs hace algunos años en Alemania y me gustaría correr otra vez una carrera así, pero más adelante. Ahora mismo estoy con la selección de Irlanda de 24hs que eso es lo importante, hasta que aguante, estoy concentrado en eso, que el nivel de atletas está subiendo mucho. Para las 48hs no tengo prisa, queda tiempo por delante. La de los 6 días también la tengo pendiente, en 2015 fui a los 6 días de Francia y me fue muy mal, no por mí, sino por motivos ajenos a mí; terminé abandonando en el segundo día. Sin entrar mucho en detalles, decir que no me ha quedado un buen recuerdo de esa carrera. Pero como dije antes, la idea es mantenerme con la selección de Irlanda algunos años más y después ya veremos lo que depara el futuro.

 

Desde espirutlibre agradecemos al gran Eddie Gallen el tomarse un tiempo de su día para quedar con nosotros, tomar un café y compartir su historia. También le deseamos el mayor de los éxitos en las 12hs de Barcelona y en todas sus próximas aventuras.

Relatos, Running, Spartathlon

FINISHERS CONSECUTIVOS – SPARTATHLON

17 octubre, 2017

El Spartathlon es, sin dudas, una de las carreras de ultrafondo más duras del mundo. Tan difícil es completarla que sólo un tercio de los corredores logra llegar a la meta. Los 246 kilómetros partiendo desde la ciudad de Atenas y llegando a la legendaria Esparta atraviesan, carreteras llenas de coches y camiones,  senderos de barro, caminos rocosos, una gran subida al monte Partenio en plena noche con temperaturas mínimas y grandes desniveles. Todo esto con 75 check points a lo largo de toda la carrera y cada uno con su propio “dead-line”. La presión y el esfuerzo por alcanzar los CP más importantes a tiempo hace que la carrera sea aun más difícil.

Correr el Spartathlon es una experiencia tan extenuante que los participantes llevan el cuerpo y la mente a limites inimaginables, sabiendo, también, que el fallo más pequeño los puede dejar fuera de carrera.

Muchos se atreven a participar, pero pocos son los afortunados que logran llegar a Esparta; tocar  y besar los pies de Leónidas. Completar esta mítica carrera deja el cuerpo y la mente en un estado de agotamiento tremendo, pero entonces?!……..Por qué al año siguiente, muchos de estos valientes vuelven a estar en la línea de salida preparados una vez más, para volver a sufrir y llegar a sus cuerpos y mentes esos limites inimaginables.

En espiritulibre te contamos quienes son esos grandes atletas que no sólo lograron terminar el Spartathlon, sino que al año siguiente volvieron y también triunfaron; y al año siguiente lo mismo y al siguiente, y al siguiente…..…leyendas del Spartathlon que a día de hoy, algunos al menos, pueden seguir acrecentando su historia!

 

Por: Pablo Casal

 

En el mapa de portada te mostramos sólo a algunos atletas, que a nuestro humilde entender fueron y son los grandes protagonistas de esta mítica carrera, sabemos que colocarlos a todos sería imposible. Recordamos también, que en esta ocasión, nos enfocamos solamente en atletas con finishers consecutivos!

 

 

19 ediciones – Low Andras – Hungria – 2000/2018.

El húngaro arrancó su tren imparable en Atenas en el año 2000 y nunca se detuvo. Sus 19 ediciones consecutivas lo colocan en el escalón más alto de nuestra cuenta.

En su segundo Spartathlon, en el año 2001 consiguió su mejor puesto hasta ahora, una 6° posición con 27:46:27hs. Su mejor tiempo. El año 2015 llegó en el puesto numero 145 y a poco mas de media hora del cierre de carrera, una sorpresa dado que este atleta nunca había bajado del TOP 31 en todos sus finishers, el 2016 también fue parecido dado que Low llegó en el puesto 149, pero esta vez como un poco más de margen. En 2017 y 2018, Andras obtuvo el 63º y 111º puesto de la Clasificación General respectivamente.

Andras logró llegar a los pies de Leónidas en el año 1992 y 1993. Sumando todos sus finishers, con 21 ediciones, es también quien más veces ha completado la prueba en la historia de la carrera!

 

15 ediciones – Pallaruelo Gilles – Francia – 2002/2016.

El galo es una de las leyendas vivas de esta carrera, a partir del año 2002, nunca faltó a su cita con Leónidas en Esparta! Su mejor tiempo es de 32:24:34hs. En el año 2008.

En 2013, participó junto a su hijo Ángel, que debutaba en la carrera con 20 años, siendo el atleta más joven de esa edición. Llegaron juntos a Esparta en 35:12:29hs.

En el año 2014 Ángel volvió a Atenas y consiguió, esta vez un poco antes que su padre, terminar su segundo Spartathlon consecutivo, será el inicio de otra gran racha por parte del hijo de Gilles?! Este 2015 pudimos ver como Gilles besaba los pies de Leonidas por 14ta vez consecutiva, pero su hijo Ángel no tuvo la misma suerte. En 2016 el francés volvió a besar los pies de Leonidas y completo 15 ediciones consecutivas.

Con un poco de tristeza decirles que en 2017 se ha cortado la gran racha de finishers consecutivos que llevaba este gran atleta francés. Pero también decir que en 2018 el gran Gilles ha vuelvo a visitar a su viejo amigo Leónidas.

 

14 ediciones – Malinowski Zbigniew – Polonia – 2004/2017.

