Browsing Tag

run

100KM, 24hs, Entrevistas, Running, Ultrarunning

UN CAFÉ CON HORACIO GLADE

8 septiembre, 2020

Nombrar a Horacio Glade en la Argentina es, sin dudas, lo mismo que decir “ultramaratón”. Este grandísimo atleta ha sentado las bases, junto con Adalberto Maidana y un puñado de amigos, de lo que es hoy en día el total del ultrafondo de ese país.

Tres pequeños gigantes datos para tomar dimensión de lo conseguido por este magnífico atleta. Participó en la primera carrera de 50km en la historia de Argentina; en la primera competición de 100km del país y también, por si eso fuera poco, en el primer evento de 24hs en la historia de Argentina y Latinoamérica. Por supuesto que ganó las tres carreras.

A continuación compartiremos lo mejor de nuestra charla.

Por: Pablo Casal

.

.

¿Como fue tu entrada al mundo del running, venias de una escuela de atletismo o fue más autodidacta?

Yo venía del futbol y me gustaba correr. Pero no con la idea del atletismo, eso era una cosa muy para pista en aquellos años, de calle no sonaba mucho. La única era la de “fiestas mayas” y en los ochenta se empieza a hablar un poco por el tema del maratón de Nueva York.  Se empezó a poner un poco de moda. Yo empiezo a correr, como parte del entrenamiento de futbol. De repente empezó a aparecer alguna carrera en la playa o cosas así, fui a correr la de fiestas mayas y así me empiezo a enterar de que había un mundillo sobre eso. Al final de las carreras repartían la propaganda para la otra carrera la semana próxima.

¿Cómo se entrenaba en aquellos años?

No era común salir a correr por la calle, no sé si era por vergüenza o por el tema del tráfico, entonces, generalmente, uno iba a un parque y yo iba a donde jugábamos a la pelota en Quilmes. Corría por ahí, tenía 24 años y había otra gente, muchos eran más grande que yo, que me preguntaban cosas porque también querían correr. Uno tenía un auto, empezamos a ir a carreras y nos empezamos a enganchar, eso era el año 1984. Todos siempre me alentaron mucho, porque era el más chico. Fue un grupo de amigos muy bueno, con gente como Brígido Fernández, quien era amigo de todos, no era el más rápido pero siempre lo esperábamos a que llegue. Hasta le escribieron poemas, a la primera copa de 100km le pusimos su nombre en homenaje.

¿Cuál fue tu primer contacto con la distancia madre de los 42.195km?

Yo venía con la idea de correr un maratón, porque me entere, que se estaba organizando la primera maratón de Buenos Aires. La organizaba Adidas y hacia selectivos con la idea de llevar a un corredor a las olimpiadas. Los que ganaban esos selectivos, después corrían esa maratón, por eso la primera maratón de Buenos Aires que se hizo en el 84 no fue abierta a todo el mundo. Igualmente hubo publicidad de ese maratón y al ver los resultados vi que después de los primeros clasificados, con unas marcas bárbaras, los demás no tenían tan buenas marcas. Por la razón que sea, tal vez no habían tenido un buen día o algo así, pero pensé que yo podría andar bien en esa distancia.

A fin de año vi que se organizaba un maratón en Ezeiza, lo organizaba el de la revista maratón, Alberto Laporte, que también tenía grupo de corredores. Me anoté y en mi primera maratón hice tres horas catorce, pero bueno, la primera siempre cuesta. Ahí ya me enganché!

 ¿Y cómo te fue en esa segunda experiencia corriendo un maratón?

Al otro año 1985, también en abril, la volví a correr y bajé las tres horas. Ya estaba en dos cincuenta y ocho. Allí, me entero, por Rolando Czerwiak, de que se está organizando una carrera de 100km, que ya en Europa se estaba haciendo. Y nadie sabía de lo que estaba hablando, aquí en argentina nadie sabía nada de eso, todos le preguntábamos si era por etapas, por equipos, que significaba eso de 100km.

¿Cómo se gestó esa primera carrera de 100km de la Argentina?

Previo a esa carrera de 100km, Czerwiak hace los 50km en junio de 1985, que fue la primera carrera de ultramaratón de la historia que se organizó en argentina. Hubo dudas hasta último momento si se iba a organizar esa carrera de 50km, cayó una lluvia muy grande en buenos aires y justo coincidió con un selectivo de adidas en el día anterior. Igualmente nosotros fuimos, con esta gente de Quilmes, hasta el lugar donde se hacia la carrera y cae Maidana, un gran amigo de años con el cual veníamos corriendo maratones juntos, con otros más. Después fue llegando más gente y finalmente largamos la carrera con algo más de diez corredores.

¿Con que medios contaban en aquellos años para poder medir un circuito?

Esta carrera de 50km la hacía Laporte, certificada por Rolando Czerwiak, que a veces alguno se piensa que cuando se habla de esa época, se creen que era todo una cosa así nomás como de amigos y no era así. Estaba fiscalizada por la federación de la provincia de buenos aires y es más, el ingeniero Czerwiak, que también era corredor, corrió en 1980 el maratón de Nueva York, uno de los primeros argentinos en ir allí. Él es quien trae a argentina el sistema de medición para carreras desde los estados unidos, algo totalmente novedoso para la época. En las carreras de 50km y 100km utilizaron ese sistema por lo cual no hubo ninguna duda sobre la distancia. Después de eso, lo llamaron a Czerwiak para medir el circuito de la maratón de buenos aires, por lo que cual quería decir que el sistema funcionaba.

¿Recuerdas como era el recorrido de aquellos primeros 100km?

La carrera de 100km salía desde General Rodríguez, que es un poquito antes de Lujan y hasta San Vicente, que es un poco antes de La Plata, agarrábamos parte de ruta 7 y después la ruta 6 hasta San Vicente. Creo que largamos doce o trece atletas, después de eso surgió la idea de ir a Uberaba en Brasil, a correr una de 100km. Mis dos amigos de aquí de Quilmes, Brígido Fernández, Roberto Graccione y Adalberto Maidana.

¿Cómo fue llegar hasta Uberaba en Brasil?

Fue toda una aventura, sin dudas. Nosotros en ese momento, en el año 1986, viajábamos en micro. Fuimos hasta San Pablo, unas treinta y seis horas y después ocho horas más hasta Uberaba. Un experiencia bárbara y por suerte pudimos terminar la carrera los cuatro, que fue lo más lindo.

Continue Reading…
Running, Spartathlon, Ultrarunning

SPARTATHLON – WINNERS PERFORMANCE

7 septiembre, 2020

En espiritulibre analizamos, brevemente, la performance de los ganadores del Spartathlon a través de su historia. Todas las ediciones, desde la primera en 1983 con el gran Kouros como protagonista, hasta la última. También te contaremos quienes fueron todas las ganadoras féminas, grandes protagonistas del Spartathlon; desde la histórica Eleanor Robinson hasta la última de la pasada edición. Los mejores tiempos, los «peores» y las diferencias entre la performance de hombres/mujeres a través de los años. Todo lo que más nos gusta, números y estadísticas.

*Pequeña recomendación: para ver de forma correcta los gráficos, pincha en las imágenes con el botón derecho y ábrelas en una nueva pestaña, así podrás verlas con zoom y en su máxima definición. 

