Browsing Tag

run

100KM, 24hs, Relatos, Running

RÉCORDS SUDAMERICANOS – PASADO, PRESENTE Y FUTURO

26 mayo, 2019

A continuación intentaremos explicarles o más bien contarles, todo lo relacionado a los récords sudamericanos, la IAU y hacia dónde va encaminado el ultrafondo en Sudamérica.

Dividiremos este artículo en dos partes, la primera estará enfocada al PASADO del ultrafondo en esta región, la IAU y los récords sudamericanos más antiguos. En la segunda parte hablaremos un poco sobre el PRESENTE y FUTURO de la IAU, los récords más actuales y el futuro del ultrafondo en la región.

Por: Pablo Casal

Antes de comenzar nuestro articulo debemos aclarar lo siguiente: Basamos nuestros gráficos de récords en la información que obtenemos de la web alemana de estadísticas DUV y sabemos muy bien que NO es “solamente” una web de estadísticas. A continuación daremos algunos ejemplos del porque para nosotros en espiritulibre (y también para la IAU) la DUV es muy importante y fundamental para el mundo del ultrafondo.

Primero decir que la propia IAU utiliza los contenidos de la DUV de su pagina oficial (dentro del apartado “race results”, “IAU championships” y más) y como segundo dato, contarles que el encargado de la recopilación de estadísticas y récords de la IAU es Jürgen Schoch, quien es, también, el estadista principal de la DUV.

Como dato final y para zanjar definitivamente la cuestión, decirles que en la página oficial de la IAU no existe, ni existió jamás, un registro con los récords sudamericanos de ultrafondo.

PASADO

Esta claro que en las primeras décadas del ultrafondo en Sudamérica y en el mundo entero todo era bastante rudimentario y precario en comparación con el presente. Existía muy poca información e interés por récords y demás “marcas”, el ultrafondo era una disciplina muy poco conocida para el publico en general. Si hablamos de la IAU, eran tan solo un grupo de gente que podía contarse con los dedos de las manos y hablando claramente, por aquellos años, hacían lo que estaba a su alcance.

Todo este “panorama” hacia que la verificación de los récords fuera muy difícil y el tiempo para dicha verificación era gigantesco, con lo cual llevar un cuadro de récords era una tarea muy difícil de conseguir por parte de la IAU.

Vale aclarar, que aunque por aquellos años no existían las LABELS de la IAU, ni los avances tecnológicos que con los que hoy contamos. La mayoría de las grandes competiciones de ultrafondo estaban totalmente en regla, con sus circuitos medidos, jueces, certificados, etc, etc. Con esto queremos decir que confiamos plenamente en la información que tenemos del pasado, aunque por otro lado, no tenemos forma de “desmentir” o “probar” que un viejo récord no ha sido obtenido legítimamente. Pero lo que si tenemos es al atleta que ha realizado dicho récord.

No podemos, realmente, asegurarnos al 100% que los eventos en los que se han realizado viejos récords estuvieran medidos a la perfección o no tuvieran fallos de ningún tipo, pero lo que si podemos hacer es ver que la performance del atleta que ha realizado dicho récord concuerde, aproximadamente, con su performance general a través de sus años de competiciones. Tildaremos de récords “viejos” a los comprendidos desde el más antiguo hasta el año 2009.

A continuación haremos un breve análisis de los récords o mejores marcas sudamericanas más “antiguas”, utilizando el método anteriormente explicado.

AÑO 1995 – RÉCORD MASCULINO 100km – 6:18:09hs. – Winschoten – NED.

VALMIR NUNES, BRASIL.

AÑO 2003 – RÉCORD MASCULINO 24hs – 273,828km. – Taipei – TPE.

AÑO 2003 – RÉCORD MASCULINO 12hs – 150,400km. – Taipei – TPE.

VALMIR NUNES, BRASIL.

Qué decir del gran Valmir Nunes, que fue uno de los mejores ultrafondistas que ha visto el mundo entero. Por supuesto que mirando su palmares y su trayectoria, estos tres récords sudamericanos están más que verificados y comprobados. Fue, es y será considerado como un grande entre los grandes.

AÑO 1998 – RÉCORD FEMENINO 100km – 7:20:22hs. – Cubatao – BRA.

Mª AUXILIADORA VENANCIO, BRASIL.

Esta atleta brasilera ha sido un poco más difícil, no tiene la trayectoria ni el palmares de un monstruo como Nunes, pero hemos encontrado algunos datos que pueden dar poco de luz sobre su carrera. Su marca del récord figura en los registros históricos de la DUV con un certificado de circuito “A”.

Aunque sus marcas no fueron tan buenas como el récord, esta atleta ha ganado, en el año 1997 los 100km pedestres de Madrid y fue 12º en el mundial de 100km – IAU. Al año siguiente, el año de su récord, fue 3º femenina en el mundial de 100km – IAU. En 1999 ganó los prestigiosos 100km de Cantabria, siendo 2º de la clas. General, ese mismo año fue la 4º fémina en la Comrades Marathon.

AÑO 2007 – RÉCORD FEMENINO 50km – 3:26:11hs. – Rio Grande – BRA.

WANDSCHEER ILAINE, BRASIL.

Esta atleta en el año anterior a su récord y en el mismo circuito en donde consiguió el récord sudamericano, cruzó la meta en 3:31:19hs. En el año 2009 fue la ganadora del maratón de Rosario, en Argentina con una marca de 2:52:09hs. Esta atleta posee, un gran palmares en la distancia del maratón con una mejor marca, en el año 2005 de 2:48:06hs.

AÑO 2009 – RÉCORD MASCULINO 50km – 2:48:05hs. – Rio Grande, BRA.

JOSE PEREIRA DA SILVA, BRASIL.

Dentro del mismo evento en donde se consiguió el récord femenino de 50km, este atleta también ha logrado quedarse con la mejor marca sudamericana masculina de 50km. Pero no solo eso, al año siguiente, en el año 2010, también ganó la carrera, esta vez con una marca de 2:55:54hs. Al año siguiente también la ganó, esta vez con 2:56:28hs y al año siguiente, en 2012, volvió a ganar por cuarta vez consecutiva, su marca fue de 2:53:53hs. Como punto final contarles que en el pasado 2018 y después de, prácticamente, una década, José Pereira da Silva volvió a competir en el mismo evento de Rio Grande; ganó la carrera con 3:11:30hs.

AÑO 2009 – RÉCORD FEMENINO 24hs – 224,484km. – Rio de Janeiro – BRA.

DENISE PAIVA LUCAS CAMPOS, BRASIL.

Esta atleta tiene en su poder, aparte del récord sudamericano femenino de 24hs, una victoria en los 100km de Cantabria en el año 2008, siendo la 8º de la clas. General. Una marca de 218.227km al año siguiente de su récord y una de 207.600km en el año 2012.  Tiene 3:35:22hs como mejor marca en 50km y 7:57:43hs como mejor marca en 100km.

Con esta breve explicación o pequeño “resumen” sobre la performance de los atletas con los récords sudamericanos más “antiguos” damos por terminada la primera parte de este artículo. Decir, como punto final, que bajo ningún punto de vista desconfiábamos de las marcas conseguidas por estos atletas pero igualmente nos parecía importante darle el contexto correcto y volcar todos los datos que pudimos conseguir para terminar de comprobar la fiabilidad de los mismos, aunque ya hayan pasado muchos años.

PRESENTE Y FUTURO

Comenzaremos hablando de la IAU y como en los últimos años, con la expansión del “running” y las carreras de ultrafondo, esta organización de vio obligada a expandirse e intentar, por todos los medios posibles, mejorar su estructura.

Por primera vez en su historia la IAU ha nombrado un representante para todo el continente americano. El argentino Fabian Campanini ha sido elegido para desempeñar dicha tarea, también se ha organizado un seguimiento especifico de los récords sudamericanos de ultrafondo del cual quien suscribe (Pablo Casal) será el encargado. La IAU a partir de este 2019 comenzará a impartir una serie de formaciones de “delegados técnicos” para verificar y avalar el otorgamiento y control de las LABELS, entre otras tareas. En definitiva, las cosas han comenzado a cambiar para mejor y aunque sabemos que llevarán algunos años hasta que todo el nuevo sistema este implementado y funcionando al cien por cien, no tenemos duda alguna de que todo ira a mejor.

La formación de estos “delegados técnicos” por parte de la IAU, creemos que era algo totalmente necesario ya que era prácticamente imposible para la IAU comprobar o confirmar que todos los datos que enviaban los organizadores de eventos para obtener una LABEL eran ciertos y correctos. Con este nuevo sistema de delegados, una persona formada por la IAU puede, personalmente, acercarse a las instalaciones de dicho evento y comprobar que todo este en orden.

Hablando de los récords sudamericanos, creemos que es fundamental la comunicación de las federaciones nacionales para mantener un fluido intercambio de datos, novedades y nuevos récords nacionales, de esta manera dejaríamos de depender exclusivamente de la DUV. Pero para que esto suceda, se necesitará la colaboración de dichas federaciones y también de todos los atletas sudamericanos de ultrafondo, participar entre todos hará que cada vez las cosas salgan mejor. También es necesario recordarles que la IAU envía y ha enviado a todas las federaciones sudamericanas, en todas sus circulares y comunicaciones la normativa de que solamente valdrán los récords conseguidos en eventos con LABEL por parte de la IAU. Por eso es que creemos, que la comunicación “federación-atleta” es tan importante como la comunicación “federación-IAU” o “atleta-IAU”. Es fundamental que los atletas que quieran buscar u obtener un récord sudamericano compitan en eventos con LABEL por parte de la IAU.

Como punto final analizaremos, brevemente los récords sudamericanos restantes o por llamarlos de algún modo, más “modernos”.

AÑO 2011 – RÉCORD MASCULINO 6hs – 83,600km – Buenos Aires, ARG.

VALMIR NUNES, BRASIL.

Ya hablamos de lo que fue este magnifico atleta, que no necesita más explicaciones. Una leyenda del ultrafondo.

AÑO 2015 – RÉCORD MASCULINO 6días – 780.422km –   Balatonfüred, HUN.

RICARDO UMANTI, ARGENTINA.

Uno de los ultrafondistas argentinos con más experiencia, con un gran curriculum de carreras, dentro y fuera de Argentina. Ricardo es, sin dudas, un referente dentro del ultrafondo en Sudamérica.

AÑO 2016 – RÉCORD FEMENINO 6hs – 72,730km – San Pedro, ARG.

LAURA GORDIOLA, ARGENTINA.

Atleta dedicada al ultratrailrunning, con grandes victoria dentro de la geografía nacional de su país. Si hablamos, solamente, del pasado 2018, Laura ha ganado: Champa Ultra Race 70K; Ultra Fiord Patagonia Chile 100 Millas (CHI); 75KM UTACCH (ARG); Turmalina Ultra Trail 50K (ARG); Endurance Challenge Chile 160 Kms (CHI) y ha sido segunda en la Ultra Fiord Patagonia Chile 100 Millas (CHI). Impresionante.

AÑO 2018 – RÉCORD FEMENINO 12hs – 124,095km – Buenos Aires, ARG.

DANIELA COLLAZO, URUGUAY.

Atleta con una breve pero intensa historia en el ultrafondo sudamericano, a finales del año pasado obtenía este récord y en mayo de este 2019 conseguía un nuevo récord femenino nacional de 24hs con 196,177km.

AÑO 2018 – RÉCORD FEMENINO 6días – 690,485km – Soriano, URU.

CARLA DADOMO, URUGUAY.

Otra de las atletas uruguayas que son la sensación del momento en Sudamérica. Carla ha obtenido varios récords nacionales y victorias. Su último logro ha sido mejorar su propio récord nacional de 48hs con una marca de 303,841km.

AÑO 2018 – RÉCORD FEMENINO 48hs – 366,000km – Passa Quatro, BRA.

ANA LUIZA DE FARIA MATOS, BRASIL.

Atleta con ultras de larga distancia en su haber, como por ejemplo: Ultramaratona dos Anjos 235KM y Extremo Sul Ultramarathon 226KM (BRA) en 2015 donde fue 1º y 2º fémina respectivamente. La PT 281+ Ultramarathon 281.9KM (POR) en 2016 donde fue segunda entre las chicas o la 300KM O Desafio (BRA) del pasado 2018, donde se quedo con el primer puesto de la clas. General.

AÑO 2019 – RÉCORD MASCULINO 48hs – 371,142km – Termas de Rio Hondo, ARG.

ARILSON DA SILVA, BRASIL.