El Polaco empezó con el pie derecho su gran racha en esta mítica carrera. En 2004, su primer año de la racha, llegó a Esparta consiguiendo un gran 11° puesto en 29:40:08hs. Su mejor puesto y tiempo hasta ahora. En 2017 Malinowski llegó a los pies de Leónidas en el puesto 183º de la Clasificación General con un tiempo de 34:42:57hs. siendo este año su último de su racha, ya que el polaco no ha podido completar la prueba en 2018.

 

14 ediciones – Gogos Apollonios – Grecia – 2004/2017

El griego con más ediciones consecutivas logró ampliar su palmarés en 2016!

En el año de su debut consiguió su mejor puesto, 36° con 34:20:22hs. Sin embargo su mejor tiempo lo logró en el año 2009 con 31:53:00hs. Llegó en el puesto 41°. En su 14º visita consecutiva a Leónidas llegó en el puesto 219º de la C. General con un tiempo de 35:11:33hs. y al igual que Zbigniew Malinowski, lamentablemente, su racha ha llegado a su fin.

 

13 ediciones – Funada Kimie (Noto) – Japón – 1995/2007.

La mujer con más finishers consecutivos de la historia de la carrera y probablemente lo sea para siempre!

Kimie debutó en el año 1995, pero tuvo que esperar casi diez años para conseguir su mejor marca, fue en el año 2004 con 29:57:40hs. Quedó 12° en la clasificación general. Este año fue la primera mujer en besar los pies de Leónidas.

En 2007 fue su última edición consecutiva, lo que hace que el récord ya no puede ser ampliado, aunque en 2009 y 2011 corrió y consiguió terminar la carrera. En la categoría femenina el rendimiento de la nipona es impresionante. En su racha de 13 ediciones nunca bajó del 7° puesto, ganó en 2004 y 2005, fue 2° en 1997, 1998, 1999, 2001 y obtuvo el tercer puesto en los años 1995 y 1996.

 

 

13 ediciones – Nishimura Yoshio – Japón – 1997/2009.

Otro atleta del país del sol naciente, Yoshio empezó su cuenta particular en el año 1997. Pero el año 2003 fue, sin dudas, su mejor año, consiguió un 8° puesto con 28:18:33hs. También fue su mejor tiempo.

Su récord quedará en 13 ediciones, lo que no es poco, verdad?!

 

12 ediciones – Meadowcroft Robert – UK – 1983/1994.

Robert fue uno de los 45 valientes que en el año 1983 emprendieron el viaje a Esparta en el primer Spartathlon de la historia!

Gran valor tienen sus 12 ediciones consecutivas, ya que por aquel entonces, como todos sabemos, la carrera era mucho más salvaje y arriesgada. En 1988 llegó en 5°lugar, su mejor año, con 29:52:04hs. En el año 1997 y 1998 Robert volvió a llegar a los pies de Leónidas.

 

11 ediciones – Karl Hubert – Alemania – 2001/2011. (+3 ediciones 1997/1999 +4 ediciones 2013/2016)

El alemán comenzó su racha en 2001, donde llegó en el puesto 25° con 32:35:36hs. Y le duró hasta el 2011.

Sin embargo, también logró terminar la carrera en otras 9 ocasiones!!!!

Fue finisher en el año 1992 y 1993, volvió a completarla en el año 1997, en 1998 logró su mejor marca con un 10° puesto en 28:59:20hs. En 1999 también quedó en la décima posición, consiguiendo un triple finisher consecutivo. En 2013, 2014, 2015 y 2016 esta máquina alemana volvió a besar los pies de Leónidas, consiguiendo un cuádruple finisher consecutivo!! Karl es, junto a Low Andras, el atleta con las finishers, no consecutivos, en la historia de esta carrera con 21 visitas a Leónidas, contando su última visita en este 2018!

 

Continue Reading…

Gallery, Photos, Running, Spartathlon

IMÁGENES CON HISTORIA – Kurumi Wakaki – Spartathlon.

12 octubre, 2017

IMÁGENES CON HISTORIA I – Spartathlon.

Kurumi Wakaki, Japon

 

Por: Pablo Casal

 

En esta primera entrega de «Imágenes con historia» del mítico Spartathlon griego, les presentamos a la atleta nipona Kurumi Wakaki, quien ha finalizado, en este 2017, la carrera por tercer año consecutivo. La nipona se ha convertido en un clásico instantáneo con su vestimenta totalmente blanca, por delante y graffitis negros por detrás. Como verán en las imágenes, entre los dibujos de su espalda, se ve una frase escrita en griego. Consultamos con el gran Marios Fournaris y nos dijo que, aunque es una frase muy difícil de traducir, su significado es algo así como: «Bravo Go Go!».

Esperamos seguir viendo a Kurumi y su look particular, por muchos años más en el Spartathlon!

A continuación, un pequeño resumen de esta atleta de Japón. Acompañado de las mejores imágenes de Kurumi, a través de los años y de su particular forma de vivir el Spartathlon.

 

-2015

Su clasificación, en su primer visita a Leónidas, fue en el puesto 153º de la general y fue la 18º fémina con un tiempo de 35:36:10hs.

-2016

En este año, completó la carrera en el 71º puesto de la clasificaron general y fue 9º fémina, con un tiempo de 32:36:58hs.

-2017

Kurumi llegó a los pies de Leonidas en el 64º puesto de la clasificación general y fue la 12º fémina, con un tiempo de 30:55:21hs.

La japonesa, a mostrado una progresión de más de cinco horas y media con respecto al 2015. Increíble performance!