 

Por: Pablo Casal

Comenzaremos por:

Cuadro de performance masculina

A simple vista vemos que el rango entre las 23:00 y las 25:00 horas es en donde se concentran la mayoría de los ganadores. Ese “pequeño” lapso de dos horas, que en realidad en carrera es gigantesco, será nuestra línea divisoria entre los mejores y «peores» tiempos del Spartathlon.

(botón derecho sobre la imagen y ábrela en una nueva pestaña)

– SUB 23hs. 

Si hablamos de bajar las 23:00hs en el Spartathlon estamos hablando, sin lugar a dudas, de los mejores ultrafondistas del mundo y en su mejor momento físico y mental. Tan difícil es llegar a los pies de Leónidas antes de las 23:00hs que solamente un puñado de atletas ha logrado hacerlo. Claramente Yiannis Kouros fue el primero en lograrlo y no sólo eso, sus cuatro victorias son las cuatro mejores marcas de la historia del Spartathlon, increíble!

Hubo que esperar 16 años para ver a otro mortal, que no sea Kouros, bajar esa marca de 23:00hs y ese mortal fue el gran Scott Jurek en el año 2006 con 22:52:28hs. Aunque si comparamos la marca de Scott con el récord de Kouros en el Spartathlon de 1984, veremos que la diferencia es de casi dos horas. Dato que muestra la casi inhumana performance del griego en esta carrera. Jurek también tiene en su poder otro SUB 23hs, en el año 2008.

Si seguimos avanzando cronológicamente en el gráfico, veremos que el siguiente atleta en conseguir bajar de las 23hs fue el  gran italiano Iván Cudin en el año 2011. En el año 2014 Ivan volvió a bajar de las 23hs, consiguiendo su mejor tiempo en el Spartathlon con 22:29:29hs. 

Como último dato y para tomar real dimensión de la mejor marca en la historia del Spartathlon, mostrarles que entre la victoria de Yiannis Kouros en 1984 con 20:25:00hs y la victoria del sueco Rune Larsson en 1993 con 26:57:12hs (peor registro de la historia), existe una diferencia de seis horas y treinta y dos minutos. Dos grandes atletas y ambos ganadores del Spartathlon, pero por supuesto, con dos performance totalmente diferentes.

En el 2017 y 2018 volvemos a encontrarnos con atletas capaces de bajar esa barrera de los SUB23hs. Hablando puntualmente de la edición del 2017, contarles que no sólo el ganador de ese año pudo bajar las 23hs, sino que lo hicieron los tres primero de la clasificación! Sin dudas, algo histórico que nunca antes había sucedido. Sabemos que aquí debemos hablar de la performance de los ganadores de cada edición, pero no podemos ni queremos dejar de mencionar a estos tres grandes atletas que han conseguido algo nunca antes visto, aunque solamente uno de ellos haya ganado podido ganar la carrera.

TOP 3 -SPARTATHLON 2017

1º Sorokin Aleksandr, LIT  – 22:04:04hs.
2º Brunner Radek, CZE – 22:49:37hs.
3º Sideridis Nikolaos, GRE – 22:58:40hs.

Hablando del ganador de esa edición 2017 del Spartathlon, decir que el lituano Sorokin estuvo a sólo cuatro minutos de quebrar la barrera de las 22hs, algo que solamente Kouros pudo lograr. El lituano estuvo, también, a siete minutos de la cuarta mejor marca de Kouros, increíble performance del atleta de Sorokin. Los 22:04:04hs de Sorokin fueron la 5º mejor marca de la historia. Como punto final decirles que, viendo el TOP 3, es fácil darse cuenta de que la edición del 2017 fue la más rápida de la historia en cuanto a la performance de los tres primeros clasificados. Se ve que la velocidad del lituano Sorokin se contagió a sus perseguidores.

La edición numero treinta y seis del mítico Spartathlon, del año 2018, fue ganada por el atleta japones Ishikawa Yoshihiko con una marca de 22:55:13hs. Recordamos que este atleta fue el cuarto clasificado en 2017 con una marca de 23:20:56hs, lo que significa que el nipon le ha quitado veinticinco minutos a su anterior marca del 2017 y quebrando la barrera de las 23hs. Todo esto dentro de una de las peores ediciones del Spartathlon en cuanto a la climatología, con lluvias durante, prácticamente, toda la carrera, tormentas terribles y vientos huracanados.

Pensar que solamente cinco atletas han ganado la carrera, logrando bajar la barrera de las SUB23hs en toda la historia del Spartathlon. Ellos fueron:

  • Yiannis Kouros, GRE – 1983 – 21:53:42hs.
  • Yiannis Kouros, GRE – 1984 – 20:25:00hs.
  • Yiannis Kouros, GRE – 1986 – 21:57:00hs
  • Yiannis Kouros, GRE – 1990 – 20:29:04hs
  • Scott Jurek, USA – 2006 – 22:52:28hs. 
  • Scott Jurek, USA – 2008 – 22:20:01hs.
  • Ivan Cudin, ITA – 2011 – 22:57:40hs.
  • Ivan Cudin, ITA – 2014 – 22:29:29hs.
  • Aleksandr Sorokin, LIT – 2017 – 22:04:04hs.
  • Ishikawa Yoshihiko, JAP – 2018 – 22:55:13hs.

– DE 25hs A 23hs. 

Como les contábamos anteriormente, aquí se encuentra la mayoría de los ganadores del Spartathlon. En esta franja de tiempo, encontramos grandes atletas como el alemán Reus, Radzikowski, Valmir Nunes, Joao Oliveira, Scott Jurek y Lukas Jens entre otros. Las dos victorias del histórico Patrick Macke, también, se encuentran aquí así como dos de las tres victorias del sueco Larsson. Sin olvidarnos de las dos del japonés Sekiya, cuatro veces campeón del mundo de 24hs. Iván Cudin tiene el mejor registro dentro de este sector con 23:03:06hs conseguidos en su victoria del 2010 y el sueco Rune Larsson posee la «peor» marca dentro de esta franja con unos 24:42:05hs en su victoria del año 1988.

 

– MÁS DE 25hs.

Por debajo de las 25hs encontramos al resto de los ganadores de esta mítica carrera, aclaramos, por si hay algún despistado por aquí, que ganar el Spartathlon es una tarea descomunal tanto física como mentalmente y que aunque estemos hablando de mejores y peores marcas, estos atletas han realizado algo que para la mayoría de nosotros sería imposible. Dicho esto, en esta franja de tiempo vemos a seis atletas, entre ellos a James Zarei y Jens Lukas con dos victorias cada uno. La «peor» marca en la historia de esta carrera corresponde al sueco Rune Larsson con 26:57:12hs en su victoria de 1993, recordamos que esta fue la 3º victoria de Larsson en el Spartathlon. 