Atleta con varias competiciones de 48hs en su haber, en el año 2016 fue 3º en las “Ultramaratona 48hs da Mantiqueira”con 320,400km. Al año siguiente ganó ese mismo evento con una marca de 352,000km. En el pasado mes de enero, dentro de las “48h Athens Int. Ultramarathon Festival” consiguió una marca de 335.000km, con unas primeras 24hs donde sumo 203,000km.

(pincha con el boton derecho y abre el gráfico en una nueva pestaña, si quieres verlo en grande)

Con esto concluimos nuestro pequeño articulo sobre los récords sudamericanos, esperamos que este cuadro de récords se siga modificando y el ultrafondo en Sudamérica siga creciendo cada vez más!

Relatos, Running, Spartathlon

SPARTATHLON 2018 – KARINA MOLINAS

14 noviembre, 2018

Karina Molinas se presentaba en la línea de partida del Spartathlon buscando convertirse en la primera atleta de Paraguay en lograr completar el mítico Spartathlon. Por esas cosas del destino le ha tocado vivir una de las peores ediciones de la historia, sino la peor. Lluvias durante, prácticamente, toda la carrera, tormentas terribles y vientos huracanados. Una estampa apocalíptica que solamente los más fuertes, de cuerpo y mente, pudieron vencer. 

 

Aquí su historia:

 

EL SPARTATHLON NO SE CORRE…SE VIVE

 

Mi historia en el Spartathlon comienza a escribirse en el 2014, en la 1° edición del “Ultramaraton en pista de 12hr Desafío Powerade” que se realizó en Asunción (Par). Estaba participando en un equipo de 4 corredores y en una de las vueltas nos saludamos con Fabián Duarte (finisher del Spartathlon), que vive en la ciudad Formosa, Argentina. Fue admirable verlo correr, ya que para mí el mundo del ultra era algo desconocido. En el año 2015 tuve la oportunidad de ir a su ciudad, Formosa, a una competencia de 10km. Después de terminarla Fabián nos invitó a su casa a tomar café, allí nos mostró todos sus logros en la disciplina del ultramaratón y también nos contó de su hazaña del 2013 en el Spartathlon. Fue ahí mismo, en su casa, que nos convenció a mí y a mi pareja, Diego Piris, de que Paraguay tenga sus primeros registros en el ultramaratón. Nos dijo, también, que él podría aportar su experiencia para ayudarnos.

Empezamos a entrenar sobre la base que ya tenía (mis primeras experiencias en el ultratrail) En el año 2017 fuimos en busca de las marcas mínimas para entrar en el listado de selectos ultras del mundo a desafiar el Sparta. Todo se dio en mi primera experiencia en carreras de ultramaratón. Logré la marca de 172kms en el Ultramaratón de 24hs de la ciudad de San Pedro, Argentina y también conseguí una marca de 266km en el Ultramaratón de 48hs de Passa Quatro, Minas Gerais en Brasil. Con esos dos registros el sueño comenzaba a hacerse realidad.

En marzo del 2018 se confirmaba mi participación como primera y única representante del Paraguay, si bien en enero 2018 ya habíamos comenzado el duro entrenamiento, con esta confirmación ya seguimos intensificandolo.

El mes de Setiembre del 2018 es para mí, el mejor mes del año, ya que en ese mismo mes del año 2004 me convertía en mamá  de Ximena, por lo que ahora, Septiembre, tendría aún más significado. Partimos en medio de muchas emociones rumbo a Grecia, llevaba conmigo el sueño de todo corredor amateur, de mi familia, de mis amigos  y sobre todo del OKARUNTEAM que desde que hablamos de esta hazaña nos apoyaron incondicionalmente. Gracias a Dios tuve la posibilidad de llevar como soportes a Fabián y a Diego, los días previos fueron emocionantes, ver llegar a los atletas de todo el mundo, compartir con ellos la ansiedad, con los mexicanos, brasileños y los argentinos, era una fiesta única del mundo del ultramaratón.

La noche de antes me fue muy difícil conciliar el sueño, a las 4:30am sonó el despertador, lo primero que hice fue correr la cortina de la habitación y para mayor ansiedad estaba lloviendo. Llame a mi mamá para despedirme, me preparé y mi corazón se aceleró aún más en el bus rumbo al Acrópolis, donde se iniciaría el viaje sin destino. Fue ahí donde tuve mi mayor conexión con Dios, durante todo el viaje le cantaba canciones para alabarle y entregarle todo.

Los primeros kilómetros me costó concentrarme, en cada CP seguía las instrucciones de carrera de Fabián en cuanto al ritmo y Diego que me iba cantando los tiempos entre cada avituallamiento, atendiendo siempre los tiempos de corte. Fue así que al llegar al maratón pregunté mi tiempo y con lo que Diego me indicó, pude darme cuenta de que iba conforme al plan de carrera. Ahí encontré mi calma y comenzó mi carrera. Todo iba perfecto, físico-cabeza-corazón iban respondiendo hasta el punto de tener 40 minutos de ventaja con relación a los cortes. Pero en estas competencias no siempre es sostenible esos buenos momentos sobre todo en esta edición (con lluvia y tormentas desde el inicio) ya que eran obligatorias las paradas en algunos CP para cambiar la ropa mojada y evitar así la hipotermia. Toda mi ventaja se fue cayendo al punto de que llegue a la base de la montaña tan solo tres minutos antes del cierre. La subida de caracol antes de la base de la montaña había fulminado mi ventaja, ya que la lluvia era cada vez más fuerte y se me hacía muy difícil avanzar.

 Ya en la montaña no tenía grandes planes de carrera, sabía que no  tenía margen, debería subir lo más rápido que pudiera, ese fue mi primer momento de desesperación. No se podía ver absolutamente nada, todo era neblina, lluvia y vientos fuertes, pero más grande fue mi sorpresa cuando llegué a la cima de la montaña; miré mi reloj y vi que había llegado con quince minutos antes del cierre. Eso fue algo increíble para mí, a partir de ahí sólo quería encontrarme con Fabián y Diego para decirles que había logrado sobrepasar ese momento.

El segundo momento de angustia y desesperación se fue dando pasando las veinticuatro horas de competencia, donde además del cansancio, el sueño y las descompensaciones estomacales, se sumó el tifón Zorfa, con vientos que superaban los 100km/h lo que me dificultaba avanzar o simplemente caminar. La peor parte fue en el CP 69 donde ví a Diego gritarme que “acelere” porque faltaban tres minutos para el cierre. A partir de ahí fue todo una supervivencia, mi cabeza se iba rindiendo, ya iba planeando el fracaso de no lograrlo, preguntando a Dios “porque me trajiste tan lejos para fracasar, decime cuál es tu plan perfecto?” pensaba en mi familia, en mis amigos, en mi país no quería fallarles.

En ese momento de mayor bajón, escucho que Diego me grita desde el auto “Reza Kari, reza” (dentro de nuestra planificación, habíamos incluido las oraciones para estos momentos de bajón) En este tipo de competencias es impredecible saber cómo el cuerpo va ir reaccionando a las horas, pero milagrosamente mi cuerpo seguía avanzando y encontré a un compañero que se unió a la lucha, el francés William Guillot. No teníamos el mismo idioma pero si el mismo sentir, llegar a los pies de Leónidas! Ya entrando en Sparta la crisis mental había pasado y tan solo faltaban aproximadamente veinte kilómetros. Fabián me había indicado que lo peor ya había pasado y que a partir de ahí era todo bajadas, mientras Diego me decía: “la única medalla que te falta es esta y ya la tenés cerca”.

A partir de ahí comencé a correr por mi vida, increíblemente mi cuerpo estaba entero, salvo las molestias del cansancio. Me sentía entera y con todo el corazón encendido, quería darle la alegría a mi país Paraguay  y la posibilidad de que también pueda estar entre los grandes guerreros de Leónidas.

Fue así que en medio de tanto sacrificio, sufrimiento, desesperación y alegrías iba visualizando la estatua de Leónidas y sobre todo la bandera de mí quiero Paraguay.

Llegué, besé sus pies y celebré ese momento de gloria con MI GRAN EQUIPO DE TRABAJO: Fabián, Diego y todos los que oraron por mí. También celebré, que a pesar de todo, nunca me rendí.

Hoy puedo decir que toda mi vida cambió en dos años, que correr ultramaratones transformó mi vida. No sólo sumando kilómetros, sino en la forma de encarar la vida ante una situación difícil. El Spartathlon me hizo revivir y sólo tengo palabras de agradecimiento, primero a Dios porque para mí todas las competencias del ultramaratón son un encuentro con él. A Fabián Duarte por haberme elegido, no siendo su compatriota, por haberme preparado no sólo físicamente sino espiritualmente. A Diego Piris que me acompaño en todo el tiempo de preparación, a mi familia, a mi hija, a mi equipo OKARUNTEAM, a todos los corredores y amigos que creyeron en mi sueño difícil. A los ultras y amigos argentinos que me apoyaron con sus experiencias, a los ultras mexicanos con quienes compartimos los mejores momentos. A las empresas privadas y al Presidente Mario Abdo junto con su señora la Primera Dama Silvana Abdo que me ayudaron a costear gran parte del viaje a Grecia, sumándose así al proyecto.

Por último decirles que no puedo dejar de pensar que volveré a estar en la línea de largada del viaje sin destino, esperando que Leónidas no sea tan exigente como en esta 36° edición.

Gracias!!!

SPARTATHLETA GUARANI.

Relatos, Running, Spartathlon

LATINOAMERICANOS EN EL SPARTATHLON

26 octubre, 2018

El Spartathlon es, sin dudas, una de las carreras de ultrafondo más duras del mundo. Tan difícil es completarla que sólo un tercio de los corredores logra llegar a la meta. Los 246 kilómetros partiendo desde la ciudad de Atenas y llegando a la legendaria Esparta atraviesan, carreteras llenas de coches y camiones,  senderos de barro, caminos rocosos, una gran subida al monte Partenio en plena noche con temperaturas mínimas y grandes desniveles. Todo esto con 75 check points a lo largo de toda la carrera y cada uno con su propio «dead-line». La presión y el esfuerzo por alcanzar los CP a tiempo  hace que la carrera sea aun más difícil. El spartathlon es una carrera mítica, está plagada de grandes historias y atletas fantásticos, pero en esta ocasión sólo nos enfocaremos en los atletas latinoamericanos y su desempeño a través de la historia de esta, la mejor carrera de ultrafondo del mundo. 

 

 

 

Por: Pablo Casal

 

 

La primera edición del Spartathlon fue en el año 1983 pero tuvimos que esperar siete años hasta ver un latinoamericano llegar a los pies de Leónidas y completar poder esta carrera.

Fue el argentino Adalberto Maidana, un prócer del ultrafondo de este país, quien tuvo el privilegio de ser el primero, en el año 1990, en tocar los pies de Leónidas y así completar el Spartathlon. Por aquellos años sólo unos pocos conocían la existencia de esta carrera y los que lograban llegar hasta Atenas, lo hacían conociendo muy poco y casi a ciegas, sin saber lo que les esperaba. Esto es lo que hace aún más grande la hazaña de este atleta.

foto4

Adalberto Maidana a los pies de Leonidas en 1990.

Pasaron nueve años y en 1999 otros dos pioneros del ultrafondo argentino decidieron volar hasta Atenas e ir en busca de la gloria. Julio Kaul y Gerardo Re no sólo completaron la carrera, en una de sus ediciones más duras hasta la fecha (de 185 atletas que partieron de Atenas, sólo 51 llegaron a Esparta), sino que también lograron terminar en el puesto 14 y 15 respectivamente de la clasificación general. Un logro increíble por parte de dos grandes atletas y queridos amigos.

101 102

Julio Kaul y Gerardo Re en su llegada a Esparta en 1999.

Llegó el año 2001 y el Spartathlon conoció al mejor ultrafondista de Latinoamérica y uno de los mejores del mundo. El Brasileño Valmir Nunes ganó el Spartathlon en aquel año con 23:18:05hs, la 18° mejor marca de la historia de esta carrera. En 2003 fue segundo y en 2007 consiguió el tercer puesto. Tres veces llegó a los pies de Leónidas y nunca se bajó del podio.

fotos_12_g

fotos_21_g

fotos_19_g

Valmir Nunes ganando el Spartathlon en el año 2001.

Valmir tiene un gran cirruculum de victorias y récords alrededor del mundo, entre ellos una de las mejores marcas de todos los tiempos en 100Km con 6:18:09hs y la 2º mejor marca en la historia de la Badwater135, otra de las carreras más duras del mundo.

valmir_2007

Valmir llegando a los pies de Leónidas. Año 2007.