 

Imágenes: Web oficial del Spartathlon/sparta photography club.

Relatos, Running, Spartathlon

SPARTATHLON 2017 – RESULTADOS

4 octubre, 2017

Se fue una edición más del Spartathlon griego, una carrera mítica, llena de historia y una de las citas obligadas para los mejores ultrafondistas del mundo. Los 246km que parten desde la ciudad de Atenas para llegar a la legendaria Esparta forjan héroes o los derrumban, acrecientan leyendas o destruyen reputaciones. Así es el Spartathlon, duro, sin piedad, con los dientes afilados y esperando el mínimo error del corredor. El cuerpo sufre y la mente sufre aún más pero al final todo tiene su recompensa. En Esparta los espera Leónidas, la corona de olivos y la gloria.

Aquí un pequeño resumen de lo que fue esta última edición del 2017.

 

 

Por: Pablo Casal

 

TOP 3 MASCULINO

1º Sorokin Aleksandr, LIT  – 22:04:04hs
2º Brunner Radek, CZE – 22:49:37hs
3º Sideridis Nikolaos, GRE – 22:58:40hs

Como figura en el cuadro, la edición 2017 del Spartathlon fue ganada por el lituano Sorokin Aleksandr en unas impresionantes 22:04:04hs! Consiguiendo la 5º mejor marca en la historia de esta carrera. El lituano logró desplazar la marca, de 22:20:01hs,  del gran Scott Jurek que había conseguido en el 2008. Viendo el año de aquella marca nos damos cuenta lo difícil que es correr a esos ritmos y lo bien que lo hizo Sorokin en esta edición del 2017. Esta es la primera vez que un lituano logra ganar el Spartathlon y nada menos que con una gran marca!

El segundo puesto fue para el checo Brunner Radek con 22:49:37hs, recordamos que Radek fue 3º en la anterior edición del 2016. En su debut del 2015 llegó a los pies de Leónidas en el 30º puesto de la clasificación general.

El tercer escalón lo ocupa el griego Sideridis Nikolaos con 22:58:40hs en lo que fue su primer finisher en esta carrera!

Mencionar que los tres primeros bajaron la difícil barrera de las 23 horas, algo tan complicado que solamente lo han conseguido tres atletas en toda la historia de la carrera! Y nada menos que tres atletas como Yiannis Kouros, Scott Jurek e Ivan Cudin, lo que muestra a las claras que la edición del 2017 fue la más rápida de la historia en cuanto a la performance de los tres primeros clasificados. Se ve que la velocidad de Sorokin se contagió a sus perseguidores.

No podemos dejar de mencionar que las actuales medallas de oro y plata del último campeonato del mundo de 24hs, Yoshihiko Ishikawa de Japón (270.870km) y Sebastian Bialobrzeski de Polonia (267.187km) fueron el 4º y 5º clasificado de la general.

Aleksandr Sorokin, ganador del Spartathlon 2017.

Radek Brunner, segundo clasificado, en las primeras horas de la carrera. 

Nikolaos Sideridis, tercer clasificado, en una imagen típica de esta carrera, saludar a los niños.

TOP 3 FEMENINO

1º- 6º Patrycja Bereznowska, POL – 24:48:18hs

2º- 10º Maraz Zsuzsanna, HUN – 25:43:40hs

3º- 15º Niwińska Aleksandra, POL – 26:28:48hs

Como era de esperarse, al menos lo era en teoría antes de comenzar la carrera, la polaca Patrycja Bereznowska sigue con su año de oro, cosechando victorias y records en donde se plante! Después de apenas dos meses y veinte días de consagrarse campeona del mundo de 24hs con 259.991km (nuevo record del mundo femenino de 24hs y 6º de la clasificación general) Patrycja, también, ha ganado el Spartathlon en unas impresionantes 24:48:18hs! Por supuesto, nuevo record femenino de la carrera incluido y también, 6º de la clasificación general! Increíble el desempeño de la polaca!

Como para tomar dimensión de la gran marca de Patrycja decirles que con esos 24:48:18hs, hubiese ganado las ediciones del 1993, 1994, 1995, 1996, 1998, 1999, 2004 y 2012 del Spartathlon!

El segundo puesto fue para la húngara Maraz Zsuzsanna con 25:43:40hs, quien en 2016 consiguió el 3º puesto entre las féminas y cerró el TOP20 de la clasificación general, este año 2017 Maraz cerró el TOP10!

Decir también que la húngara es la actual tricampeona femenina (4º, 2º y 5º de la clasificación general) de la clásica carrera Ultrabalaton 218km, carrera disputada en su país Hungría.

El tercer puesto en esta edición del 2017 se lo llevó otra polaca, Aleksandra Niwińska con 26:28:48hs. Esta atleta fue medalla de plata en el último campeonato del mundo de 24hs con 251.078km

Patrycja Bereznowska, ganadora del Spartathlon 2017, en las primeras horas de la carrera.

Maraz Zsuzsanna, segunda clasificada, corriendo junto a Szilvia Lubics, también de Hungría.

 

LEYENDAS DEL SPARTATHLON 2017

En este apartado mencionaremos las que son, al menos para nosotros, las leyendas de esta mítica carrera. Por sus participaciones, sus finishers consecutivos, por su amor a esta carrera, por sus resultados o simplemente porque son atletas muy queridos e identificados a fuego con el mítico Spartathlon.