SPARTATHLON WINNERS MEN

  • Yiannis Kouros (GRE) – 4 Victorias (1983, 1984, 1986 y 1990)
  • Rune Larsson (SWE)  – 3 Victorias (1987, 1988 y 1993)
  • Jens Lukas (GER) – 3 Victorias (1999, 2004 y 2005)
  • Scott Jurek (USA) – 3 Victorias (2006, 2007 y 2008)
  • Ivan Cudin (ITA) – 3 Victorias (2010, 2011 y 2014)
  • Patrick Macke (GBR) – 2 Victorias (1985 y 1989)
  • James Zarei (GBR) – 2 Victorias (1994 y 1995)
  • Konstantinos Reppos (GRE) – 2 Victorias (1998 y 1999)
  • Ryoichi Sekiya (JAP) – 2 Victorias (2002 y 2009)
  • Janos Bogar (HUN) – 1 Victoria (1991)
  • Rousko Kantief (BUL) – 1 Victoria (1992)
  • Roland Vuillemenot (FRA) –  1 Victoria (1996)
  • Masayuki Otaki (JAP) – 1 Victoria (2000)
  • Valmir Nunes (BRA) – 1 Victoria (2001)
  • Markus Thalmann (AUT) – 1 Victoria (2003)
  • Stu Thoms (GER) – 1 Victoria (2012)
  • Joao Oliveira (POR) – 1 Victoria (2013)
  • Florian Reus (GER) – 1 Victoria (2015)
  • Andrzej Radzikowski (POL) – 1 Victoria (2016)
  • Sorokin Aleksandr (LIT) – 1 Victoria (2017)
  • Ishikawa Yoshihiko (JAP) –  1 Victoria (2018)
  • Tamás Bódis (HUN) – 1 Victoria (2019)

Para cerrar el gráfico de performance masculina y hablando visualmente de la linea que forman esas victorias. Debemos decir que el rendimiento masculino en la historia de esta carrera es bastante irregular, salvando grandes victorias o ediciones muy duras con respecto a la climatología. En teoría (y en practica) la performance de los atletas masculinos debería ir, aunque sea poco a poco, mejorando con el paso de los años, pero vemos que el cuadro presenta mucha irregularidad y varios picos de marcas muy buenas y otras no tan buenas a través de los años. Sin que este hecho sea algo negativo, ni positivo, simplemente es lo que es, el rendimiento de los atletas masculinos en el Spartathlon es irregular según pasan los años y no progresivo como debería ser. Y decimos “debería ser” tomando en cuenta como han mejorado la mayoría de las marcas en el mundo del ultrafondo desde los primeros años hasta el presente, salvando claro está, al griego Yiannis Kouros cuyas marcas fueron, son y serán de otro planeta.

 

Cuadro de performance femenina

Lo primero que notamos al ver el gráfico es que su performance a través de los años es mucho más regular en su progresión que el cuadro masculino, salvando dos picos negativos. Otra de las grandes diferencias es que, al tener un rendimiento progresivo a través de los años en cuanto a su performance, es mucho más difícil encasillas a muchas ganadoras en una franja determinada de tiempo. Sin embrago, conseguimos agrupar a todas esas victorias femeninas en cuatro distintas líneas de tiempo. 

(botón derecho sobre la imagen y ábrela en una nueva pestaña)

 

– SUB 26hs.

Algo que parecía imposible en aquellos primero años del Spartathlon, bajar la barrera de las 26hs, se hizo realidad en el año 2015 de la mano de la americana Katalin Nagy y sus impresionantes 25:07:12hs. Después de 32 años de aquel primer Spartathlon, la barrera de las SUB26hs había caído. Al año siguiente Katalin volvió a realizar una gran performance y paró el crono en 25:23:52hs. 

Llegó el año 2017 y vino de la mano de la mejor ultrafondista de estos tiempos modernos. Por supuesto que estamos hablando de la gran polaca Patrycja Bereznowska quien coloco el listón en lo más alto con una marca de 24:48:18hs. Con esa gran marca Patrycja hubiese ganado el Spartathlon de los años 1993, 1994, 1995, 1996, 1998, 1999, 2004 y 2012, increíble!

Sólo dos atletas, hasta ahora, han logrado bajar la barrera de las SUB26hs en toda la historia del Spartathlon. Ellas fueron:

  • Katalin Nagy, USA – 2015 – 25:07:12hs.
  • Katalin Nagy, USA – 2016 – 25:23:52hs.
  • Patrycja Bereznowska, POL – 2017 – 24:48:18hs.

– DE 29hs. A 26hs.  

Las féminas siempre fueron progresando y quebrando barreras en el Spartathlon. En este caso 16 años se ha tardado en superar la marca de las 29:00 horas y la primera en lograrlo fue Marie Larsson de Suecia en el año 1998 con 28:46:58hs, en la que fue su cuarta victoria en el Spartathlon, las tres anteriores fueron bajo el nombre de Marie Larsson-Hanudel.

Como sucede en todo el gráfico, a medida que avanzamos cronológicamente, vemos que las marcas mejoran cada vez más. En las cuatro franjas de tiempo sucede lo mismo. Impresionante. 

Aquí encontramos victorias de grandes ultrafondistas, como por ejemplo: Irina Reutovich, Sumie Inagaki o la británica Elizabeth Hawker,quien es la mejor fémina clasificada en la historia del Spartathlon, con un tercer puesto de la clasificación general en la durisima edición del año 2012. 

En los últimos años, las húngaras han dominado el panorama y los podios de la mano de Szilvia Lubics y Zsuzsanna Maraz con dos victorias cada una.

 

– DE 31hs. A 29hs.  

Franja central del cuadro en donde se encuentran la mayoría de las victorias del Spartathlon. Entre principios de la década del 90 y principios de los 2000. Dentro de este sector el «peor» registro corresponde a la atleta alemana Helga Backhaus con 30:41:00hs en el año 1994. Pero también decir que esa victoria del 94 fue la primera de cuatro victorias consecutivas para la alemana, impresionante! La mejor marca dentro de este sector corresponde, por un segundo de diferencia, a la nipona Akiko Sakamoto con 29:07:44hs conseguidos en el año 2003. Destacamos a la gran Kimie Noto, de Japón, quien se encuentra en esta franja de tiempo con sus dos victorias. 

 

– MÁS DE 31hs. 

Aquí encontramos las marcas que corresponden en su mayoría, como lo muestra el gráfico, a los primeros años del Spartathlon (salvo una excepción). Dentro de este cuadro encontramos la primera victoria femenina en la historia, en el año de su debut 1983. La gran ultrafondista británica Eleanor Robinson fue quien se llevó la victoria aquel año, con una marca de 32:37:52hs. Recordamos que Eleanor fue la única mujer que completó la carrera. Hablando del «peor» registro femenino en el Spartathlon, debemos decir que corresponde al año 1999 y a la francesa Annie Monot con una marca de 35:38:08hs, a poco menos de 20 minutos para el cierre de la misma. Annie y la nipona Kimie Funada (35:41:31hs) fueron las únicas dos mujeres en completar la carrera en aquel año 1999. 

 

Continue Reading…

Relatos, Running, Spartathlon, Ultrarunning

FINISHERS CONSECUTIVOS – SPARTATHLON

20 agosto, 2020

El Spartathlon es, sin dudas, una de las carreras de ultrafondo más duras del mundo. Tan difícil es completarla que sólo un tercio de los corredores logra llegar a la meta. Los 246 kilómetros partiendo desde la ciudad de Atenas y llegando a la legendaria Esparta atraviesan, carreteras llenas de coches y camiones, senderos de barro, caminos rocosos, una gran subida al monte Partenio en plena noche con temperaturas mínimas y grandes desniveles. Todo esto con 75 check points a lo largo de toda la carrera y cada uno con su propio “dead-line”. La presión y el esfuerzo por alcanzar los CP más importantes a tiempo hace que la carrera sea aun más difícil.