En los años siguientes pocos atletas latinoamericanos lograron tocar los pies de Leónidas, pero entre esos pocos estaba el gran Uruguayo Dardo Segurola, quien completó la carrera en el año 2006. Llegó el año 2013 y con él la legión Argentina! Seis atletas de este país consiguieron terminar la carrera y lograr así un récord inédito en la historia del Spartathlon.

309548_10150425974906772_2138255476_n

El gran Dardo Segurola. Año 2006.

legion_argentina

La Legíon Argentina del 2013: Kierdelewicz, Cordoba, Rojas, Cordisco, Duarte y Arauz.

 

Al año siguiente, en 2014, sucedió otro hito histórico para los latinoamericanos, la argentina Ivana Farías y la brasileña María Claudia Ferreira fueron las primeras dos mujeres de Latinoamérica en lograr completar los 246km del Spartathlon.

15518732235_f80a969185_z

Ivana Farias, primera mujer Argentina en terminar un Spartathlon. Año 2014.

En 2015 seis latinos lograron besar los pies de Leonidas, ellos fueron: Pablo Barnes y Fernando Petracci de Argentina, Marco Aurélio Martins FarinazzoCarlos Henrique Rufino Gusmao de Brasil, el mexicano Gean Ivan Dagnino y el puertorriqueño Luigi Dessy, logrando este ultimo, algo inédito e histórico para su país Puerto Rico.

petracci_amor

El argentino Fernando Petracci, abrazado a Leonidas. Año 2015.

puertorico_2015

El puertorriqueño Luigi Dessy con la bandera de su país. Año 2015.

 

El 2016 estuvo lleno de récords para los latinos, aquí van:

  • Récord en cantidad de latinos finishers con 13 atletas; cinco argentinos (Pablo Barnes [segundo Spartathlon consecutivo], Ricardo Rojas Peredo [tercer Spartathlon completado], Fernando Petracci [segundo Spartathlon consecutivo], Pablo Berton e Ivana Farías [segundo Spartathlon completado]); cuatro brasileños (Darío Urbano Junior Cracco, Flavio Fernandes Vieira, Eduardo Sant Anna y Branco Ariovaldo Trindade [tercer Spartathlon completado]); dos mexicanos (Iván Dagnino Gean [segundo Spartathlon consecutivo] y Ruben Dario Barrera Munoz); un puertorriqueño (Luigi Dessy [segundo Spartathlon consecutivo]) y una uruguaya (Silvia Amodio).
  • Récord para Pablo Barnes en ser el Argentino mas rápido de la historia de la carrera con 27:05:31hs.
  • Récord para Ricardo Rojas Peredo y Branco Ariovaldo Trindade en ser los únicos dos latinos que completaron el Spartathlon tres veces en los últimos años (El gran Valmir Nunes también posee tres finishers de principios del 2000).
  • Récord para Ivana Farias en ser la única mujer latina con dos finisher en esta carrera.
  • Récord para México con dos finishers por primera vez en su historia.
  • Récord para Iván Dagnino Gean y Luigi Dessy en ser los únicos atletas de su país con dos finishers consecutivos.
  • Récord de Silvia Amodio en ser la primera uruguaya en completar el mítico Spartathlon!

pablo-barnes_1

Pablo Barnes, segundo Spartathlon consecutivo. Año 2016.

rojas_16

Ricardo Rojas Peredo, completando su tercer Spartathlon. Año 2016.

branco-ariovaldo-trindade_16_2

Branco Ariovaldo Trindade, completando su tercer Spartathlon. Año 2016.

En 2017 once atletas latinoamericanos han conseguido el gran objetivo de llegar a Esparta y completar el Spartathlon.

Comenzando por Argentina: Mauricio Duran, Fernando Petracci y Pablo Barnes, llegaron los tres juntos a la meta, algo inédito para un país que tiene un cupo pequeño de atletas inscriptos todos los años, comparado con la propia Grecia, Japón, Alemania o Gran Bretaña. Pero lo más destacado es que estos dos últimos atletas, Pablo y Fernando, se han convertido en los únicos atletas latinos, en la historia de la carrera, que han completado el mítico Spartathlon tres veces consecutivas! Martín Córdoba también fue finisher de la carrera y el cuarto argentino en meta. Con este 2017 Martín ha conseguido su tercer finisher, sus dos anteriores fueron en 2013 y 2014.

En la edición del 2017, dos atletas brasileños fueron los primeros latinos en llegar hasta los pies de Leónidas. Dario Cracco lo logró en la 13º posición con un tiempo de 26:10:20hs. Fue su segundo finisher consecutivo. Marco Farinazzo, fue el segundo atleta de Brasil, llegando 16º, en el que fue su segundo finisher. El tercer brasileño en meta fue Carlos Gusmao, completando así tres finishers no consecutivos en el Spartathlon.

Will Rivera y Jason Romero, ambos de Puerto Rico, pero afincados en los Estados Unidos. Completaron por primera vez el Spartathlon. Lo mismo hizo el mexicano Marco Antonio Zaragoza Campillo y el costarricense Javier Montero, quienes se vieron, también, por primera vez con Leonidas y la meta de esta gran carrera. Javier fue el primer atleta de Costa Rica en completar el mítico Spartathlon!

El argentino Martín Córdoba y su mujer, felicidad pura. 

Farinazzo, Cracco y Gusmao, en la ceremonia de premiacion. 

Javier Montero, primer costarricense en completar el Spartathlon. 

Will Rivera y Jason Romero, de Puerto Rico, antes de comenzar la carrera.

 

La edición numero treinta y seis del Spartathlon ha pasado en 2018 y nos ha dejado muchas alegrías para los atletas sudamericanos.

A continuación repasamos toda la performance sobre los latinos: En el año 2013, la Argentina hacia historia en el mítico Spartathlon. Aquel año seis atletas lograron completar la prueba, algo inédito y nunca visto. Aquella fue la primera “legión argentina”. Este año 2018 la historia volvió a repetirse y una vez más seis atletas argentinos lograron llegar a meta! Mencionamos primero al gran German Cordisco, único integrante de aquella legión del 2013 que volvió a verse con Leónidas en este año 2018. Los atletas Fernando Petracci y Pablo Barnes consiguieron su cuarto finisher consecutivo en la carrera, algo que ningún otro atleta de Latinoamérica ha logrado en la historia de la carrera. Héctor Bengolea logró su segundo finisher en el Spartathlon (anterior 2014). Ariel Polizio llegó a los pies de Leónidas en su debut y en una de las peores ediciones de la historia en esta carrera, debido a las tormentas que azotaron toda la carrera. Por último, pero no por eso menos importante nombramos a la atleta Patricia Scalise, quien se ha convertido en la cuarta atleta latina en lograr completar esta mítica carrera. Mencionar que Patricia, junto a su hija, fueron las asistentes, en el año 2013, de su marido Nicolás Kierdelewicz (integrante de la primera legión argentina). Este año 2018 los papeles se cambiaron y fueron Nicolás y su hija quienes ayudaron  Patri a cumplir su sueño.

Los atletas brasileños, por segundo año consecutivo, logran tres atletas finishers en el Spartathlon. Urbano Cracco se mete en el TOP24 por tercer año consecutivo y por supuesto, con tres finishers consecutivos. Carlos Henrique Gusmao consiguió en este año su cuarto finisher (2014/2015/2017 y 2018). Da Cruz Souza Wladimir, llegó a los pies de Leónidas, faltando veinte minutos para el cierre de la prueba y consiguió así su primer finisher.

Karina Molinas se presentaba en la línea de partida del Spartathlon buscando convertirse en la primera atleta de Paraguay en lograr completar el mítico Spartathlon. Por supuesto que lo ha conseguido y a vez convertirse en la quinta atleta latina en conocer a Leónidas! Felicitaciones Karina! El mexicano Marco Zaragoza se ha convertido en el segundo atleta mexicano con dos finishers consecutivos en la historia de esta carrera (anterior Gean Ivan Dagnino – 2015 y 2016) Ojala en 2019, también lo veamos en la línea de partida.

El puertorriqueño Will Rivera fue, en este 2018, en primer atleta latinoamericano en llegar a los pies de Leónidas. Will cerró el TOP15 de esta edición consiguiendo, también, su segundo finisher consecutivo.

Los argentinos Barnes, Petracci y Cordisco, terminando el Spartathlon juntos.

Carlos Henrique Gusmao, el brasileño con mas finishers en la historia de la carrera.

Karina Molinas, primera atleta de Paraguay en completar el mítico Spartathlon!

 

 

En los 35 años que lleva esta carrera, tan sólo 48 latinoamericanos lograron terminar un Sparathlon: 22 argentinos, 14 brasileños, 5 mexicanos, 2 uruguayos, 3 portorriqueños, 1 costarricense y 1 paraguaya. Lo que hace aun más grande la hazaña de estos valientes!

Continue Reading…

Badwater, Relatos, Running

MUJERES EN LA BADWATER 135

27 julio, 2018

La Badwater es una carrera de 217km que comienza en el valle de la Muerte, a 85mts por debajo del nivel del mar y siguiendo una carretera pavimentada, llega hasta el Mount Whitney, a más de 2500mts de altitud. El tiempo permitido para acabar la carrera, es de 60 horas. Su nombre exacto era el ultamaraton Badwater. Los competidores la llamaban la Badwater 135 y muchos la conocían como “la carrera a pie más dura del mundo”. Una carrera plana a través del valle de la Muerte en la época más calurosa del año donde la temperatura llega a alcanzar unos 49Cº a la sombra.

 

 Aquí les dejamos unos pequeños datos para tomar conciencia de lo importante que fueron y son las mujeres para esta carrera!

Ya desde la primera edición en 1987 (el desafío USA vs UK) la historia de la Badwater se ha forjado con muchas mujeres como protagonistas. Esta dura carrera lleva 29 ediciones, en 27 de ellas hubo, al menos, una mujer cruzando la línea de meta. En 11 ediciones, de esas 27, hubo una mujer en el TOP3 de la clasificación general y en 23 ediciones hubo una mujer dentro del TOP10, increíble! En tres ocasiones una mujer consiguió ganar la carrera!

Las atletas femeninas siempre estuvieron presentes en la historia de la Badwater, en esas 27 ediciones siempre hubo una fémina dentro del TOP16!

 

Si bien la historia de la Badwater está llena de historias fantásticas y personajes increíbles, pero esta vez solamente nos enfocaremos en el desempeño de las atletas femeninas.

 

Por: Pablo Casal

 

1987 – Primera edición de la prueba, que fue un desafío entre la USA y UK, la prueba (de 146milas) fue  ganada por Eleanor Adams-Robinson en 52:45:00hs, quien también fue la única mujer en participar y completar el primer Spartathlon de la historia!

1988 – Sólo tres atletas consiguieron completar las 146 millas, la 2º clasificada fue Linda Elam, con 61:47:00hs.

1989Barbara Alvarez y Angelika Castaneda, llegan juntas a meta como las ultimas clasificadas, en una edición donde sólo cuatro atletas lograron completar la carrera, dos mujeres y dos hombres.

1990Barbara Alvarez y Angelika Castaneda quedan en 6º y 7º posición de la clasificación general respectivamente con 39:27:00hs. Llegando juntas a meta. Sólo 17 atletas logran terminar la prueba.

Angelika Castaneda, año 1999.

1991Bonnie Boyer logra la 3º posición en la clasificación general 36:19:20hs. Barbara Alvarez y Angelika Castaneda vuelven a quedar en 6º y 7º posición de la clasificación general respectivamente, esta vez en 40:05:10hs. Tres mujeres en el TOP10. Sólo 15 atletas lograron completar la prueba.

1992-1993 – No hubo mujeres que lograron terminar la prueba.

1994Judy Overholtzer logra la 7º posición en la general con 46:57:50hs. Sólo 16 atletas logran completar la prueba, tres de ellos son mujeres.

1995Judy Overholtzer logra la 3º posición en la general con 40:44:01hs. Lisa Smith queda en 4º posición de la general con 41:24:31hs. Sólo 16 atletas logran completar la prueba, tres de ellos son mujeres.

1996Judy Overholtzer logra la 3º posición en la general, por segundo año consecutivo, con 41:13:00hs.

1997Lisa Smith queda en 3º posición de la general con 37:01:00hs. Única mujer entre los 20 finisher.

1998Lisa Smith queda en 4º posición de la general con 37:01:00hs.

Lisa Smith, sonriente durante un tramo de la carrera, año desconocido. 

1999Angelika Castaneda consigue la 8º posición de la clasificación general con 36:58:00hs. Año de record con 5 mujeres terminando la prueba!

2000Irina Reutovich, de Rusia, queda en 5º posición de la general con 29:48:27hs. Nueves mujeres logran completar la prueba de un total de 49 atletas.