Continue Reading…

Relatos, Running, Spartathlon

MI HISTORIA EN EL SPARTATHLON – FABIAN ALBERTO DUARTE

24 septiembre, 2017
Fabian Alberto Duarte, es un conocido ultrafondista argentino con un gran curriculum de carreras y resultados. El «yaca» como lo llaman sus amigos, es también el precursor de impulsar y organizar carreras de ultrafondo en Formosa, su provincia natal en el norte de Argentina. Desde espiritulibre sabemos, de primera mano, que Fabian es una gran persona y con un gran corazón; por eso nos alegramos enormemente de que se haya decidido a compartir su historia con nosotros y con todos ustedes. 
Esta es su historia: 

 

 

 

Por: Fabian Alberto Duarte

 

De  Formosa a los Pies de Leonidas.

 

A partir de mi primer Spartathlon, septiembre es el mes que más me motiva  a seguir corriendo y soñando .

 

Tuve la suerte o mala suerte, tal vez, de estar de los dos lados de esta carrera, del lado de la derrota y del lado de la gloria. Pero mi vida siempre fue así, ya que hubo acontecimientos que de una u otra manera me marcaron. Algunos mas fuerte y más duros, que parecieron verdaderas derrotas y otros, muchos, especiales que fueron verdaderos momentos de gloria.

 

Spartathlon 2012

 

En Septiembre de 2012  fui por primera vez al Spartathlon, comencé a entrenar el 1 de enero de ese año con la ayuda de un veterano del ultramaratón en Argentina, Gerardo Re, quien ya había conseguido completar el Spartathlon en dos oportunidades. Gerardo desde el principio me tuvo paciencia, no era fácil entrenar aquí en Formosa estando completamente solo, ya que prácticamente nadie sabía que eran las carreras de ultramaraton y menos aún de algo tan loco como una carrera de 246km en Grecia.

Que puedo decir, que comencé a entrenar estando solo, pero la verdad con mucha imaginación e ilusión, cosas que con el paso de los días y entrenamientos ya se iban transformando en un gran sueño! Siempre fui soñador rescato eso de mí y eso es, justamente, lo que me daba la fuerza para levantarme todos los días para entrenar. Pasaban las semanas y los kilómetros se iban acumulando, recuerdo que en algunas semanas llegué a los 200km.

El tiempo pasó, los días, los meses y llegó el momento de volar a Grecia, con los entrenamientos y el trabajo hecho. Una vez bajado del avión, todo era como estar en las nubes. En ese momento recordé una frase que me había dicho Mercedes Acuña, hacia algunos años atrás, cuando le comente mi idea de ir al Spartathlon, ella me dijo: «Fabian imagínate, de Formosa al Partenon!». Pasaron los años y esa frase se hizo realidad. Gracias a dios, desde el primer momento en que decidí comenzar a entrenar para esta mítica carrera, lo único que recibí fueron palabras de aliento.

Pero lamentablemente, la nube en la que estaba subido desde que bajé del avión, estaba a punto de evaporarse y la caída iba a ser muy dura.

Al llegar al hotel en Glyfada en Atenas, me avisan de que tengo un hematoma en la parte posterior de la pierna izquierda. Cuando me mire la pierna casi me desmayo, no lo podía creer, después de tantos meses entrenando, tanto sacrificio y tanta expectativa, me pasaba esto. El dolor no era solamente mío, sino pensar en mi familia, mis amigos,  en todos los que me habían apoyado durante todo este proceso. Mi cabeza iba a mil por hora hasta que logré ver a uno de los doctores de la carrera, no tenía ni idea de lo que había pasado con mi pierna. El diagnóstico fue, examinado muy por encima, una pequeña trombosis. Lo único que hacía era pasarme horas en el mar para que se me bajara la inflamación.

Llegó el famoso último viernes de septiembre y sabía que tenía lesionada la pierna pero no el corazón. Esa mañana del viernes a las cinco de la madrugada me encontró despierto y cambiándome para esperar el autobús que nos llevaría hasta la Acrópolis. En mi cabeza no cabía la idea de quedarme en el hotel solo mientras todos se iban a cumplir sus sueños. No me arrepiento de la decisión, estaba lesionado y lo sabia, pero estar en la largada del mítico Spartathlon es algo único y no me lo iba a perder. La carrera largó y yo lesionado, también salí a correr, en un pequeño rincón de mi cabeza pensaba en que tal vez, por algún milagro podría terminarla.

El milagro no sucedió y en el kilómetro setenta, con una sola pierna mi sueño se terminó. Se terminaba mi primer Spartathlon y lo único en lo que podía pensar era: «Por favor, que no haya nadie en casa cuando llegué», la frustración y decepción eran tan grandes que no quería que nadie me viera al volver. Por suerte, eso sí me salió bien, volví a Formosa, entre en mi casa y no había nadie. Dejé las valijas en el suelo, me senté en la cama y me puse a llorar.

Spartathlon 2013

Las heridas del año pasado iban cicatrizando y por el mes de Enero, el «titán» Martín Córdoba me animaba a que envíe nuevamente la inscripción para el Spartathlon. Todavía me servía la marca de los 330.400km que había realizado en las 48hs de Buenos Aires del 2011. Y así fue que a principios del 2013 comenzaba nuevamente a entrenar, con la misma o más ilusión que en 2012, pensando otra vez en esos entrenamientos semanales de 150km/200km. Siempre con el titán Martín Córdoba apoyándome y dándome fuerzas para que fuera y lo intentara de nuevo. Hasta Tucumán me fui a verlo y así poder entrenar juntos, también pasé algún tiempo entrenando por las cuestas de Apóstoles, en Misiones. No quería  dejar nada al azar, ya conocía lo dura que era la carrera y sus interminables subidas y bajadas.