Correr el Spartathlon es una experiencia tan extenuante que los participantes llevan el cuerpo y la mente a limites inimaginables, sabiendo, también, que el fallo más pequeño los puede dejar fuera de carrera.

Muchos se atreven a participar, pero pocos son los afortunados que logran llegar a Esparta para tocar y besar los pies de Leónidas. Completar esta mítica carrera deja el cuerpo y la mente en un estado de agotamiento tremendo, pero entonces?!……..Por qué al año siguiente, muchos de estos valientes vuelven a estar en la línea de salida preparados una vez más, para volver a sufrir y llevar a sus cuerpos y mentes esos limites inimaginables.

En espiritulibre te contamos quienes son esos grandes atletas que no sólo lograron terminar el Spartathlon, sino que al año siguiente volvieron y también triunfaron; y al año siguiente lo mismo y al siguiente, y al siguiente…..…leyendas del Spartathlon que a día de hoy, algunos al menos, pueden seguir acrecentando su historia!

En el mapa de portada te mostramos sólo a algunos atletas históricos, que a nuestro humilde entender fueron y son los grandes protagonistas de esta mítica carrera. Colocarlos a todos sería imposible. Recordamos que solamente nos enfocamos en finishers consecutivos.

Dividiremos nuestro artículo en dos partes, la primera enfocada a los finishers consecutivos en activo y la segunda a los finishers consecutivos históricos del Spartathlon. 

Por: Pablo Casal

.

FINISHERS CONSECUTIVOS EN ACTIVO DEL SPARTATHLON. 

.

10 ediciones – Kei Nakayama, Japón – 2010 al 2019.

El nipón encabeza el listado de finishers en activo del Spartathlon con diez visitas consecutivas a Leonidas. En el año 2012, dentro de una durisima edición debido al extremo calor, consiguió su mejor puesto, llegando en la 16º posición de la general con 31:12:15hs. 

El nipón Nakayama, con su reconocimiento a sus diez finishers. Año 2019.

7 ediciones – Joao Oliveira, Portugal – 2013 al 2019.

3 ediciones 2009 al 2011.

El gran Oliveira Joao, es sin dudas, una de las leyendas del Spartathlon. Completó en 2019 su séptimo finisher consecutivo, con victoria en el 2013 incluida! También posee otros tres finishers consecutivos (2009, 2010 y 2011).

7 ediciones – Luc Dejaeger-Braet, Bélgica – 2013 al 2019.

4 ediciones – 2008 al 2011

Con once finishers, Luc es el atleta belga que más veces ha completado el Spartathlon, sin dudas es una de las leyendas de esta carrera. Este 2019 completó su séptimo finisher consecutivo, sus otros cuatro finishers también fueron de la misma manera, desde el año 2008 al año 2011.

7 ediciones – Balazs Simonyi, Hungría – 2013 al 2019.

El atleta húngaro fue el 5º clasificado en la pasada edición del 2019. Su tiempo fue de 26:04:30hs, lo que representa una mejora de más de ocho horas con respecto a su finisher del 2018, impresionante performance. 

7 ediciones – Andrei Nana, USA – 2013 al 2019.

El americano con más finishers en la historia de la carrera sigue su curso y suma ya siete visitas consecutivas al rey Leonidas. Su mejor tiempo fue en el año de su debut con 30:52:19hs. quedando en el puesto 27 de la clasificación general. 

5 ediciones – Radek Brunner, Rep. Checa – 2015 al 2019.

El checo Radek fue el segundo de la general en el año 2017 y 2018. También fue tercero en 2016 y 2019. Lo que significa que lleva cuatro años seguidos subiéndose al podio, impresionante! 

5 ediciones – Pablo Barnes, Argentina – 2015 al 2019.

El atleta argentino consiguió su mejor tiempo en el año 2016 con 27:05:31hs. Cerrando el TOP12 de la carrera! Esperamos que siga golpeando el pecho de Leonidas por muchos años más. 

5 ediciones – Fernando Petracci, Argentina – 2015 al 2019.

Al igual que su compatriota, el actual récord argentino de 24hs (239,058km) siga a paso firme en este listado. En el año 2017 fue su mejor tiempo con 28:50:38hs. Ojala Fernando siga arrodillándose a los pies de Leonidas, por muchos años más. 

5 ediciones – Kurumi Wakiki, Japón – 2015 al 2019.

Pintoresca corredora del pais del sol naciente, en este último 2019 ha llegado a meta sobre la hora, literalmente y ha protagonizado una de las llegadas a la estatua del rey Leónidas antológica; como aquellas de las viejas ediciones históricas. 

5 ediciones – Sung-Ho Choi, Corea del Sur – 2015 al 2019.

Sung-Ho tiene su mejor tiempo registrado en el año 2018 con un tiempo de 31:20:36hs. 

5 ediciones – Ian Thomas, GBR – 2015 al 2019.

El atleta británico consiguió su mejor tiempo en el año 2016 con 29:14:36 hs. 

.

.

.

Aquí concluye nuestro listado de finishers consecutivos en activo del spartathlon, por supuesto que sabemos que existen muchísimos atletas con cuatro, tres y dos finishers consecutivos en activo. Pero ponerlos a todos en el listado seria imposible. 

.

.

FINISHERS CONSECUTIVOS HISTÓRICOS DEL SPARTATHLON.

.

19 ediciones – Low Andras, Hungría, 2000 al 2018.

El húngaro arrancó su tren imparable en Atenas en el año 2000 y nunca se detuvo. Sus 19 ediciones consecutivas lo colocan en el escalón más alto de nuestra cuenta.

En su segundo Spartathlon, en el año 2001 consiguió su mejor puesto hasta ahora, una 6° posición con 27:46:27hs. Su mejor tiempo. El año 2015 llegó en el puesto numero 145 y a poco mas de media hora del cierre de carrera, una sorpresa dado que este atleta nunca había bajado del TOP 31 en todos sus finishers, el 2016 también fue parecido dado que Low llegó en el puesto 149, pero esta vez como un poco más de margen. En 2017 y 2018, Andras obtuvo el 63º y 111º puesto de la Clasificación General respectivamente.

Andras logró llegar a los pies de Leónidas en el año 1992 y 1993. Sumando todos sus finishers, con 21 ediciones, es también quien más veces ha completado la prueba en la historia de la carrera!

15 ediciones – Gilles Pallaruelo, Francia – 2002 al 2016.

El galo es una de las leyendas vivas de esta carrera, a partir del año 2002, nunca faltó a su cita con Leónidas en Esparta! Su mejor tiempo es de 32:24:34hs. En el año 2008.

En 2013, participó junto a su hijo Ángel, que debutaba en la carrera con 20 años, siendo el atleta más joven de esa edición. Llegaron juntos a Esparta en 35:12:29hs.

En el año 2014 Ángel volvió a Atenas y consiguió, esta vez un poco antes que su padre, terminar su segundo Spartathlon consecutivo, será el inicio de otra gran racha por parte del hijo de Gilles?! Este 2015 pudimos ver como Gilles besaba los pies de Leonidas por 14ta vez consecutiva, pero su hijo Ángel no tuvo la misma suerte. En 2016 el francés volvió a besar los pies de Leonidas y completo 15 ediciones consecutivas.