2001Anne Langstaff, con 40:13:40hs logra la 11º posición de la general.

Anne Langstaff, año 2001.

Continue Reading…

Entrevistas, Running

UN CAFÉ CON EDDIE GALLEN

8 noviembre, 2017

Es prácticamente imposible no haberse cruzado con Eddie Gallen en una carrera de ultrafondo aquí en España. Ha participado en más de una docena de ediciones de los 100km pedestres de Madrid, otras tantas en los 100km de Cantabria y en muchas otras carreras de 100km dentro del país. Si hablamos de 24hs, Eddie ha estado presente en todas las ediciones de las 24hs de Barcelona y su curriculum de carreras es impresionante, promediando desde hace más de una década seis o siete ultras de gran nivel al año. Nacido en Irlanda, lleva diez años consecutivos representando a su país, con el equipo de 24hs, en campeonatos del mundo y europeos. Y si todo esto les parece poco, Eddie también fue finisher del mítico Spartathlon griego en cuatro oportunidades.

A continuación, les mostramos nuestra charla con este gran atleta en donde nos cuenta su historia, sus comienzos y sus recuerdos más bonitos en esta fantástica disciplina que es el ultrafondo.

 

Por: Pablo Casal

 

– A tan solo 10 días del Spartathlon griego, nuestra primera pregunta es casi obligatoria, has logrado completar esta mítica carrera en cuatro oportunidades (2010/2011 y 2014/2015), ¿el año 2010 fue tu primer intento en esta carrera?

– Al Spartathlon fui seis veces, dos veces he abandonado y he logrado terminar la carrera en cuatro oportunidades, mi primera vez fue en el año 2001, donde tuve que abandonar y tardé diez años en volver a correr esta carrera por que no quería fracasar otra vez. Por aquellos años no había tanta información y la verdad es que fui sin estar preparado, leías alguna cosa o alguien te contaba algo sobre los puntos de control y esas cosas pero no había mucho más.

– Pasaron diez años y allí estabas nuevamente, valió la pena la espera, verdad?

– La verdad que sí, valió la pena la espera, fue algo increíble! Después de fracasar la primera vez, sueñas con poder terminarla y yo lo soñé durante diez años. Esos metros finales con todas las banderas, la gente aplaudiéndote, todo ese ambiente es algo que nunca se olvida.

– Aunque ibas mejor preparado, hubo momentos en que pensabas que no ibas a poder completar esos 246km?

– Estuve a punto de retirarme, iba hablando con un periodista irlandés y le dije “Yo abandono, no puedo más, voy a esperar que me coja el autobús y voy a retirarme”. Estuve horas y horas caminando solo por la noche cabizbajo y de repente paso por al lado de un corredor que estaba sentado en la carretera. Me paré a preguntarle si estaba bien y me dijo que sí, pero que se había lesionado el tobillo y se iba a retirar. Le dije que yo también me iba a retirar y me dijo “No, no, que tú puedes! Estas entero, estas muy bien, hazme caso!”. Entonces seguí caminando y empecé a pensar en lo que me había dicho y gracias a él (Harvey Lewis) y lo que me dijo pude cambiar la cabeza y lograr terminar. Pensar que si hubiese pasado por su lado sin decirle nada, seguramente me hubiese retirado un poco más adelante.

– Y como les pasa a la mayoría, al año siguiente, en 2011, volviste al Spartathlon, ¿que crees que tiene de especial o mágico esta carrera?

– Para mí es la mejor carrera que he corrido en mi vida, es como una droga, te engancha pero claro, en el buen sentido. Recuerdo que en la cena de clausura dan un discurso y dicen “Atletas, habéis venido de los cuatro rincones del mundo y vuestra presencia nos honra. Los que han logrado terminar y los que no, a partir de ahora somos una familia y cada año la familia es más grande” es un mensaje muy bonito, aunque no sé si son esas palabras exactas, pero yo creo que ese mensaje es lo que transmite la carrera.

– Y tu segundo abandono, fue al año siguiente, una edición muy recordada por el extremo calor, ¿que recuerdas?

– El año del calor en que terminaron, si no recuerdo mal, solamente el 22% de los atletas, abandoné en el kilómetro noventa. Fue semanas después del mundial de 24hs de Katowice, donde participé representando a mi país Irlanda y no tuve el tiempo necesario para recuperarme. Incluso si hubiese estado bien, el calor de ese año fue terrible.

– ¿Con que recuerdo te quedas de tus cuatro finishers en esta mítica carrera?

– Tengo muchos recuerdos, en lo personal con el 2015, donde hice mi mejor marca, pero para mí, más allá de las marcas, es la mejor carrera que hay, desde la organización, gente muy simpática, los hoteles y el servicio, los avituallamientos, la cena de clausura, todo lo que rodea a la carrera en si es muy bonito.

– Hablando de tu impresionante currículum de carreras, vemos que tu primera carrera de ultrafondo son los 50km de la subida al veleta en 1999, ¿es así?

– Estuve pensando sobre mi primera carrera de ultrafondo y no es esa, la primera fueron los 100km de Corricolari, en el año 1995. Fue el año que en Madrid hubo una tormenta terrible, recuerdo que se estaba jugando la final de la Copa del Rey en el Bernabéu y la tuvieron que suspender por la lluvia. La organizadora del evento dijo que quien lograra terminar, a pesar de la tormenta, tendría inscripción gratis de por vida. Terminamos muy pocos la verdad y yo terminé destrozado porque durante el día nos abrasamos por el calor y por la noche nos cayó una tormenta increíble. Si hubiese estado solo, habría abandonado, pero íbamos en un grupo y logramos terminar.

– Esa fue tu primera carrera de ultrafondo, y ¿tu primera maratón cuando fue?

– Mi primer maratón fue en Irlanda, el maratón de Dublín, en el año 1982. Al año siguiente hice Belfast y luego en Dublín otra vez. Me vine a vivir a España, estuve dos o tres años sin hacer nada y volví a correr maratones, la primera en España fue Barcelona, después creo que hice Madrid, Jerez e hice muchas de montaña como el Alpino Madrileño, después de eso fue que nació la idea de correr esos 100km de Corricolari y allí comenzó todo.

– La primera maratón en algo muy importante, ¿como fue esa experiencia?

-Tenía veinte años y nada de experiencia, terminé en seis horas y doce minutos. Desde el kilómetro quince, casi todo caminando. Recuerdo que, mientras se hacía de noche, bajaban las señoras con unas mesitas y ponían té, café y galletas para lo que estábamos participando, eso fue muy bonito. Lo mejor fue llegar a la meta, está claro. Con los años he mejorado he!

– Dar el salto al maratón es siempre un paso importante, ¿habías corrido anteriormente carreras de menor distancia como preparación?

– De pequeño siempre había jugado al fútbol, pero nunca había hecho nada de atletismo ni correr. En esa época estaba de moda que cada ciudad se monte su propia maratón y ese año 1982 vi el maratón de Belfast que pasaba por mi casa, había un ambientazo y ahí surgió la idea. Pero el maratón fue mi primera carrera, no había corrido nada antes de esa carrera. Me acuerdo que corrí con el pantalón y la camiseta de Argentina, porque me gustaba mucho el equipo con Kempes y Maradona.

– Hablábamos antes de tu gran currÍculum de carreras y entre muchas carreras de asfalto vemos el famoso UTMB, ¿como es correr por esas montañas?

– Cuarenta y tres horas tardamos, empezamos corriendo y luego hicimos casi todo andando con mi compañero Luis. Fue en el año 2006, no había tantos medios como hay ahora pero era una carrera prestigiosa. Eso si es que una carrera de montaña, ves a lo lejos una montaña y piensas “Hasta allí no nos van a hacer subir” y la tienes que subir, después ves otra más alta y lo mismo. En un momento estuvimos a punto de retirarnos, empezó a llover la segundo noche y yo no tenía bastones, íbamos patinando en el barro y pensamos en abandonar pero al final decidimos intentar y seguir en carrera, al final llegamos, como zombis pero llegamos. Fue una buena experiencia pero no creo que la vuelva a hacer.

– Si tuvieses que elegir una carrera de ultrafondo aquí en España, ¿con cual te quedas y por qué?

– Es difícil pero los 100km de Madrid, en Vallecas, es una carrera que me gusta mucho. Por la historia que tiene, por Rafa y sus hijas que llevan años organizando la carrera, es un ambiente muy bonito. Lo conozco a Rafa desde hace veinte años y la carrera es muy chula.

En el año 2004 participaste en la primera edición de las 24hs de Barcelona y ganaste la carrera, ¿qué recuerdos tienes y como ha cambiado esa carrera después de tantos años?

– Aquella primera edición éramos solamente ocho participantes, dos corríamos y los otros seis caminaban. Recuerdo que me llamó Paris Canals una o dos semanas antes y me dijo “Se van a hacer unas 24hs en Barcelona y creo que las puedes ganar”. Bueno le dije y me apunté, la verdad que éramos pocos pero al final gané con 207 kilómetros, que fue mí mejor marca por algunos años. Las 24hs de Barcelona han mejorado mucho con los años y la verdad que la carrera ha cambiado muchísimo, he estado presente todos los años y este 2017 también iré.

– Has participado, prácticamente, en todas las ediciones de las 24hs de Barcelona y en distintas distancias, ¿cuales fueron tus mejores marcas dentro de esa carrera?

– Creo que en 24hs fue en el año 2008, que quedé segundo con 216 kilómetros. En 2015 también quedé segundo en 12hs con 134 kilómetros y en 6hs algo así como 72 kilómetros hice en 2016, ese año quedé cuarto. Este año correré las 12hs.

– Estaríamos locos si no te preguntáramos por tus participaciones en los Europeos y Mundiales de 24hs, representando a tu país Irlanda, pero lo  primero y más importante, ¿como comenzó todo?

– Todo comenzó en el año 2007, en el Campeonato Europeo de 24hs que se disputo aquí mismo en Madrid. Ví que en 2006 Irlanda había mandado un equipo al mundial de 24hs de Taipei y al ver las marcas me di cuenta de que yo también tenía marcas similares. Me puse en contacto con Richard Donovan, quien en esa época era el jefe del ultrafondo en Irlanda. Recuerdo que le pregunte “¿Vas a mandar un equipo al europeo de Madrid?” y me dijo que no. Entonces le dije “Puedo ir yo, que ya vivo aquí en Madrid!” y me inscribió. Así fue como empezó todo.

– ¿Y que recuerdas de esa primera participación en un Campeonato Europeo de 24hs representando a tu país?

– Recuerdo muchas cosas, estaba solo con mi banderita de Irlanda. Algo un poco gracioso fue que como me apuntaron tarde, no pudieron mandarme la ropa del equipo. Así que tuve que improvisar con un jersey que tenia de rugby de Irlanda y un chándal color verde. Un poco improvisado todo, pero el recuerdo que te queda de estar allí con la bandera de tu país, representándolo, es muy bonito.

– Ese mismo 2007 y a los pocos meses, estabas debutando, también con Irlanda, en un campeonato del mundo de 24hs, esta vez, imagino que bien equipado, ¿verdad?

– Si, si, fue en Canadá, en Drummondville, ya con todo el equipo de Irlanda y la vestimenta adecuada. Ese año no me salió bien, pasamos un calor de locos, parecía una sauna. Al año siguiente el mundial se disputó en Seúl, que fue junto con Drummondville, los dos sitios más lejanos a los que viajé para participar de un mundial. Los seis mundiales siguientes en los que participé ya fueron en Europa.

– Repasemos: Desde aquel 2007 has participado en todos los campeonatos europeos y mundiales de 24hs que se han disputado, hasta este último del 2017 que fue en tu tierra Belfast, ¿como fue la experiencia de correr allí?

– Fue algo increíble, porque aparte de que soy de allí, fui el capitán del equipo. Fue el mejor fin de semana de mi vida, correr en mi ciudad, ser el capitán de tu país. Al final en la carrera hice 226km, que es mi mejor marca con Irlanda, así que eso también es algo que se suma a todo aquel gran fin de semana.

– Allí en Belfast, en el último campeonato del mundo de 24hs, se vivió algo que a nuestro humilde entender, se ha agrandado y exagerado mucho en las redes. El hecho de que fallara durante un tiempo, el sistema de cronometraje. ¿Como lo has visto tu desde dentro?