Pasaron, una vez más, los meses y los entrenamientos, otra vez a volar a Grecia, otra vez en las nubes, hasta llegar a ese famoso último viernes de septiembre!

Este, sin dudas, era un año diferente, nunca hubo tantos argentinos en toda la historia de la carrera en la linea de partida, estaban: German Cordisco, Ricardo Rojas, Dario Arauz, Hector Bengolea, Nicolas Kierdelewicz, Gerardo Re, Martín Córdoba y yo. Puedo decir con orgullo que formé parte de la primera Legión Argentina en el Spartathlon!

La Legión 2013, más Franky Val de México. 
Con Gerardo Re, antes de la largada.
.
.

La carrera comenzó y si bien al principio íbamos todos juntos, yo ya me había acomodado a la par de Martín, con quien habíamos compartido un maratón y varios entrenamientos; sabía que era buena compañía. Así fuimos hasta Kineta, en el kilómetro cincuenta y cinco, a partir de allí, Martín se fue un poco más adelante y yo seguí a mi ritmo detrás de él hasta Theodori, en el kilómetro sesenta y cinco. A partir de ahí comencé a correr mi propia carrera, de un checkpoint a otro, ya que Martín se había adelantado mucho y yo había quedado completamente solo. Trate de controlar mi objetivo principal y no salirme de él, simplemente intentaba llegar al próximo CP. Descontando algunos minutos entre cada corte.

Los primeros kilómetros junto a Martín y Leo. 
 Así llegué a Corinto, en el kilómetro ochenta, con cuarenta minutos a mi favor, aunque no era lo pensado por que la idea era llegar ahí con una hora de sobra, pero me fue imposible conseguir esa diferencia. En ese CP ya estaba Ignacio Galan, un amigo español de Nicolas que me hacía de soporte y traductor, el me aconsejo que me hiciera unos masajes. Después me comí un plato de pasta y a salir a la ruta nuevamente en busca del próximo CP. Así pasaron los kilómetros y los checkpoints, uno detrás del otro hasta llegar a Soulinari, en el kilómetro ciento diez, donde empiezo a darme cuenta de que estoy pasando mucho frío y justo ahí recuerdo que mi rompe viento está en el CP de Nemea, cinco kilómetros más adelante y no tenia nada con que abrigarme. Por suerte allí en Soulinari estaba Patricia Scalise y Marta, la esposa de Martín. Al verlas les digo que venía pasando mucho frío y que no tenía mi rompe viento. Ahí mismo Marta se quitó su abrigo y me lo dio, mientras yo comía y bebía algo en el avituallamiento. Patricia fue hasta su auto, trajo su maleta y busco entre su ropa una camiseta térmica de mangas largas y me la dio; puedo asegurar que encontrarlas allí y recibir su ayuda en ese momento me salvo la vida.
.
Con Patricia Scalise, asistencia de lujo. 
.
.
Seguí mi camino, ya más abrigado y pase por la ciudad de Nemea, en el kilómetro ciento cinco. A los pocos kilómetros de Nemea se encontraba la ciudad de Lirkia, donde me vuelvo a encontrar con Martín, que se sentía un poco descompuesto. Decidí parar un momento a hablar con él y hacerle compañía hasta que se recuperara pero me dijo: «Anda Yaca, que yo ya sigo en un rato».

Ya en la base del Monte Partenio me encuentro con el gran Leo Bugge, tomamos un poco de caldo y me dice: «Vamos que esto es una gran aventura!» Y acto seguido comenzamos a subir. Mientras subíamos pensaba: «Por dios, la cima no llega más!», en ese momento mi cintura me dolía muchísimo, sentía que me dormía del cansancio mientras caminaba y la cima no llegaba más. Pero finalmente y casi de repente me encuentro con un checkpoint, me sientan, me abrigan con una manta y me dan algo de tomar, al día de hoy no recuerdo si era sopa o café, pero algo tomé, de eso estoy seguro, creo.

En ese CP y a esa altura de la carrera el frío era mucho, comencé a descender solo y un poco más aliviado por dejar el monte detrás, pero el alivio desapareció cuando comencé a escuchar unos rugidos de leones en medio de la noche; claramente estaba alucinando. Los rugidos parecían tan reales y los sentía tan cerca mío que no quería dejar de correr, que desesperación estar corriendo en el medio de la nada con esos rugidos retumbando entre las montañas. Al día de hoy, cada vez que recuerdo esas alucinaciones, para mí tan reales, se me caen lágrimas. Que chiquito me sentía entre semejantes montañas y rodeado de leones.