Con un poco de tristeza decirles que en 2017 se ha cortado la gran racha de finishers consecutivos que llevaba este gran atleta francés. Pero también contarles que en 2018 y 2019 el gran Gilles ha vuelvo a visitar a su viejo amigo Leónidas.

14 ediciones – Zbigniew Malinowski, Polonia – 2004 al 2017.

El Polaco empezó con el pie derecho su gran racha en esta mítica carrera. En 2004, su primer año de la racha, llegó a Esparta consiguiendo un gran 11° puesto en 29:40:08hs. Su mejor puesto y tiempo hasta ahora. En 2017 Malinowski llegó a los pies de Leónidas en el puesto 183º de la Clasificación General con un tiempo de 34:42:57hs. siendo este año su último de su racha, ya que el polaco no ha podido completar la prueba en 2018.

14 ediciones – Gogos Apollonios, Grecia – 2004 al 2017.

El griego con más ediciones consecutivas logró ampliar su palmares en 2016!

En el año de su debut consiguió su mejor puesto, 36° con 34:20:22hs. Sin embargo su mejor tiempo lo logró en el año 2009 con 31:53:00hs. Llegó en el puesto 41°. En su 14º visita consecutiva a Leónidas llegó en el puesto 219º de la C. General con un tiempo de 35:11:33hs. y al igual que Zbigniew Malinowski, lamentablemente, su racha ha llegado a su fin.

13 ediciones – Kimie Funada (Noto), Japón – 1995 al 2007.

La mujer con más finishers consecutivos de la historia de la carrera y probablemente lo sea para siempre!

Kimie debutó en el año 1995, pero tuvo que esperar casi diez años para conseguir su mejor marca, fue en el año 2004 con 29:57:40hs. Quedó 12° en la clasificación general. Este año fue la primera mujer en besar los pies de Leónidas.

En 2007 fue su última edición consecutiva, lo que hace que el récord ya no puede ser ampliado, aunque en 2009 y 2011 corrió y consiguió terminar la carrera. En la categoría femenina el rendimiento de la nipona es impresionante. En su racha de 13 ediciones nunca bajó del 7° puesto, ganó en 2004 y 2005, fue 2° en 1997, 1998, 1999, 2001 y obtuvo el tercer puesto en los años 1995 y 1996.

13 ediciones – Yoshio Nishimura, Japón – 1997 al 2009.

Otro atleta del país del sol naciente, Yoshio empezó su cuenta particular en el año 1997. Pero el año 2003 fue, sin dudas, su mejor año, consiguió un 8° puesto con 28:18:33hs. También fue su mejor tiempo.

Su récord quedará en 13 ediciones, lo que no es poco, verdad?!

12 ediciones – Robert Meadowcroft, GBR – 1983 al 1994.

Robert fue uno de los 45 valientes que en el año 1983 emprendieron el viaje a Esparta en el primer Spartathlon de la historia!

Gran valor tienen sus 12 ediciones consecutivas, ya que por aquel entonces, como todos sabemos, la carrera era mucho más salvaje y arriesgada. En 1988 llegó en 5°lugar, su mejor año, con 29:52:04hs. En el año 1997 y 1998 Robert volvió a llegar a los pies de Leónidas.

11 ediciones – Karl Hubert, Alemania – 2001 al 2011.

3 ediciones – 1997 al 1999

4 ediciones – 2013 al 2016

El alemán comenzó su racha en 2001, donde llegó en el puesto 25° con 32:35:36hs. Y le duró hasta el 2011.

Pero eso no es todo, Karl también logró completar la carrera en otras 11 ocasiones!

Fue finisher en el año 1992 y 1993, volvió a completarla en el año 1997, en 1998 logró su mejor marca con un 10° puesto en 28:59:20hs. En 1999 también quedó en la décima posición, consiguiendo un triple finisher consecutivo. En 2013, 2014, 2015 y 2016 esta máquina alemana volvió a besar los pies de Leónidas, consiguiendo un cuádruple finisher consecutivo!! Karl es el atleta con más finishers totales en la historia de esta carrera con 22 visitas a Leónidas, contando sus últimas dos en 2018 y 2019. Impresionante!

Continue Reading…

Running, Spartathlon, Ultrarunning

MUJERES EN EL SPARTATHLON

25 mayo, 2020

En este artículo nos enfocaremos en la performance de las atletas femeninas dentro del mítico Spartathlon griego, como siempre en nuestros artículos, mostraremos unos gráficos e infografías para que visualmente sea todo más fácil de comprender. Como solemos decirles, si quieren ver los gráficos en su máxima definición, deben pincha la imagen con el botón derecho del ratón y abrirla en una nueva pestaña. Dentro de los gráficos y por supuesto, también del articulo encontraremos a todas las ganadoras de la historia, la cantidad de finishers féminas por año, por países y mucho más!

Por: Pablo Casal

La historia de las mujeres en el mítico Spartathlon comenzó a forjarse desde su primer edición en el año 1983. En aquel año, la atleta británica Eleanor Robinson fue la primera ganadora y única mujer en completar los 246km que unían Atenas con Esparta.

Siempre hubo, al menos, una atleta femenina finisher en la historia del Spartathlon, salvo en el año 1988 en donde ninguna mujer logro finalizar la prueba. En dicha edición, tan solo 21 atletas masculinos pudieron llegar hasta el final del recorrido.

Si analizamos nuestro gráfico con la performance de todas las ganadores del Spartathlon, veremos que la progresión de las mujeres viene mejorando con el paso de cada edición. Lo mismo sucede con la performance de las mujeres en el mundo del ultrafondo en general. La progresión es cada vez mejor y la distancia entre atletas masculinos/femeninos es cada vez menor en muchas competiciones.


(Abre el gráfico en una nueva pestaña para verlo en su máxima definición)

Volviendo al gráfico con todas las ganadoras del Spartathlon, veremos que la progresión de que hablábamos anteriormente se ve “empañada” por el tiempo de la ediciones de 1991 y 1999. También mencionar, aunque no lo veamos en el gráfico, que en la edición del año 2012, ganada por la británica Elizabeth Hawker fue el año en donde la performance entre atletas masculinos y femeninos estuvo casi al mismo nivel. Aquel año 2012, la atleta británica llego a los pies de Leónidas en la tercera posición de la clasificación general en un tiempo de 27:02:07hs, mientras que el ganador de aquella edición lo hizo con una marca de 26:28:19hs.

A continuación les mostraremos a todas las ganadoras del Spartathlon.