– Sí, creo que se ha exagerado un poco todo, lo más triste es que quien organizó el campeonato del mundo y organiza allí mismo el campeonato de Irlanda cada año, es un tío majísimo que lo hace todo junto a su familia. Todo lo ha hecho muy bien, el alojamiento, las comidas y cenas muy bien, el transporte también. El cronometraje le salió mal, eso es verdad, el contrató una empresa que se dedica a eso y ha fallado. No es su culpa y el pobre hombre ha quedado muy tocado por la situación, estuvo dos años preparando todo y por ese fallo parece como que todo estuvo mal, es una pena la verdad.

– También en tu tierra, has participado de todas las ediciones de la carrera “Energía 24hs”, ¿qué tiene de especial esa carrera para ti?

– Lo primero y principal es que la carrera es en mi ciudad, Belfast. La primera edición fue en el año 2010, empezaron en una pista de atletismo, en un ambiente muy familiar. Recuerdo que me enteré de la carrera cuando volvíamos del mundial de 24hs del 2010 en Brive, Francia. Íbamos camino al aeropuerto, con los otros irlandeses del equipo y Richard Donovan, comentó que había alguien en Belfast que quería montar unas 24hs en una pista de atletismo. Al averiguar en donde era, me di cuenta de que en esa misma pista había estado yo cuando tenía 16 años, el día que se inauguró, porque mi hermano participaba de la ceremonia de apertura. Esas 24hs en 2010 fueron las primeras 24hs que se organizaron en Belfast. Muchas casualidades y coincidencias como para no estar presente. Por suerte no he faltado a ninguna edición desde ese año. En el año 2016 cambiaron al parque en donde están ahora, que por cierto fue en donde hice mi mejor marca, 230 kilómetros.

– Volviendo a la actualidad, imagino que estarás entrenando para las 12hs de Barcelona, ¿como viene la preparación y con qué objetivos vas a llegar a la pista de Can Drago?

– La idea es intentar superar mi marca del 2015, de 135 kilómetros, que también es el record de Irlanda de 12hs. Hablando ya de la preparación y los entrenamientos, nunca he tenido ningún plan fijo, siempre depende de mi trabajo y los huecos que tengo. Si por ejemplo entreno para unas 24hs intento hacer seis horas el sábado y tres el domingo o cinco y cuatro, depende. Para estas 12hs estoy bajando un poco las horas y sumando un poco más de velocidad.

– Debemos preguntarte en donde es que realizas un entrenamiento de seis horas, ¿en una pista de atletismo, en Casa de Campo o vas hasta algún sitio puntual y vuelves?

– Cuando tengo que realizar ese tipo de entrenamientos suelo hacer el anillo ciclista de Madrid, que son 65 kilómetros. Ya lo he hecho como seis o siete veces, cuando tengo que hacer esos entrenamientos fuertes. Otra vez hice unos 72 kilómetros por Casa de Campo y alguna vez fui desde mi casa hasta el Pardo, que serán unas cuatro horas, depende de muchas cosas.

– Pensando en el año que viene, cuáles son tus planes para el 2018?

– Para el año que viene estoy esperando a ver si hay un europeo, si no intentaré ir al Spartathlon, si hay fondos. Aparte de eso, el campeonato de Irlanda de 24hs, que es todos los años en Belfast en el mes de Julio, en la “Energia 24hs”. Este 2017 fue el sexto año que se disputó un campeonato de Irlanda de 24hs y quedé cuatro. De los anteriores campeonatos tengo tres bronces, una plata y un oro.

– Solo nos queda felicitarte por todos tus logros y carreras, desearte lo mejor en tus próximas competencias y como última pregunta, ¿te queda algo por correr?

– Me queda pendiente intentar hacer bien una carrera de 6 días y unas 48hs. Hice una de 48hs hace algunos años en Alemania y me gustaría correr otra vez una carrera así, pero más adelante. Ahora mismo estoy con la selección de Irlanda de 24hs que eso es lo importante, hasta que aguante, estoy concentrado en eso, que el nivel de atletas está subiendo mucho. Para las 48hs no tengo prisa, queda tiempo por delante. La de los 6 días también la tengo pendiente, en 2015 fui a los 6 días de Francia y me fue muy mal, no por mí, sino por motivos ajenos a mí; terminé abandonando en el segundo día. Sin entrar mucho en detalles, decir que no me ha quedado un buen recuerdo de esa carrera. Pero como dije antes, la idea es mantenerme con la selección de Irlanda algunos años más y después ya veremos lo que depara el futuro.

 

Desde espirutlibre agradecemos al gran Eddie Gallen el tomarse un tiempo de su día para quedar con nosotros, tomar un café y compartir su historia. También le deseamos el mayor de los éxitos en las 12hs de Barcelona y en todas sus próximas aventuras.

Relatos, Running, Spartathlon

FINISHERS CONSECUTIVOS – SPARTATHLON

17 octubre, 2017

El Spartathlon es, sin dudas, una de las carreras de ultrafondo más duras del mundo. Tan difícil es completarla que sólo un tercio de los corredores logra llegar a la meta. Los 246 kilómetros partiendo desde la ciudad de Atenas y llegando a la legendaria Esparta atraviesan, carreteras llenas de coches y camiones,  senderos de barro, caminos rocosos, una gran subida al monte Partenio en plena noche con temperaturas mínimas y grandes desniveles. Todo esto con 75 check points a lo largo de toda la carrera y cada uno con su propio “dead-line”. La presión y el esfuerzo por alcanzar los CP más importantes a tiempo hace que la carrera sea aun más difícil.

Correr el Spartathlon es una experiencia tan extenuante que los participantes llevan el cuerpo y la mente a limites inimaginables, sabiendo, también, que el fallo más pequeño los puede dejar fuera de carrera.

Muchos se atreven a participar, pero pocos son los afortunados que logran llegar a Esparta; tocar  y besar los pies de Leónidas. Completar esta mítica carrera deja el cuerpo y la mente en un estado de agotamiento tremendo, pero entonces?!……..Por qué al año siguiente, muchos de estos valientes vuelven a estar en la línea de salida preparados una vez más, para volver a sufrir y llegar a sus cuerpos y mentes esos limites inimaginables.

En espiritulibre te contamos quienes son esos grandes atletas que no sólo lograron terminar el Spartathlon, sino que al año siguiente volvieron y también triunfaron; y al año siguiente lo mismo y al siguiente, y al siguiente…..…leyendas del Spartathlon que a día de hoy, algunos al menos, pueden seguir acrecentando su historia!

 

Por: Pablo Casal

 

En el mapa de portada te mostramos sólo a algunos atletas, que a nuestro humilde entender fueron y son los grandes protagonistas de esta mítica carrera, sabemos que colocarlos a todos sería imposible. Recordamos también, que en esta ocasión, nos enfocamos solamente en atletas con finishers consecutivos!

 

 

19 ediciones – Low Andras – Hungria – 2000/2018.

El húngaro arrancó su tren imparable en Atenas en el año 2000 y nunca se detuvo. Sus 19 ediciones consecutivas lo colocan en el escalón más alto de nuestra cuenta.

En su segundo Spartathlon, en el año 2001 consiguió su mejor puesto hasta ahora, una 6° posición con 27:46:27hs. Su mejor tiempo. El año 2015 llegó en el puesto numero 145 y a poco mas de media hora del cierre de carrera, una sorpresa dado que este atleta nunca había bajado del TOP 31 en todos sus finishers, el 2016 también fue parecido dado que Low llegó en el puesto 149, pero esta vez como un poco más de margen. En 2017 y 2018, Andras obtuvo el 63º y 111º puesto de la Clasificación General respectivamente.

Andras logró llegar a los pies de Leónidas en el año 1992 y 1993. Sumando todos sus finishers, con 21 ediciones, es también quien más veces ha completado la prueba en la historia de la carrera!

 

15 ediciones – Pallaruelo Gilles – Francia – 2002/2016.

El galo es una de las leyendas vivas de esta carrera, a partir del año 2002, nunca faltó a su cita con Leónidas en Esparta! Su mejor tiempo es de 32:24:34hs. En el año 2008.

En 2013, participó junto a su hijo Ángel, que debutaba en la carrera con 20 años, siendo el atleta más joven de esa edición. Llegaron juntos a Esparta en 35:12:29hs.

En el año 2014 Ángel volvió a Atenas y consiguió, esta vez un poco antes que su padre, terminar su segundo Spartathlon consecutivo, será el inicio de otra gran racha por parte del hijo de Gilles?! Este 2015 pudimos ver como Gilles besaba los pies de Leonidas por 14ta vez consecutiva, pero su hijo Ángel no tuvo la misma suerte. En 2016 el francés volvió a besar los pies de Leonidas y completo 15 ediciones consecutivas.

Con un poco de tristeza decirles que en 2017 se ha cortado la gran racha de finishers consecutivos que llevaba este gran atleta francés. Pero también decir que en 2018 el gran Gilles ha vuelvo a visitar a su viejo amigo Leónidas.

 

14 ediciones – Malinowski Zbigniew – Polonia – 2004/2017.

El Polaco empezó con el pie derecho su gran racha en esta mítica carrera. En 2004, su primer año de la racha, llegó a Esparta consiguiendo un gran 11° puesto en 29:40:08hs. Su mejor puesto y tiempo hasta ahora. En 2017 Malinowski llegó a los pies de Leónidas en el puesto 183º de la Clasificación General con un tiempo de 34:42:57hs. siendo este año su último de su racha, ya que el polaco no ha podido completar la prueba en 2018.

 

14 ediciones – Gogos Apollonios – Grecia – 2004/2017

El griego con más ediciones consecutivas logró ampliar su palmarés en 2016!

En el año de su debut consiguió su mejor puesto, 36° con 34:20:22hs. Sin embargo su mejor tiempo lo logró en el año 2009 con 31:53:00hs. Llegó en el puesto 41°. En su 14º visita consecutiva a Leónidas llegó en el puesto 219º de la C. General con un tiempo de 35:11:33hs. y al igual que Zbigniew Malinowski, lamentablemente, su racha ha llegado a su fin.

 

13 ediciones – Funada Kimie (Noto) – Japón – 1995/2007.

La mujer con más finishers consecutivos de la historia de la carrera y probablemente lo sea para siempre!

Kimie debutó en el año 1995, pero tuvo que esperar casi diez años para conseguir su mejor marca, fue en el año 2004 con 29:57:40hs. Quedó 12° en la clasificación general. Este año fue la primera mujer en besar los pies de Leónidas.

En 2007 fue su última edición consecutiva, lo que hace que el récord ya no puede ser ampliado, aunque en 2009 y 2011 corrió y consiguió terminar la carrera. En la categoría femenina el rendimiento de la nipona es impresionante. En su racha de 13 ediciones nunca bajó del 7° puesto, ganó en 2004 y 2005, fue 2° en 1997, 1998, 1999, 2001 y obtuvo el tercer puesto en los años 1995 y 1996.

 

 

13 ediciones – Nishimura Yoshio – Japón – 1997/2009.

Otro atleta del país del sol naciente, Yoshio empezó su cuenta particular en el año 1997. Pero el año 2003 fue, sin dudas, su mejor año, consiguió un 8° puesto con 28:18:33hs. También fue su mejor tiempo.

Su récord quedará en 13 ediciones, lo que no es poco, verdad?!

 

12 ediciones – Meadowcroft Robert – UK – 1983/1994.

Robert fue uno de los 45 valientes que en el año 1983 emprendieron el viaje a Esparta en el primer Spartathlon de la historia!

Gran valor tienen sus 12 ediciones consecutivas, ya que por aquel entonces, como todos sabemos, la carrera era mucho más salvaje y arriesgada. En 1988 llegó en 5°lugar, su mejor año, con 29:52:04hs. En el año 1997 y 1998 Robert volvió a llegar a los pies de Leónidas.

 

11 ediciones – Karl Hubert – Alemania – 2001/2011. (+3 ediciones 1997/1999 +4 ediciones 2013/2016)

El alemán comenzó su racha en 2001, donde llegó en el puesto 25° con 32:35:36hs. Y le duró hasta el 2011.

Sin embargo, también logró terminar la carrera en otras 9 ocasiones!!!!

Fue finisher en el año 1992 y 1993, volvió a completarla en el año 1997, en 1998 logró su mejor marca con un 10° puesto en 28:59:20hs. En 1999 también quedó en la décima posición, consiguiendo un triple finisher consecutivo. En 2013, 2014, 2015 y 2016 esta máquina alemana volvió a besar los pies de Leónidas, consiguiendo un cuádruple finisher consecutivo!! Karl es, junto a Low Andras, el atleta con las finishers, no consecutivos, en la historia de esta carrera con 21 visitas a Leónidas, contando su última visita en este 2018!