Por suerte llegué a Nestani, en el kilómetro ciento sesenta y ocho, con el amanecer de un nuevo día y siguiendo mi plan de ir de CP a CP hasta Esparta. Nuevamente lo alcanzo a Martín, que me había pasado anteriormente  y comenzamos  a correr juntos, alentándonos y ayudándonos. Llegamos juntos a Tegea, en el kilómetro ciento noventa y cinco, donde vemos a Gerardo (se había retirado de la carrera por problema estomacales), también estaban Katy y Marta. Nos dieron alimentos y bebidas ya que era una subestación y podían asistirnos, verlos a todos fue, sin dudas, un alivio, también era señal de que estábamos cada vez más cerca de llegar. Pero para Martín, más que un alivio fue un disparo de adrenalina ya que después de ver a su mujer Marta, salió como un misil, verlo fue algo increíble que nunca podré explicar. Otra vez me dejó atrás y yo ya estaba dispuesto a seguirlo cuando Gerardo, siempre astuto e inteligente, me dice: «Yaca, te toca una subida muy larga, encara tranquilo que arriba te espero con un sándwich de jamón crudo» Así que pensando en su promesa le hice caso, llegue al final de la subida y don Gerardo Re, ni en figurita estaba, me había dejado plantado! Todavía no sé si fue una estrategia o si se olvidó de su promesa. La cuestión es que me hizo correr esa subida por un sándwich y al final me dejó sin nada. Igualmente debo decir que ya al llegar al kilómetro doscientos dieciocho, si estaba Gerardo y esperándome con un helado! (Pocos son los que conocen las necesidades de un corredor en condiciones extremas y él como siempre, ocupándose de los amigos y ayudándonos para que lográramos lo que él ya había logrado…y dos veces!).

En ese momento Gerardo me dice cuántos kilómetros me quedaban para Esparta y a cuanto debía correr el kilómetro para entrar en tiempo, cosa que me dio un poco de tranquilidad, ya que en números y teoría sabía que llegaría. Aunque también sabía que no estaba todo dicho hasta que entrara a la ciudad de Esparta, pero una vez que pisé sus calles y vi la gente que salia a saludar, los plausos a cada corredor, los gritos, las motos y autos que saludaban con sus bocinas, sabia que llegaría. Cuanta emoción, todo ese ambiente ya comenzaba a invadir mi humanidad, pero yo sentía que todavía  me faltaba algo, me faltaba llegar a la avenida principal. Unos chicos en bicicleta me empezaron a seguir y yo lo único que les preguntaba, sin parar, era: «Por donde está la avenida, por donde está la avenida?!» casi entrando en desesperación.

Buscaba y buscaba esa famosa avenida llena de banderas de todos los países presentes y de repente allí estaba, la veía frente a mis ojos. A poco menos de doscientos metros alguien me da una bandera de Argentina, iba con la mirada perdida aunque entre la gente me pareció ver a Natalia Delfor, a Hector y a German. Pero cuando vi la imponente estatua de Leónidas, todo lo demás desapareció, mis ojos ya solo veían esas sandalias. Y así, entre gritos de «Vamos Fabi lo lograste!» llegué y toqué los pies de Leónidas; se me vienen mil cosas a la cabeza, tantas emociones, el haber logrado algo que tanto quería, el recordar a mi madre que en vida se alegraba de que corriera, pero a la vez se enojaba porque nunca me podía alcanzar para pegarme, vivía portándome mal. Recordar a mi padre, que sufría porque sabía que iba a correr tantos kilómetros. Y sobre todo, el recordar a mi familia, que estaba tan lejos mientras yo recibía la corona por haber logrado terminar el mítico Spartathlon.

Hoy tan solo me queda agradecer a mi familia y a mis amigos que siempre me ayudaron a cumplir mis sueños. También retribuir lo que hicieron conmigo ayudando a todos aquellos corredores que hoy quieren llegar  cumplir su sueño de llegar desde Atenas hasta Esparta. Por mi parte, no dejo de pensar en que algún día volveré!

Relatos, Running, Spartathlon

SPARTATHLON 2016 – DAVID FERRANDEZ

26 marzo, 2017

David Ferrandez es un atleta catalán al que tranquilamente podríamos llamar un todoterreno, ha corrido carreras de asfalto en casi todas las distancias posibles, desde 10km hasta 100km, ha corrido en carreras de cross-country, ha corrido ultras de todos los tipos y colores, desde las 6hs hasta las 24hs, ha hecho triatlones, ha participado en competiciones de natación, ha realizado travesias en bicicleta, corrido carreras de ultra-trail y la lista sigue y sigue. Un lista que incluye  grandes carreras como: La Ultra Trail de l’Emmona, la Transvulcania, los Monegros Desert Marathon, Trail Menorca – Cami de Cavalls (TMCDC), 100 km Internacionales de Cantabria, Les 24 hores pista TV3 Barcelona, Subida al Pico Veleta 50 km y por supuesto…..el Spartathlon!

Este 2017 David volverá a pisar Atenas, una vez más y por segundo año consecutivo, para vivir lo que aquí debajo nos cuenta con tanto corazón y pasión, que sin dudas, nos pondrá la piel de gallina. Desde espiritulibre hacemos una reverencia ante este gran atleta y le deseamos toda la suerte del mundo para este 2017!

 

Por: David Ferrandez

 

Muchos kilómetros y horas de entreno, muchas horas de correr y correr, con calor, cansado, día tras día, mucha ilusión en un sólo proyecto, la Spartathlon me había absorbido completamente.

No había día que no visualizara mi llegada a Esparta, cada día, sin tregua.

Cada día recorriendo las carreteras griegas con la imaginación, lentamente, soñando el momento de poder por fin correr como Filípides y llegar a los pies de Leónidas y formar parte de la historia misma.