SPARTATHLON WINNERS

Helga Backhaus (GER) – 4 Victorias (1994, 1995, 1996 y 1997)

Mary Larsson-Hanudel (USA) / (SWE) – 4 Victorias (1984, 1985, 1989 y 1998)

Szilvia Lubics (HUN) – 3 Victorias (2011, 2013 y 2014)

Hilary Walker (GBR) – 2 Victorias (1987 y 1992)

Akiko Sakamoto (JAP) – 2 Victorias (2003 y 2007)

Kimie Noto (JAP) – 2 Victorias (2004 y 2005)

Sumie Inagaki (JAP) – 2 Victorias (2006 y 2009)

Katalin Nagy (USA) – 2 Victorias (2015 y 2016)

Zsuzsanna Maraz (HUN) – 2 Victorias (2018 y 2019)

Eleanor Robinson (GBR) – 1 Victoria (1983)

Waltraud Reisert (GER) – 1 Victoria (1986)

Anne-Marie Dequilhem (FRA) – 1 Victoria (1990)

Ursula Blasberg (GER) – 1 Victoria (1991)

Sigrid Lomsky (GER) – 1 Victoria (1993)

Annie Monot (FRA) – 1 Victoria (1999)

Hiroko Okiyama (JAP) – 1 Victoria (2000)

Maria da Silva Portela (POR) – 1 Victoria (2001)

Irina Reutovich (RUS) – 1 Victoria (2002)

Sook-Hoe Hur (KOR) – 1 Victoria (2008)

Emily Gelder (GBR) – 1 Victoria (2010)

Elizabeth Hawker (GBR) – 1 Victoria (2012)

Patrycja Bereznowska (POL) – 1 Victoria (2017)

En esta lista vemos que cuatro atletas de Alemania, Gran Bretaña y Japón han ganado esta mítica carrera. Países que, no es sorpresa, poseen una gran conexión con el Spartathlon. Esto representa, sumando todas las ediciones que estas doce atletas has ganado, más del cincuenta por ciento de todas las victorias en la historia.

Como punto final de este pequeño análisis de las ganadoras del Spartathlon y siempre hablando de la progresión de las atletas femeninas en esta carrera, contarles que dentro de las últimas siete ediciones se encuentran las seis mejores marcas de la historia. Impresionante!

Anteriormente les mencionábamos que Alemania, Gran Bretaña y Japón tienen una gran conexión con esta fantástica carrera. Eso nos lleva a nuestro siguiente gráfico, en el cual les mostraremos la primera atleta, de cada país, en lograr completar el Spartathlon.

(Abre el gráfico en una nueva pestaña para verlo en su máxima definición)

Por supuesto que la primera atleta británica en lograr lograrlo fue Eleanor Robinson en la primera edición de la carrera, en el año 1983. En el año 1986, la primera atleta alemana de la historia llegaba a los pies de Leónidas y en el año 1989, una atleta nipona realizaba la misma hazaña por primera vez. Los cuatro primeros países con atletas femeninos que lograron completar el Spartathlon fueron: Gran Bretaña, USA, Alemania y Japón. En el año 1998 y por primera vez en la historia tres atletas de diferentes países lograron llegar hasta los pies del rey Leónidas: Suecia, Irlanda y Polonia. En 2014, un nuevo hito volvió a suceder con cinco atletas finishers de nuevos países: España, Hong Kong, Australia, Brasil y Argentina. 

En las últimas dos ediciones, seis nuevos países han sido incluidos en este gráfico: Noruega, Nueva Zelanda y Paraguay en 2018. China, Israel y Letonia en 2019.  

(Abre el gráfico en una nueva pestaña para verlo en su máxima definición)

Pasamos a nuestro tercer gráfico en donde vemos la cantidad de mujeres, dividido por países, que han logrado completar el Spartathlon. Aclaramos que en dicho gráfico, solamente tomamos en cuenta un finisher por atleta. Por supuesto que Japón, Alemania y Gran Bretaña siguen demostrando su historia en esta mítica carrera. Se suma la USA a este gráfico, país que en el último año a superado a Gran Bretaña en cuanto a finishers. Un escalón más abajo encontramos países como Hungría, Finlandia, Francia o Polonia. Hablando puntualmente de Japón, con cincuenta y cuatro atletas en meta es, por gran diferencia, el país con más finishers femeninos de la historia. Recordar que solamente estamos contando un finisher por atleta, por lo que si sumáramos todos los finishers de todas las atletas niponas, el resultado sería impresionante, más de ciento veinte finishers.  El tamaño de los círculos representa, también, el numero de finishers, para que visualmente se distinga mejor la diferencia entre los países. Alemania es el segundo país con más finishers femeninas, pero con menos de la mitad que las niponas (24 atletas)

Como les contábamos anteriormente, a través de toda la historia de esta carrera, las atletas femeninas siempre fueron una parte esencial. Sin embargo, si observamos nuestro gráfico de las mujeres finishers del Spartathlon, veremos lo siguiente: Hubo que esperar diez ediciones de esta carrera para lograr ver a cinco atletas femeninas completar esos 246km (año 1992). Dieciocho ediciones pasaron hasta que diez féminas lograron completar la carrera (año 2000), eso son casi veinte años desde el primer Spartathlon en el año 1983.

Podemos decir que, viendo el gráfico, la edición del año 2007 es en donde, realmente, la performance de las atletas femeninas en el Spartathlon comienza a progresar de forma agigantada.

En las últimas cinco edición el numero de atletas femeninas finishers fue de 21, 35, 41, 26 y 39, algo que mirando el gráfico a simple vista, destaca sobre el resto de las ediciones de la carrera.

(Abre el gráfico en una nueva pestaña para verlo en su máxima definición)

Pensar que hasta el año 2004, viniendo desde el año 1983, nunca hubo más de diez mujeres en meta. Eso son veinte dos años, muchísimo tiempo, pero a partir del año 2005 hasta el 2012 notamos un cambio positivo en el gráfico, cada vez mas féminas lograban completar esta carrera. Ahora bien, vemos que dentro de esta progresión, en el año 2012 se cae el registro y tal vez, “arruina” un poco visualmente el gráfico. Pero debemos contarles que aquel año 2012 fue una de las peores ediciones del Spartathlon, sino la peor en cuanto al extremo calor y por supuesto que hubo récord de abandonos. Sin embargo, aquel año 2012 la atleta británica Elizabeth Hawker consiguió llegar a los pies de Leónidas en la tercera posición de la clasificación general, hito que hasta el día de hoy, nadie pudo igualar.

A partir de aquella edición del año 2012, en donde la británica hizo historia, el papel de las atletas femeninas en el mítico Spartathlon sigue creciendo con cada edición que pasa.

Utilizaremos la hazaña de la británica Elizabeth Hawker, como tejido conector a nuestro siguiente gráfico: Mujeres en el TOP 10 del Spartathlon.

(Abre el gráfico en una nueva pestaña para verlo en su máxima definición)

Por supuesto que lo logrado por esta atleta fue increíble, pero también debemos decir que no fue la única, ni la primera en lograr colarse en un TOP 10 de una carrera en donde, históricamente, los atletas masculinos tenían un rendimiento superior.  Volvemos el tiempo atrás y nos encontramos, como no podía ser de otra manera, con otra gran atleta británica, quizás la mas grande ultrafondista de esa región en la historia. Eleanor Robinson consiguió en el año 1983 (primera edición del Spartathlon) ser la primera mujer en completar los 246km y llegando en el puesto nueve de la clasificación general. Hubo que esperar cinco años (año 1987) hasta que otra británica, Hilary Walker, lograra entrar en el TOP 10 de la carrera.

La atleta alemana Helga Backhaus consiguió, en los años 1994, 1995 y 1996, algo que ninguna otra fémina ha logrado hasta el día. Entrar en el TOP 10 de la carrera por tres años consecutivos! Y si hablamos de logros, Helga es la única mujer que ha ganado el Spartathlon cuatro años de forma consecutiva, impresionante. También, es, junto con Mary Larsson-Hanudel, quien más veces ha ganado esta mítica carrera.