 

Continue Reading…

Relatos, Running, Spartathlon

MI HISTORIA EN EL SPARTATHLON – FABIAN ALBERTO DUARTE

24 septiembre, 2017
Fabian Alberto Duarte, es un conocido ultrafondista argentino con un gran curriculum de carreras y resultados. El «yaca» como lo llaman sus amigos, es también el precursor de impulsar y organizar carreras de ultrafondo en Formosa, su provincia natal en el norte de Argentina. Desde espiritulibre sabemos, de primera mano, que Fabian es una gran persona y con un gran corazón; por eso nos alegramos enormemente de que se haya decidido a compartir su historia con nosotros y con todos ustedes. 
Esta es su historia: 

 

 

 

Por: Fabian Alberto Duarte

 

De  Formosa a los Pies de Leonidas.

 

A partir de mi primer Spartathlon, septiembre es el mes que más me motiva  a seguir corriendo y soñando .

 

Tuve la suerte o mala suerte, tal vez, de estar de los dos lados de esta carrera, del lado de la derrota y del lado de la gloria. Pero mi vida siempre fue así, ya que hubo acontecimientos que de una u otra manera me marcaron. Algunos mas fuerte y más duros, que parecieron verdaderas derrotas y otros, muchos, especiales que fueron verdaderos momentos de gloria.

 

Spartathlon 2012

 

En Septiembre de 2012  fui por primera vez al Spartathlon, comencé a entrenar el 1 de enero de ese año con la ayuda de un veterano del ultramaratón en Argentina, Gerardo Re, quien ya había conseguido completar el Spartathlon en dos oportunidades. Gerardo desde el principio me tuvo paciencia, no era fácil entrenar aquí en Formosa estando completamente solo, ya que prácticamente nadie sabía que eran las carreras de ultramaraton y menos aún de algo tan loco como una carrera de 246km en Grecia.

Que puedo decir, que comencé a entrenar estando solo, pero la verdad con mucha imaginación e ilusión, cosas que con el paso de los días y entrenamientos ya se iban transformando en un gran sueño! Siempre fui soñador rescato eso de mí y eso es, justamente, lo que me daba la fuerza para levantarme todos los días para entrenar. Pasaban las semanas y los kilómetros se iban acumulando, recuerdo que en algunas semanas llegué a los 200km.

El tiempo pasó, los días, los meses y llegó el momento de volar a Grecia, con los entrenamientos y el trabajo hecho. Una vez bajado del avión, todo era como estar en las nubes. En ese momento recordé una frase que me había dicho Mercedes Acuña, hacia algunos años atrás, cuando le comente mi idea de ir al Spartathlon, ella me dijo: «Fabian imagínate, de Formosa al Partenon!». Pasaron los años y esa frase se hizo realidad. Gracias a dios, desde el primer momento en que decidí comenzar a entrenar para esta mítica carrera, lo único que recibí fueron palabras de aliento.

Pero lamentablemente, la nube en la que estaba subido desde que bajé del avión, estaba a punto de evaporarse y la caída iba a ser muy dura.

Al llegar al hotel en Glyfada en Atenas, me avisan de que tengo un hematoma en la parte posterior de la pierna izquierda. Cuando me mire la pierna casi me desmayo, no lo podía creer, después de tantos meses entrenando, tanto sacrificio y tanta expectativa, me pasaba esto. El dolor no era solamente mío, sino pensar en mi familia, mis amigos,  en todos los que me habían apoyado durante todo este proceso. Mi cabeza iba a mil por hora hasta que logré ver a uno de los doctores de la carrera, no tenía ni idea de lo que había pasado con mi pierna. El diagnóstico fue, examinado muy por encima, una pequeña trombosis. Lo único que hacía era pasarme horas en el mar para que se me bajara la inflamación.

Llegó el famoso último viernes de septiembre y sabía que tenía lesionada la pierna pero no el corazón. Esa mañana del viernes a las cinco de la madrugada me encontró despierto y cambiándome para esperar el autobús que nos llevaría hasta la Acrópolis. En mi cabeza no cabía la idea de quedarme en el hotel solo mientras todos se iban a cumplir sus sueños. No me arrepiento de la decisión, estaba lesionado y lo sabia, pero estar en la largada del mítico Spartathlon es algo único y no me lo iba a perder. La carrera largó y yo lesionado, también salí a correr, en un pequeño rincón de mi cabeza pensaba en que tal vez, por algún milagro podría terminarla.

El milagro no sucedió y en el kilómetro setenta, con una sola pierna mi sueño se terminó. Se terminaba mi primer Spartathlon y lo único en lo que podía pensar era: «Por favor, que no haya nadie en casa cuando llegué», la frustración y decepción eran tan grandes que no quería que nadie me viera al volver. Por suerte, eso sí me salió bien, volví a Formosa, entre en mi casa y no había nadie. Dejé las valijas en el suelo, me senté en la cama y me puse a llorar.

Spartathlon 2013

Las heridas del año pasado iban cicatrizando y por el mes de Enero, el «titán» Martín Córdoba me animaba a que envíe nuevamente la inscripción para el Spartathlon. Todavía me servía la marca de los 330.400km que había realizado en las 48hs de Buenos Aires del 2011. Y así fue que a principios del 2013 comenzaba nuevamente a entrenar, con la misma o más ilusión que en 2012, pensando otra vez en esos entrenamientos semanales de 150km/200km. Siempre con el titán Martín Córdoba apoyándome y dándome fuerzas para que fuera y lo intentara de nuevo. Hasta Tucumán me fui a verlo y así poder entrenar juntos, también pasé algún tiempo entrenando por las cuestas de Apóstoles, en Misiones. No quería  dejar nada al azar, ya conocía lo dura que era la carrera y sus interminables subidas y bajadas.

Pasaron, una vez más, los meses y los entrenamientos, otra vez a volar a Grecia, otra vez en las nubes, hasta llegar a ese famoso último viernes de septiembre!

Este, sin dudas, era un año diferente, nunca hubo tantos argentinos en toda la historia de la carrera en la linea de partida, estaban: German Cordisco, Ricardo Rojas, Dario Arauz, Hector Bengolea, Nicolas Kierdelewicz, Gerardo Re, Martín Córdoba y yo. Puedo decir con orgullo que formé parte de la primera Legión Argentina en el Spartathlon!

La Legión 2013, más Franky Val de México. 
Con Gerardo Re, antes de la largada.
.
.

La carrera comenzó y si bien al principio íbamos todos juntos, yo ya me había acomodado a la par de Martín, con quien habíamos compartido un maratón y varios entrenamientos; sabía que era buena compañía. Así fuimos hasta Kineta, en el kilómetro cincuenta y cinco, a partir de allí, Martín se fue un poco más adelante y yo seguí a mi ritmo detrás de él hasta Theodori, en el kilómetro sesenta y cinco. A partir de ahí comencé a correr mi propia carrera, de un checkpoint a otro, ya que Martín se había adelantado mucho y yo había quedado completamente solo. Trate de controlar mi objetivo principal y no salirme de él, simplemente intentaba llegar al próximo CP. Descontando algunos minutos entre cada corte.

Los primeros kilómetros junto a Martín y Leo. 
 Así llegué a Corinto, en el kilómetro ochenta, con cuarenta minutos a mi favor, aunque no era lo pensado por que la idea era llegar ahí con una hora de sobra, pero me fue imposible conseguir esa diferencia. En ese CP ya estaba Ignacio Galan, un amigo español de Nicolas que me hacía de soporte y traductor, el me aconsejo que me hiciera unos masajes. Después me comí un plato de pasta y a salir a la ruta nuevamente en busca del próximo CP. Así pasaron los kilómetros y los checkpoints, uno detrás del otro hasta llegar a Soulinari, en el kilómetro ciento diez, donde empiezo a darme cuenta de que estoy pasando mucho frío y justo ahí recuerdo que mi rompe viento está en el CP de Nemea, cinco kilómetros más adelante y no tenia nada con que abrigarme. Por suerte allí en Soulinari estaba Patricia Scalise y Marta, la esposa de Martín. Al verlas les digo que venía pasando mucho frío y que no tenía mi rompe viento. Ahí mismo Marta se quitó su abrigo y me lo dio, mientras yo comía y bebía algo en el avituallamiento. Patricia fue hasta su auto, trajo su maleta y busco entre su ropa una camiseta térmica de mangas largas y me la dio; puedo asegurar que encontrarlas allí y recibir su ayuda en ese momento me salvo la vida.
.
Con Patricia Scalise, asistencia de lujo. 
.
.
Seguí mi camino, ya más abrigado y pase por la ciudad de Nemea, en el kilómetro ciento cinco. A los pocos kilómetros de Nemea se encontraba la ciudad de Lirkia, donde me vuelvo a encontrar con Martín, que se sentía un poco descompuesto. Decidí parar un momento a hablar con él y hacerle compañía hasta que se recuperara pero me dijo: «Anda Yaca, que yo ya sigo en un rato».

Ya en la base del Monte Partenio me encuentro con el gran Leo Bugge, tomamos un poco de caldo y me dice: «Vamos que esto es una gran aventura!» Y acto seguido comenzamos a subir. Mientras subíamos pensaba: «Por dios, la cima no llega más!», en ese momento mi cintura me dolía muchísimo, sentía que me dormía del cansancio mientras caminaba y la cima no llegaba más. Pero finalmente y casi de repente me encuentro con un checkpoint, me sientan, me abrigan con una manta y me dan algo de tomar, al día de hoy no recuerdo si era sopa o café, pero algo tomé, de eso estoy seguro, creo.

En ese CP y a esa altura de la carrera el frío era mucho, comencé a descender solo y un poco más aliviado por dejar el monte detrás, pero el alivio desapareció cuando comencé a escuchar unos rugidos de leones en medio de la noche; claramente estaba alucinando. Los rugidos parecían tan reales y los sentía tan cerca mío que no quería dejar de correr, que desesperación estar corriendo en el medio de la nada con esos rugidos retumbando entre las montañas. Al día de hoy, cada vez que recuerdo esas alucinaciones, para mí tan reales, se me caen lágrimas. Que chiquito me sentía entre semejantes montañas y rodeado de leones.

Por suerte llegué a Nestani, en el kilómetro ciento sesenta y ocho, con el amanecer de un nuevo día y siguiendo mi plan de ir de CP a CP hasta Esparta. Nuevamente lo alcanzo a Martín, que me había pasado anteriormente  y comenzamos  a correr juntos, alentándonos y ayudándonos. Llegamos juntos a Tegea, en el kilómetro ciento noventa y cinco, donde vemos a Gerardo (se había retirado de la carrera por problema estomacales), también estaban Katy y Marta. Nos dieron alimentos y bebidas ya que era una subestación y podían asistirnos, verlos a todos fue, sin dudas, un alivio, también era señal de que estábamos cada vez más cerca de llegar. Pero para Martín, más que un alivio fue un disparo de adrenalina ya que después de ver a su mujer Marta, salió como un misil, verlo fue algo increíble que nunca podré explicar. Otra vez me dejó atrás y yo ya estaba dispuesto a seguirlo cuando Gerardo, siempre astuto e inteligente, me dice: «Yaca, te toca una subida muy larga, encara tranquilo que arriba te espero con un sándwich de jamón crudo» Así que pensando en su promesa le hice caso, llegue al final de la subida y don Gerardo Re, ni en figurita estaba, me había dejado plantado! Todavía no sé si fue una estrategia o si se olvidó de su promesa. La cuestión es que me hizo correr esa subida por un sándwich y al final me dejó sin nada. Igualmente debo decir que ya al llegar al kilómetro doscientos dieciocho, si estaba Gerardo y esperándome con un helado! (Pocos son los que conocen las necesidades de un corredor en condiciones extremas y él como siempre, ocupándose de los amigos y ayudándonos para que lográramos lo que él ya había logrado…y dos veces!).

En ese momento Gerardo me dice cuántos kilómetros me quedaban para Esparta y a cuanto debía correr el kilómetro para entrar en tiempo, cosa que me dio un poco de tranquilidad, ya que en números y teoría sabía que llegaría. Aunque también sabía que no estaba todo dicho hasta que entrara a la ciudad de Esparta, pero una vez que pisé sus calles y vi la gente que salia a saludar, los plausos a cada corredor, los gritos, las motos y autos que saludaban con sus bocinas, sabia que llegaría. Cuanta emoción, todo ese ambiente ya comenzaba a invadir mi humanidad, pero yo sentía que todavía  me faltaba algo, me faltaba llegar a la avenida principal. Unos chicos en bicicleta me empezaron a seguir y yo lo único que les preguntaba, sin parar, era: «Por donde está la avenida, por donde está la avenida?!» casi entrando en desesperación.