La última semana antes de partir, pasé un resfriado que me dejó muy débil y sin energía, más que nada fue mental, porque el entrenamiento ya estaba hecho, o por lo menos, yo creía que estaba hecho. O puede que no.
Estos últimos días todo eran dudas, me daba miedo no estar a la altura de un evento de tal magnitud, pero tampoco tenía a quien recurrir, eché de menos la figura de un entrenador o de un coach o alguien que me garantiza el éxito, pero esto no existe, ya lo sé, sólo contaba con mis recursos como corredor y como persona. Todo el mundo me animaba y me deseaba suerte y yo por dentro pensaba en lo acojonado que llegaba a estar…

Y por fin llegó el día, no me lo podía creer, estaba en la línea de salida de la Spartathlon, la carrera que había soñada durante años. Aquella noche dormí poco y mal, como siempre los nervios me traicionaron. Llevaba dos días en Grecia, respirando y viviendo el ambiente de esta gran carrera, haciendo los preparativos, compartiendo con otros corredores impresiones y estrategias de carrera. Había corredores que lo llevaban todo bajo control: los puntos kilométricos, avituallamientos, tiempo de corte, desniveles… todo controlado. Y yo que casi no me lo había mirado …

Yo soy de los que se deja sorprender, sólo sabía que la carrera eran 246 km y con una subida de mil metros en el kilómetro ciento y pico más o menos y poco más, soy un desastre en ese aspecto.  Correr al fin y al cabo es un acto emocional y las matemáticas no son mi fuerte. Todo el tema logístico lo dejé en manos de mis ayudantes, Mia y Lidia, que hicieron un trabajo excepcional.

Yo sólo sabía que estaba dispuesto a darlo todo, me dejaría la piel. Correría hasta que no pudiera más, controlando el ritmo y hasta donde llegara, y un poco más y quizás más allá y quizás incluso, mucho más allá, donde nunca  he estado…

Salida, con la acropolis al fondo.

La salida desde la Acrópolis de Atenas es espectacular, cientos de corredores de todo el mundo dándose ánimos, haciéndose fotos y deseándose suerte. Yo no soy muy dado a todas estas cosas, más bien me da por concentrarme conmigo mismo, mirando en mi interior e intentando aislarme un poco de todo, puedo parecer hosco y distante pero necesito hacerlo así, cuestión de carácter…

Por fin salimos. Son las siete de la mañana y todavía es de noche, me encuentro muy bien, me ha pasado el dolor de cabeza de estos últimos días y todas las molestias musculares y articulares han desaparecido. Me siento muy extraño, parece que tenga que hacer algo muy excepcional  o diferente, pero al final lo único que tengo que hacer es correr. Correr y nada más y de eso ya sé, ya lo creo…
Me dejo llevar y empiezo a disfrutar, todos estos meses de preparación, todos los nervios y tensiones por fin desaparecen y fluyo, floto, casi como volar. Sé que vendrán momentos muy duros y que será muy largo, pero ahora mismo no quiero pensar.

Los primeros kilómetros los hago con Jordi, un gran corredor que hace poco terminó una carrera que atraviesa todo el Pirineo, vamos hablando todo el rato de sus aventuras y me pasa el tiempo muy rápido, el ritmo es muy cómodo y aunque sé que falta muchísimo a mí me parece que vamos muy lentos. Hacia el kilómetro diez mas o menos lo dejo y emprendo esta aventura en solitario, y digo en solitario porque entre japoneses, finlandeses, búlgaros y mi inglés …

Pasamos calles y más calles, semáforos, cruces, coches … la gente va a trabajar y todo el mundo anima, se nota que los griegos conocen la carrera de cada año y todos colaboran.

Ahora ya si que estoy totalmente metido en carrera, corriendo muy cómodo y disfrutando de poder estar aquí, me siento un privilegiado y el sentimiento del público es de respeto y admiración.

Paso el maratón en cuatro horas y cinco minutos, algo más de lo que tenía previsto pero vaya, de momento todo va muy bien y marcha sobre ruedas. Aquí me esperan Mia y Lidia pero no necesito casi nada la verdad, el próximo avituallamiento para poder recibir asistencia es en el kilómetro ochenta y uno y para allá que me voy …

A partir del kilómetro 50 empiezo a notar un poco el cansancio, he visto gente que caminaba ya en el kilómetro treinta y yo de momento no lo quiero hacer. Quiero pasar los tiempos de corte con suficiente margen, para ir tranquilo después si la cosa se tuerce. La temperatura es bastante agradable aunque el sol pica, y con ganas.

Pienso en la gente que me ha apoyado en esta aventura, y sobre todo, pienso en mi familia, siento su fuerza y ​​energía en la distancia, no los puedo defraudar. Vamos, Esparta me espera!

Hacia el kilómetro 70 siento una molestia en un dedo del pie y creo que es una ampolla, llevo zapatillas de repuesto y estoy deseando llegar ya en el km 81 para poder descansar y cambiarme. De hecho, estoy bastante cansado pero de ánimos y energía estoy a tope.

Llegada al km 82 con Paris Canals.

Llego al avituallamiento junto con Paris, gran corredor y compañero de habitación, voy bastante tocado pero tengo todavía una hora y media de margen del tiempo de corte. Estos últimos kilómetros me han hecho sufrir considerablemente y tengo la primera crisis. Mia y Lidia me tienen preparada una silla y nada mas llegar, me siento, como, me cambio de ropa y zapatillas y veo una ampolla debajo de una uña que da miedo. No pasa nada, venga gas, que aún falta mucho.

Salgo del avituallamiento totalmente renovado y sigo corriendo, horas y horas, aunque ahora no quiero caminar, sé que lo tendré que hacer cuando empiece la zona de la montaña. De vez en cuando me da por hacer cálculos; que si ritmo, que si kilómetros que me faltan, horas … buf, mejor no pensar en ello. Se trata de poner un pie delante del otro, nada más, dejarse llevar y siempre avanzar, poco a poco, y tener paciencia.