Volveremos a utilizar la dura edición del año 2012 como punto de referencia de nuestro siguiente análisis, por primera vez en la historia de la carrera, dos mujeres logran entrar en el TOP 10 de la clasificación. A los tres años, en la edición del 2015, volvemos a ver a dos atletas femeninas dentro del TOP 10, lo mismo sucedió en el año 2017. Sin dudas esto nos está indicando la excelente progresión de las mujeres en el Spartathlon. Si vemos el gráfico en su totalidad, nos daremos cuenta de que desde la primera edición en el año 1983, hasta previo a la edición del 2012, solamente diez mujeres habían logrado entrar en el TOP 10. Esos son treinta años de historia en el Spartathlon, mientras que en las ultimas siete ediciones encontramos a ocho atletas en el TOP 10. Una vez más y no nos cansaremos de decirlo, el progreso de las féminas, en estos últimos años, es increíble!

Como último punto, mencionar que nunca en la historia de la carrera, una atleta fémina había logrado superar el TOP 5 de la clasificación general. Sin embargo, en las ediciones del 2012, 2014 y 2015, encontramos a una atleta en el tercer puesto y dos atletas en el cuarto puesto, respectivamente.

(Abre el gráfico en una nueva pestaña para verlo en su máxima definición)

En nuestro último gráfico, les presentamos, a las ocho mujeres con más finishers de la historia del Spartathlon. No es de extrañar que dentro de las TOP8, encontremos a tres atletas japonesas y tres alemanas. Dejaremos este último gráfico en sus manos, para que lo vean y analicen detenidamente. Y por supuesto, admiren lo logrado por estas grandísimas atletas.

.

.

Concluimos nuestro articulo de la misma forma que lo hemos comenzado, la mujeres y el Spartathlon siempre fueron de la mano y año a año la performance de las atletas ha mejorado. Esperamos que esta próxima edición, las féminas vuelvan a sorprendernos!

.

.

Si te ha gustado este artículo y quieres apoyarnos para seguir creando contenido, pincha en el siguiente link y ayúdanos a mantener esta web funcionando.

https://www.patreon.com/espiritulibre

Badwater, Relatos, Running, Ultrarunning

MUJERES EN LA BADWATER 135

25 mayo, 2020

La Badwater es una carrera de más de 215km que comienza en el valle de la Muerte (A 85mts por debajo del nivel del mar) y siguiendo una carretera pavimentada llega hasta el Mount Whitney, a más de 2500mts de altitud. El tiempo permitido para acabar la carrera es de 60 horas. Según sus organizadores esta es “la carrera a pie más dura del mundo”, una carrera que ya es un clásico del calendario mundial de ultrafondo. El evento se desarrolla en la época más calurosa del año, donde la temperatura llega a alcanzar los 49Cº a la sombra. 

Si bien la historia de la Badwater está llena de relatos fantásticas y personajes increíbles, aquí solamente nos enfocaremos en el desempeño de las atletas femeninas.

Por: Pablo Casal

1987 – Primera edición de la prueba, que fue un desafío entre la USA y UK, la prueba (de 146milas) fue ganada por la gran ultrafondista británica Eleanor Adams-Robinson en 52:45:00hs, quien fue, también, la única mujer en participar y completar el primer Spartathlon de la historia en el año 1983.

1988 – Sólo tres atletas consiguieron completar las 146 millas, la 2º clasificada fue Linda Elam, con 61:47:00hs.

1989Barbara Alvarez y Angelika Castaneda, llegan juntas a meta como las ultimas clasificadas, en una edición donde sólo cuatro atletas lograron completar la carrera, dos mujeres y dos hombres.

1990Barbara Alvarez y Angelika Castaneda quedan en 6º y 7º posición de la clasificación general respectivamente con 39:27:00hs. Llegando juntas a meta. Sólo 17 atletas logran terminar la prueba.

Angelika Castaneda, año 1999.

1991Bonnie Boyer logra la 3º posición en la clasificación general 36:19:20hs. Barbara Alvarez y Angelika Castaneda vuelven a quedar en 6º y 7º posición de la clasificación general respectivamente, esta vez en 40:05:10hs. Tres mujeres en el TOP10. Solamente 15 atletas lograron completar la prueba.

1992-1993 – Ninguna femina logró completar las 135 millas. 

1994Judy Overholtzer logra la 7º posición en la general con 46:57:50hs. Sólo 16 atletas logran completar la prueba, tres de ellos son mujeres.

1995Judy Overholtzer logra la 3º posición en la general con 40:44:01hs. Lisa Smith queda en 4º posición de la general con 41:24:31hs. Sólo 16 atletas logran completar la prueba, tres de ellos son mujeres.

1996Judy Overholtzer logra la 3º posición en la general, por segundo año consecutivo, con 41:13:00hs.

1997Lisa Smith queda en 3º posición de la general con 37:01:00hs. Única mujer entre los 20 finisher.

1998Lisa Smith queda en 4º posición de la general con 37:01:00hs.

Lisa Smith, sonriente durante un tramo de la carrera, año desconocido. 

1999Angelika Castaneda consigue la 8º posición de la clasificación general con 36:58:00hs. Año de récord con 5 mujeres completando la prueba!

2000 – Irina Reutovich, de Rusia, queda en 5º posición de la general con 29:48:27hs. Nueves mujeres logran completar la prueba de un total de 49 atletas.

2001 – Anne Langstaff, con 40:13:40hs logra la 11º posición de la general.

Anne Langstaff, año 2001.

Continue Reading…

Crónicas, Relatos, Running, Spartathlon, Ultrarunning

SPARTATHLON 2019 – FEDERICO VITTAR

2 mayo, 2020

Federico es un atleta argentino, que pese a su corta carrera en el mundo del ultrafondo, ya posee en su palmarés el honor de haber estado en el mítico Spartathlon. Este atleta de la provincia de Santiago del Estero, junto a otros ocho compatriotas, consiguió en el pasado 2019 un récord inédito para los argentinos en esta gran carrera.

Aquí su historia

.

Por: Federico Vittar.

Aún recuerdo, hace ya 6 años, al poco tiempo de completar mi primer maratón, escuchar sobre las carreras de 100km y luego descubrir el mítico Spartathlon. Para los que vivimos en el norte argentino y creo que para la mayoría que les tocó ir, hablar de esta carrera es hablar de Martín Córdoba (es de los amigos que más conoce sobre el Spartathlon). Es bueno conocer personas, como Martin, que aman y viven esta carrera como nadie.

En mi primer carrera de 100km, en el Ultramaratón Formosa 2018, conseguí la marca mínima para poder inscribirme. Al mes siguiente, en Bolivar, volví a correr 100km y de nuevo pude realizar una marca similar, pero esta vez, planteando la carrera de otra manera. Ese año estaba en mi mejor forma física, ya que por problemas personales no pude entrenar como quería, pero las ganas de competir y disfrutar siempre estaban.

Meses antes de la apertura de inscripción para el sorteo no pensaba hacerla, ya que me parecía apresurado por mi falta de experiencia en 24hs, pero recuerdo que Martin un día me dijo: “vos te inscribes, si sales bien y si no tienes doble chance el año siguiente”. Unos días antes de la apertura me llamó para recordarme que debíamos hacerlo en la semana y ahí dije ME INSCRIBO Y ESPERO.