Buscaba y buscaba esa famosa avenida llena de banderas de todos los países presentes y de repente allí estaba, la veía frente a mis ojos. A poco menos de doscientos metros alguien me da una bandera de Argentina, iba con la mirada perdida aunque entre la gente me pareció ver a Natalia Delfor, a Hector y a German. Pero cuando vi la imponente estatua de Leónidas, todo lo demás desapareció, mis ojos ya solo veían esas sandalias. Y así, entre gritos de «Vamos Fabi lo lograste!» llegué y toqué los pies de Leónidas; se me vienen mil cosas a la cabeza, tantas emociones, el haber logrado algo que tanto quería, el recordar a mi madre que en vida se alegraba de que corriera, pero a la vez se enojaba porque nunca me podía alcanzar para pegarme, vivía portándome mal. Recordar a mi padre, que sufría porque sabía que iba a correr tantos kilómetros. Y sobre todo, el recordar a mi familia, que estaba tan lejos mientras yo recibía la corona por haber logrado terminar el mítico Spartathlon.

Hoy tan solo me queda agradecer a mi familia y a mis amigos que siempre me ayudaron a cumplir mis sueños. También retribuir lo que hicieron conmigo ayudando a todos aquellos corredores que hoy quieren llegar  cumplir su sueño de llegar desde Atenas hasta Esparta. Por mi parte, no dejo de pensar en que algún día volveré!

24hs, Running

CAMPEONATO DEL MUNDO 24HS – IAU 2017 – PREVIA Y CANDIDATOS

27 junio, 2017

 

Sin dudas esta edición del 2017, a disputarse en Belfast, Irlanda del Norte, será la más grande a nivel mundial con más de 40 países con representación lo que significa todo un récord para estos campeonatos del mundo de 24hs y con más 300 atletas, sumados a los 100 de la modalidad OPEN y los otros muchos que disputaran el primer campeonato del mundo MASTER de 24hs, hacen un total de casi 500 atletas en el circuito lo que será, seguramente, otro récord.

Y a pocos días de esta gran cita mundial del ultrafondo, espiritulibre te cuenta quienes son los candidatos a ganar el campeonato y cuáles son los países más fuertes a nivel equipos. A continuación un TOP3 por países con sus mejores corredores masculinos y femeninos.

 

Por: Pablo Casal

 

CATEGORÍA MASCULINA

ARGELIA

Nekmouche Mohammed es el único representante de este país, desde hace algunos años, siempre presente en estas grandes citas.

ARGENTINA

Los argentinos Petracci Fernando con 229.058 km, Duran Mauricio con 218.388 km y el gran Barnes Pablo con 220.580 km son los únicos atletas masculinos de este país en el mundial.

AUSTRALIA

Eckford Matthew con 255km, Horsburgh Ewan con 249.716km y Thwaites Mick con 247.916km son sus mejores tres. Recordamos que los australianos son los actuales subcampeones del mundo (medalla de plata) por equipos masculinos con 752, 665km.

AUSTRIA

Korntner Dietmar con 243.068km, Bubendorfer Thomas con 225.271km y Klammer Günter con 220.426km son los tres mejores atletas.

BELGICA

Dhooge Chris con 218.209km, De Jaeger-Braet Luc con 218.785km, Spitael Jan con 225.936km son los únicos tres atletas que presenta este país.

BOSNIA Y HERZEGOVINA

Su único atleta es Abdakovic Mirsad con 182.663km.

BIELORRUSIA

También presenta un solo corredor en la lista y sin marca acreditada: Anatska Leanid.

BRASIL

Goes Itamar Augusto con 265km, Alves de Sousa Luciano con 213km y Fernandes Vieira Flavio con 212km.

CANADA

Proctor David con 257.093km, Espinosa Pablo con 204.688km y Gaudet Wayne con 196.222km.

CABO VERDE

Tres atletas presenta este país, pero ninguno con marca acreditada, ellos son: Vaz Cabral José Daniel, Soares Da Gama Joaquim Augusto y Semedo Moreira Nataniel de Jesus.

REPÚBLICA CHECA

Su TOP3: Velička Ondřej con 258.661km, Brunner Radek con 241.144km y Hokeš Martin con 228.15km. Ondrej es el actual subcampeón europeo de 24hs.

DINAMARCA

Tan solo dos atletas: Westerlin Henrik con 238.148 km y Batberg Bruno con 235.729 km.

ESPAÑA

La armada española con un equipo masculino casi al competo, con ocho atletas de los nueve posibles, sus mejores tres son: Carol Mia con 217.426km, Lozano Javier con 224.717km y Alonso Xabier con 212.879km.

ESTONIA

Poll Cris, Veide Hannes y Virna Ragnar son sus tres componentes.

FINLANDIA

Primer país con el equipo masculino al completo con nueve atletas, sus tres mejores son: Tomppo Jari con 238.658km, Hietanen Juha con 233.294km y Penttinen Pasi con 231.772km.

FRANCIA

Ruel Stephane con 257,296km, Lattarico Piero con 253,631km y Ruiz Patrick con 252,364km son su TOP3. Francia es el actual campeón europeo de 24hs!

GRAN BRETAÑA

Los británicos son los actuales campeones del mundo de 24hs y subcampeones a nivel europeo, lo que los coloca como los candidatos número uno a ganar! Sus tres mejores son: Lawson Dan con 261.843km, Britton Robbie con 261.140km y Stewart James con 258.11km. Recordamos que Lawson es el actual campeón de Europa de 24hs y Britton fue medalla de bronce en el último mundial de 24hs. Todos los atletas del equipo británico superan los 250km de marca acreditada!

ALEMANIA

Terceros a nivel mundial y europeo, el equipo masculino alemán cuenta en sus filas con el actual campeón del mundo de 24hs, Florian Reus con 263.899km, su segunda mejor marca es de Thoms Stefan con 251.599km y la tercera de Marhold Günther con 243.202km.

Continue Reading…

Relatos, Running

Mi Comrades Marathon 2017 – Santiago Trull

21 junio, 2017

Hay carreras con paisajes increíbles, otras con miles y miles de personas alentando, las hay con una gran historia y tradición, unas pocas tienen un espíritu y una mística poderosa, algunas son durísimas y exigentes. Comrades Marathon lo tiene todo y por eso es considerada por muchos como la mejor carrera del mundo. “Zinikele” el slogan del 2017, cuya traducción sería “te exige todo de ti”, sintetiza lo que esta prueba impone a los que se atreven a correrla.

La Maratón Comrades (Camaradas) es una ultramaratón de aproximadamente 89 km que se corre en la provincia de KwaZulu-Natal en Sudáfrica entre las ciudades de Durban y Pietermaritzburg. Es la ultramaratón más antigua y numerosa del mundo. El sentido de la carrera cambia cada año entre la «up run» (87 km) que parte de Durban y la «down run» (89 km) que tiene la salida en Pietermaritzburg. El trazado pasa por 5 colinas que van marcando el recorrido: Cowies Hill, Field’s Hill, Botha’s Hill, Inchanga y Polly Shortts. El límite de tiempo para completarla es de 12 horas. La carrera fue la idea del veterano de la primera guerra mundial, Vic Clapham, para conmemorar a los soldados sudafricanos caídos durante la guerra. Desde el año 1921, en la que participaron 48 atletas, hasta la actualidad con casi 20.000 inscriptos, el espíritu de esta carrera permanece intacto: camaradería, desinterés, dedicación, perseverancia y humanidad.

 

Por: Santiago Trull

 

Oí hablar por primera vez de ella cuando Javier Frega, una de las personas con más maratones corridos por todo el mundo, la describió como la mejor carrera en la que había participado, incluso por encima de los famosos Majors. En ese instante una semilla se sembró, comencé a investigar y leer más y más sobre esta misteriosa y épica carrera. Finalmente, varios años después y recuperado de una cirugía de cadera decidí inscribirme a último momento ya que el mismísimo Javier y otros 4 argentinos iban a participar. Luego de 5 meses de duro entrenamiento y mucho sacrificio personal y familar estábamos los cinco (Javier, Gastón, Migue, Mariano y Yo) en la línea de partida para enfrentarnos a este monstruo.  Eran casi las 5:30 am del Domingo 4 de Junio, todavía de noche, cuando comenzó a sonar el himno sudafricano, luego entonaron entre todos un canto tradicional Zulú llamado “Shosholoza”, finalmente la canción de Carrozas de Fuego sonó a todo volumen por los parlantes. Lágrimas y aplausos brotaban sin parar. Con el famoso y característico grito del gallo se dio inicio a la edición nº 92 del Comrades Marathon.

Esta prueba más que una carrera es un viaje personal, una suerte de peregrinación en la que cada uno de los atletas se enfrenta a sus miedos y debilidades. Necesariamente te obliga a escarbar en lo más profundo de tu ser hasta descubrir fortalezas y energías que no sabías que existían. Es un camino que al final del día te convierte en una persona distinta, un “camarada”.

Mi plan de carrera optimista era intentar bajar las 7 horas y 30 minutos, que es el corte para las “Silver” Medals (La carrera entrega seis tipos de medallas distintas según el tiempo de llegada, estas son: Gold (10 primeros); Wally Hayward (sub 6 hs); Silver (sub 7.30 hs); Bill Rowan (sub 9 hs); Bronze (sub 11); Vic Clapham (sub 12)). Salimos con Gastón y Mariano los tres al mismo ritmo planificado. Desde el inicio la primera mitad de la carrera es mayormente en subida con lo cual hay que cuidarse mucho para tener resto suficiente para afrontar la segunda parte.

Cerca del km 15 llegamos a “Cowies Hill”, la primera gran colina, de un poco más de 2km de longitud. Por ahora casi todos la suben corriendo ya que al principio todo parece relativamente fácil. Al ser de noche todavía y con tanta gente nos dispersamos y cada uno hace su carrera en solitario. Cada 2km aproximadamente hay puestos de hidratación muy surtidos con lo cual los atletas van preparándose para el calor y el sol que empieza a asomar lentamente.

Algo más adelante nos enfrentamos a la segunda de las Big Five y la más larga de todas, “Fields Hill” con unos 3200 metros de largo. Todavía con las piernas bastante frescas la ascendimos sin mayores problemas. Aquí ya algunos corredores optan por caminarla, en parte porque saben lo mucho que queda por delante. Mientras corro voy mirando los dorsales de otros atletas. Cada uno lleva impreso su nombre, la cantidad de veces que completó la carrera y el corral en el cual clasificó. A su vez hay colores que los identifican: celeste para los internacionales, blancos para los locales, el tan preciado verde para los “Green Number” (aquellos que hayan completado más de 10 ediciones) y finalmente el amarillo para aquellos que con 9 carreras van a por el “Green”.  El mío sencillamente era celeste y decía 0 – A – Santiago, lo cual me convertía en uno de los tantos “Novice” (novatos). Con este sencillo pero brillante recurso uno podía ver que el corredor de al lado tenía unas 26 Comrades corridas lo cual lo convertía públicamente en un experto y experimentado camarada.

Llegando al km 36 y ya con cierta fatiga acumulada comenzamos a ascender la tercera gran colina “Bothas Hill”.  Ahora son cada vez más lo que caminan las subidas, yo opto por seguir corriendo a un ritmo controlado. Mirando cada tanto el reloj veo que ya tenía una maratón completa en las piernas y para mantener el ritmo planificado el cuerpo ya comenzaba a sentir las consecuencias de correr casi 42km en subida. Sin darme cuenta pasamos por el “Wall of Honour”, un sitio al costado de la ruta con placas conmemorativas de corredores. Unos pocos metros más adelante también paso sin notarlo el “Arthur´s Seat”, una suerte de banco en la roca en la cual se habría sentado a descansar unos minutos el legendario Arthur Newton, cinco veces ganador de la prueba allá por el año 1922. La tradición indica que los corredores que pasan le ofrecen una flor para tener suerte en la segunda mitad de la prueba. Lamentablemente vengo tan concentrado y cansado que ni me doy cuenta y paso de largo, mala suerte?

Al pasar por Drummond atravesamos el Halfway Mark, la mitad de la prueba aproximadamente, chequeo mi reloj y el parcial indica que sigo en el ritmo adecuado. Durante toda la carrera la cantidad de público alentando es incesante y al leer tu dorsal gritan tu nombre. Sin imaginármelo acerté en correr con una remera que decía Argentina, ya que durante todo el día el público me hizo sentir especial, un “Puma”, un “Jaguar”, incluso un sorpresivo ¡vamos Argentina carajo! de algún compatriota exiliado.