Para mí correr, es algo más que una actividad física, es un viaje hacia mi interior, una forma de pensamiento en forma de acción, una manera de vivir a cada paso, intensamente. Y eso es lo que me empuja y me da fuerza para continuar, a pesar de todas las adversidades que me he encontrado y me encontraré.

Carreteras Griegas, siempre con vistas al mar. 

Kilómetro 100, algo menos de once horas, voy muy bien de tiempo y muscularmente me encuentro las piernas bastante frescas, pero lo que más me hace sufrir son los pies. Me molesta la planta y ha ratos los laterales, me cambio las zapatillas a menudo y esto me atenúa el dolor un poco, pero no del todo.


En ese punto de la carrera supe que lo que estaba haciendo, era lo que quería hacer. Me sentí un verdadero corredor de ultrafondo, aquel que se sobrepone a las adversidades y además con alegría, cien kilómetros en las piernas y cien más por adelante y cuarenta seis de propina, eran unas perspectivas apasionantes …

Sufrí una pequeña caída, nada grave.

Empieza a hacerse de noche y con ella empieza otra carrera. La circunferencia delante mío de la luz del frontal como única compañía y un montón de kilómetros por delante. Tengo ganas de que llegue la subida, por lo menos para que cambie algo.

La carrera tiene setenta y cinco avituallamientos, la distancia entre ellos es de dos, tres, cuatro, o como mucho seis kilómetros, esto hace que a menudo pueda coger agua y comer algo. De estos setenta y cinco hay nueve en los que puedo recibir asistencia y la verdad es que se agradece muchísimo saber que hay alguien que está pendiente de mi, que te lleva lo necesario, te anima y te apoya.

kilómetro 124, llevo catorce horas y media, voy muy bien, estoy haciendo un carrerón , pero en el fondo, muy dentro de mí, todavía tengo la incertidumbre del que no sabe lo que le espera. Esto es muy, muy largo y hay que tener mucha paciencia, no perder la fe en uno mismo y seguir corriendo.

Empieza un largo camino polvoriento que me deja los pies aún mas destrozados, las piedras y el polvo me entra en las zapatillas y me roza por todas partes. No paro de sacármelas, me las aprieto, ahora las aflojo, ahora las vuelvo a apretar… estoy sufriendo mucho de los pies y no me gusta, sé que en estas condiciones no llegaré muy lejos, pero yo no paro, eso si que no, venga va!

Y finalmente empieza la subida, había oído hablar de ella y realmente no me defraudó… una larga carretera que sube hasta un collado, y luego más arriba todavía, veo las luces arriba del todo y solo de pensar en lo que tengo que subir me aterra. Sube sube y sube, caminando, paso lento, pesado. Hace frío y me pongo  la camiseta térmica y los guantes y noto, con  cada paso, como pierdo la energía. Me cuesta mucho avanzar, tengo sueño, se me cierran los ojos, hago zig zag  y me duermo de pie, estoy hecho puré, no puedo con mi alma.
A llegado la hora en que el ultrafondo te regala estos momentos tan mágicos, aquellos en los que has de sobreponerte sí o sí, como sea, y seguir luchando, no hay otra, me encanta…

Kilómetro 146. Llego arriba el collado totalmente exhausto, Mia y Lidia me cuidan como a un niño, me cubren con mantas y les digo que necesito dormir, sólo unos minutos, pero soy consciente de que si me abandono ya no me levanto. Cierro los ojos solo unos minutos y me digo a mis mismo que no he llagado hasta aquí para ahora dormirme. Me tomo dos vasos de sopa, un gel y una pastilla de cafeína y después de unos minutos luchando contra el sueño y con mi fuerza de voluntad, sigo arriba, haciendo un esfuerzo sobrehumano pero con determinación.

En este punto la ayuda de Mia y Lidia fue decisiva y determinante, sé que sin ellos hubiera abandonado, no tengo ninguna duda. Subestimé un poco el desnivel de la carrera y llegué muy justo, pero ellos entendieron perfectamente mi estado, me apoyaron y dieron lo que me hacía falta, y es que no hay nada mejor que la amistad para sobreponerse a estas situaciones. Recuerdo las palabras de Mia antes de partir: ahora cogetelo con calma eh? poco a poco y ya verás como te encuentras mejor.

Y así fue, subí toda aquella montaña, el monte Partenio, con pasión, adelanté tres o cuatro corredores y me volví a sentir algo más que una piltrafa humana …

Muerto en vida…

Una vez arriba empieza una bajada con una pendiente considerable, llena de piedras y larga, muy larga. Bajo muy despacio, primero, para no cargar los quádriceps en exceso y segundo, porqué no me quiero caer. La cosa pinta bastante bien, sólo tengo que ir haciendo como hasta ahora y eso ya lo tengo …

mentira! falta mucho todavía, es de noche, estoy cansado y me duelen mucho los pies. Pero en lo mas profundo de mi ser, lo estoy disfrutando, estoy corriendo la ultramaratón más importante del mundo, la madre de todas las carreras y todavía estoy vivo y sigo en carrera, mientras me quede una brizna de energía seguiré y ahora mismo, mantengo la ilusión y el entusiasmo que me ha llevado hasta aquí todavía intacto.

Kilómetro 162, llevo veinte y tres horas justas. Tengo frío. Sigo vivo.

Continue Reading…