Luego de pasar uno de los sectores con más público, en donde la adrenalina sube fácilmente, me enfrento con la cuarta y temida colina “Inchanga”. Solo el nombre intimida a la mayoría, si a eso le agregamos que con casi 50 km en las piernas nos toca subir la colina con mayor pendiente, esto se convierte en un obstáculo decisivo. Se dice que quien llega entero a su cima tiene gran parte de la carrera asegurada. Lamentablemente son casi inexistentes los que llegan sin sufrir hasta este punto y yo no soy la excepción. Mantengo firme mi promesa de no caminar, pero el ritmo empieza a costar cada vez más. Comienzan a aparecer los demonios de la duda y el miedo. Como otras tantas veces intento darles pelea. Mientras me cuesta subir cada vez más intento recuperar el tiempo perdido apurando en las bajadas, pero como todo corredor bien sabe, finalmente son los descensos los que terminan de nockear a un corredor. El impacto al bajar es varias veces mayor y a la larga el efecto es devastador, muchos corredores llegan al punto sin retorno de no poder siquiera caminar.

Llegando al km 60 pasamos por “Harrison Flats” y luego “Cato Ridge” que, a pesar de no ser grandes colinas, son de los tramos más duros, el andar se hace más solitario y el termómetro ya marca unos 27 grados. Tras pasar por “Camperdown” llegamos al punto más alto del recorrido a unos 830 metros sobre el nivel del mar, desde donde partimos unos 68 km atrás. Con el cuerpo ya totalmente extenuado comienzan a aparecer calambres en el pecho, el abdomen e incluso el cuello. Desesperadamente todos los corredores nos hidratamos en cada puesto con agua, bebidas energéticas y sobre todo la preciada Coca Cola, gran aliada de los ultrafondistas. Este shock de azúcar sirve apenas para mantenerse en pie. La gran mayoría de atletas paran para recibir masajes exprés gracias a la ayuda de miles de voluntarios. Obviamente no soy la excepción y decido parar una única vez en boxes para tratarme el gemelo izquierdo que tengo contracturado desde el inicio. En menos de 30 segundos continuo con mi calvario. Ya sin energías veo que mi objetivo se escapa y necesito de otro elemento motivador para no caer en un pozo del que difícilmente podría salir. Me propongo no caminar ni un solo metro hasta el final, aunque tuviese que correr mucho más lento.

El desafío era realmente difícil, faltando solo 12 km me enfrentaba a la última y más temida colina “Polly Shortts”. Casi todos los atletas, e incluso algunos profesionales, se ven obligados a caminar en Polly`s. También la historia dice que el primer corredor en llegar su cima termina siendo el ganador, aunque todavía queden unos 8 km hasta la meta. Empiezo a subir corriendo la temida colina ya no con el cuerpo sino con la cabeza. Aunque voy a un ritmo increíblemente lento soy uno de los pocos que no camina y esto me hace avanzar superando a decenas de corredores. Miro el pulsómetro y veo que voy a 170 de pulso, siento que estoy en el instante más agónico de toda mi carrera deportiva, en realidad ya había atravesado mi umbral unos 30 km atrás, ahora estaba sencillamente intentando salir de este infierno, y subir era la única salida.

Cuando el físico ya no responde la única herramienta disponible es la cabeza, y en cuanto esta se rinde el desenlace final es el abandono. Tras una batalla mental contra Polly´s logro, no sé cómo, llegar a su cima. Finalmente había vencido al monstruo y la emoción aplacó al sufrimiento por unos instantes. El último tramo de la carrera con el público alentando y apoyando a cada corredor se hace algo más llevadero, aunque no es momento de relajarse del todo. Corro estos últimos kilómetros mucho más rápido, pero sé que no llegaré a la “Silver”. A esta altura empiezo a agradecerle al público su incondicional apoyo durante toda la jornada y les devuelvo el aplauso. Esto hace que me alienten aún más.

Paso el cartel que anuncia que queda solo un km y me veo participando en una imagen que había visto cientos de veces, gladiadores agónicos luchando para llegar a la meta en el último tramo conocido como “Toyota Mile”. Finalmente, el asfalto desaparece por primera vez y los pies se sientes extraños al pisar el césped. La gente alienta sin parar a ambos lados. Cambio la trayectoria de mis piernas y voy hacia un lateral a tocar las manos del público. Ahora a escasos metros veo el cartel de la meta y la emoción comienza a aflorar. Solo pienso en dejar de correr. Cruzo el arco de llegada y lo primero que necesito hacer es mirar al cielo y decir: esta es para vos viejo. Extenuado y después de 7 horas y 41 minutos apago la luz.

Luego de transitar cada uno su calvario personal los cinco argentinos pudimos festejar en la carpa de atletas internacionales. Éramos todos finishers y dos de nosotros nos recibíamos por fin de camaradas. Con la medalla más pequeña pero más valiosa de nuestro arsenal estábamos todos felices y ya bromeábamos con el “back to back”, una medalla especial para aquellos novatos que completan ambas ediciones Up y Down de forma consecutiva.

Haber participado de la mejor carrera del mundo fue una experiencia increíble, las marcas y medallas probablemente a la larga queden en algún cajón de recuerdos, pero la vivencia que tuvimos los cinco no se borrará jamás.

 

Relatos, Running

The Barkley Marathons 2017 – GARY ROBBINS

5 abril, 2017

 

Después de un final épico en la última edición de la Barkley Marathons, digno de un guion de película, el corredor canadiense de ultra-trail Gary Robbins vuelca en su blog unos breves pensamientos y reflexiones sobre su performance en esta mítica carrera.

Para quienes no conocen como funciona la Barkley, pasamos a darles una pequeña explicación:

La Barkley Marathons es una carrera de ultratrail que se desarrolla dentro del Frozen Head State Park cerca de Wartburg, Tennessee. Los corredores deben realizar un circuito de 100 millas (160km) dividido en 5 vueltas. El límite de la carrera es de 60 horas, el corte de tiempo por vuelta es de 12 horas. Sólo pueden participar 40 atletas, los cuales deben escribir un “ensayo” sobre “Porque me deben dejar correr en la Barkley”, pagar 1.60 dólares y completar algunos otros formularios y requisitos algo extravagantes. El circuito cambia cada año en distancia, dirección y elevación, consta aproximadamente, de 20 millas (32km) sin marcar, ni señalizar (pero no es una carrera de libre orientación) y sin avituallamientos, a excepción de agua en dos puntos a lo largo del circuito y en la largada en donde se encuentran los coches de los participantes. Los corredores de 100 millas harán ese circuito cinco veces, cambiando el sentido en las vueltas tres y cuatro, en la vuelta cinco cada corredor saldrá en direcciones opuestas. Con más de 53,200 pies (16.500m) de desnivel acumulado, los corredores de las 100 millas se enfrentan a una de las carreras más duras de ultratrail del mundo. Además de correr, los participantes deben encontrar entre nueve y once libros (la cantidad varia cada año) a lo largo del circuito y quitar la página correspondiente a su número de dorsal de cada libro como prueba de que han recorrido la totalidad del mismo. Los corredores reciben un nuevo número de dorsal antes de comenzar cada nueva vuelta. 

 

 

 

«Cerca, pero no hubo cigarrillo». 

 

 

 

 

 

 

 

Por: Gary Robbins

 

Gracias a todos por el sentido apoyo y buenos deseos. Estos últimos días han sido una montaña rusa de emociones.

Sólo quiero decir unas pequeñas cosas ahora mismo antes de sumergirme de lleno en mi experiencia en la carrera en los próximos días.

Como primero y principal, felicitar a John Kelly por convertirse en el 15to finisher de la Barkley Marathons! Pasé junto a John las cuatro vueltas y fuimos un gran equipo. Tuve una sólida comprensión en la mayoría del circuito, así como John también la tenía y trabajamos juntos de una manera muy eficiente ayudándonos a lanzarnos hacia la vuelta 5 con el tiempo suficiente como para terminarla.

John creció en Oak Rdge, a 30 minutos, y el junto con su familia había caminado y acampado en el parque durante toda su vida. Cuando hablamos sobre qué dirección tomar en la vuelta 5, mientras estábamos en la vuelta 4, John me dijo que “Siempre que soñé que lograba terminar la Barkley, lo hacía bajando desde Chimney Top (en sentido a las agujas del reloj) ya que he caminado mucho por allí con mi familia”.

John Kelly es la 15ta persona que ha conseguido terminar la Barkley Marathons. John Kelly se merece más felicitaciones y reconocimiento que yo ahora mismo. Por favor tómense un segundo para felicitarlo como se merece en este logro descomunal.

Con respecto a mí llegada de ayer. Después de juntar mi 13ra página del libro, sin parar de moverme ni siguiera un segundo en la quinta y última vuelta, la niebla volvió a aparecer. Mientras sobrepasaba el último bache del circuito sabía que debía encontrarme con un sendero, girar a la izquierda y correr colina abajo hasta el campamento con tal vez cinco minutos de margen, pero las cuentas daban, lo iba a conseguir.

En la niebla me desvié unos grados fuera del circuito y cuando encontré el sendero debía tirar hacia la izquierda y después seguir en él, contando los minutos hasta que intersectara la curva final hacia abajo hasta el campamento, con más o menos dos millas por delante.

Pero algo no iba bien, me estaba tomando demasiado tiempo (como estas breves palabras) entonces chequee la dirección y parecía estar bien, pero en mi deplorable estado no me puse a evaluar que debería haber estado rápidamente yendo hacia el oeste, no hacia el sur por algunos segundos. Acelere el ritmo, preguntándome porque los “pillars of death” simplemente no aparecían. Los habré pasado durante la niebla y no los había visto? No, no es posible pensé, así que acelere aún más el ritmo y llegue hasta una escalera. No hay escaleras en el circuito de Barkley, ni siguiera una.

Abrí mi mapa y la gravedad de la situación me golpeó. No tenía el tiempo suficiente para corregir mi error volviendo a subir y bajar la montaña. Si lo hacía terminaría en, tal vez, 60:05 y no sería oficialmente finisher de la Barkley Marathons. Pero la cuestión es que eso es exactamente lo que debía de haber hecho, y es el único remordimiento que siento, después de haber dormido, es no haberlo hecho.

La Barkley Marathons no es una carrera de orientación. No puedes elegir la ruta que más te convenga entre cada libros. Necesitas navegar entre los libro, fuera de los senderos, pero en una dirección muy estricta. Mi finisher aunque hubiese sido 6 segundos más rápido no hubiese contado. Hubiese puesto a Laz y a la carrera en una situación difícil y pensando en retrospectiva me alegro de haber llegado 6 segundos tarde y de esa manera no entrar en discusiones sobre la valides de mi finisher.

En aquel crudo momento sin embargo, veía sólo dos opciones, dar la vuelta y subir otra vez la montaña y terminar fuera de tiempo o buscar otro camino y encontrar, una vez más, una reserva de energía dentro de mí que me permita llegar antes de las 60 horas. Bajé de la montaña entre unos arbustos y me encontré frente a un gran rió. El rió debía de tener una profundidad de quince pies y estaba totalmente torrentoso debido a toda la lluvia que había caído. Di un paso hacia dentro desde la orilla y ya estaba metido hasta el pecho. Nunca me hubiese decidido a meterme en ese rio a nadar en sus aguas bajo ninguna otra circunstancia que la altísima privación de sueño y el estrés mental que tenía en aquel momento.

Fui arrastrado hasta la otra orilla algo así como treinta pies corriente abajo. Continúe atravesando arbustos y rápidamente encontré el camino al campamento. Tenía menos de tres minutos antes del corte de las sesenta horas. Me despedacé para llegar al camino, bajé la cabeza y atravesé los tres minutos más duros de mi vida para desplomarme en la verja, fuera de tiempo, y llegando desde la dirección equivocada. No logre terminar la Berkley Marathons, y nadie tiene la culpa más que yo. Ese único error con solamente dos millas por recorrer hasta el final me atormenta.

Felicitaciones a John Kelly por una gran carrera y gracias a cada una de las personas que hacen que la Barkley Marathons sea lo que es.

Mi equipo ha sido increíble y no puedo agradecerles tanto por todo lo que han hecho por mí en estas semanas pasadas. Linda, Reed, Shawn, Kim y Ethan. Los amo y no podría haber llegado tan cerca si no fuera por ustedes.

 

Link al relato original: http://garyrobbinsrun.com/blog/2017/4/close-but-no-cigarette

 

 

 

Si quieres saber mas sobre esta carrera te recomendamos ver el siguiente documental: 

-Fotos: Howie Stern 

-Video: Trailrunning

 

Si quieres seguir los pasos de Gary Robbins visita:

Blog: garyrobbinsrun.com
Youtube: https://www.youtube.com/user/robbinsg