Recuerdo el día posterior al sorteo, donde informaron el listado (me lo pasó un amigo Pablo Del Pino) yo no quería ni mirarlo, fijarme nada. Sin embargo, cuando vi mi nombre me invadió una gran emoción e incertidumbre, miles de preguntas juntas me vinieron a la mente. Me tomé una semana para pensarlo y asumir el compromiso, había que cambiar muchas cosas de cara al objetivo y una de esas era buscar un entrenador que me acompañe en el proceso. El primero que me vino a la mente en ese momento y con quien me comuniqué fue Fabian Campanini, de quien aprendí mucho y en cada sesión me hizo crecer y ganar confianza en mí mismo.

Llegué a Atenas el martes anterior a la carrera por la noche y lo primero que hice fue sentarnos a tomar unos mates junto con Manuel Méndez. Mucho calor y humedad nos esperaba para los días de nuestra estadía, yo estaba tranquilo y con mi mente enfocada en llegar, le tuve mucho respeto en cada entreno y solo restaba disfrutar de una carrera de distancia, que para mí en particular son más lindas que las competencias por horas.

Hablamos mucho con Fernando Petracci, que me tocó de compañero de habitación. No era la primera vez que compartíamos carrera y siempre fue muy generoso conmigo, durante todo el proceso siempre estuvo para ayudarme. Llego el jueves, envié mis cosas a los distintos check point (CP), charla técnica y el viernes temprano desayunar y subir al autobús que nos llevaba a la largada. Tranquilo y viviendo minuto a minuto muchas emociones, sabía que solo tenía que disfrutar de esta experiencia, estaba muy bien físicamente; solo debía ser prolijo, tener templanza y hacer lo que había planificado.

Largamos con una humedad tremenda, el calor durante el recorrido se hizo sentir (38°C más de 80% de humedad), había que cuidarse y llegar lo más entero posible hasta Corinto (CP22). Seguir con lo planificado para la primera mitad de la carrera. Fui impecable en los parciales, pasando los 42.2k en 4h13´, los 81k en 8h15´, para así llegar al km 124 (poco más de la mitad de carrera) en 13h48’; todo eso lo tenía en mi cabeza grabado. Recuerdo en el antiguo Corinto parar y disfrutar de una cerveza en el CP.

Las horas pasaban y la carrera se iba haciendo más entretenida, la noche caía junto a la temperatura y cambiaban las estrategias para seguir adelante, había que abrigarse, comer para recibir la noche en la montaña. Recuerdo cambiarme en el CP35 y comer unos fideos para comenzar a pensar en lo que sería la montaña que comenzaba unos kilómetros más adelante. Eran las 21hs y venía con un buen margen de tiempo ganado. Pasaron poco más de una hora de ese momento que recuerdo haber tenido una crisis entre la comida que no digería y el cansancio de las horas, esto me costó unos kilómetros de caminata y reencontrarme conmigo mismo para salir adelante, la capacidad para regenerarse en un ultramaratonista es la principal arma.

La media noche llegaba y me encontraba muy bien física y anímicamente, estábamos comenzando a subir previo al monte Partenio, recuerdo correr y reírme a cada momento, alentaba a los que caminaban en las subidas, hasta trataba de charlar y de entendernos (mi ingles era pésimo). A las 17h30 de carrera estaba en el km 159.5, miraba hacia arriba y se veían las luces rojas que señalizaban el sendero por el cual cruzar el Partenio, a esa altura de la carrera quedamos pocos y ya estamos dispersos (al menos en el rango de carrera que me toco ir). Así que lo pasabas solo y debías tomártelo con calma, la subida es lenta y trabada hasta llegar a la cima para encontrarte con el CP. Ahí comienzas el descenso (párrafo aparte merece este), piedras sueltas y bajadas empinadas hacían que sufra, ya que tenía poca experiencia en este tipo de terrenos.

Salías de la montaña, un poco de descensos por la ruta y comienza a amanecer, 25hs de carrera y llegando al km 195 (CP60) donde por error mandé zapatillas y medias, junto a otra ropa. Cambiarme las medias fue el peor error que cometí, ya que tenía ampollas y estas se hicieron sentir con el cambio. Pero solo me restaban 50 kilómetros y sabía que, aunque sea de rodillas, iba a llegar a la meta. El tiempo que ya había ganado (tenía casi 11hs para hacer esos 50 kilómetros restantes) me permitió que nunca se me cruce otra cosa por la cabeza que no sea terminar y disfrutar todo el recorrido que restaba. Sabía que se venían subidas interminables y yo apenas caminaba, ya que las ampollas estaban localizadas en la planta del pie y al correr me hacían sufrir horrores. Caminar y pensar como seguir era lo único que podía hacer, fue ahí cuando descubrí que podía correr y caer apoyando solo el talón (supervivencia y ganas de seguir se podría decir jaja).

Fueron interminables los últimos kilómetros, recuerdo las subidas, bajadas cortas y de nuevo subidas; trotando y caminando como podía, el calor se hacía sentir de nuevo y ya no podía comer casi nada. Tenía el estómago cerrado, pero igualmente siempre intentaba no descuidar la hidratación.

La meta estaba cada vez más cerca y yo no paraba de pensar en todos los meses de preparación, en cada entreno, en cada cosa que había resignado por ese objetivo que estaba tan cerca. Recuerdo que las lágrimas me cayeron en el CP70, donde yo había mandado la remera con la bandera de Argentina. Pero las lágrimas no te permiten correr, había q sacudirse y seguir. El momento más lindo fue desde la entrada a Esparta, en el CP 74 (había mandado la foto de mi hija para que llegue conmigo).

En mi mente estaban sus palabras que me había dicho la última vez que hablamos: “fuerza papá, yo correré contigo”, son cosas que nos tocan lo más profundo del ser, mirar para adelante y ya los niños con sus padres en la vereda esperando en bici o corriendo para acompañarte unos metros. No paraban de alentarte, recuerdo llegar al boulevard y disfrutar de esos 700 metros de calor humano, escuchar tu nombre y ver a Fabián Campanini, Fernando Petracci y Manuel Méndez metros antes de visualizar la estatua del Rey Leónidas. Esos 700 metros finales son algo que guardaré eternamente en mi mente.

Fueron 32h28´ donde disfruté cada segundo, nada hizo que distraiga mi atención del objetivo y así pude terminar la carrera pedestre más importante de mi vida. “Nada vuelve a ser lo mismo después de esta experiencia” (me decían los conocedores) y les puedo asegurar que así fue.

Muchos sueñan y tienen miedo a esta carrera, yo siempre le guardaré un respeto tremendo como a todas, pero la actitud con la cual la enfrenté me hizo atesorar momentos hermosos y únicos que hasta me rio al recordarlos, no me arrepiento de nada, gané experiencia 100%.

Gracias a todos los que me acompañaron y apoyaron, debía escribir la crónica para muchos amigos que me lo pedían y hoy siento que cumplí, ojala me toque estar nuevamente en esa largada y volver a disfrutar de esos hermosos 246km del mítico Spartathlon.

.

.

Si te ha gustado este artículo y quieres apoyarnos para seguir creando contenido, pincha en el siguiente link y ayúdanos a mantener esta web funcionando.

https://www.patreon.com/espiritulibre

BR135+, Crónicas, Running, Ultrarunning

MI HISTORIA EN LA BR135+ – GONZALO FRIAS.

28 abril, 2020

Gonzalo Frías es un atleta argentino, que posee una conexión especial con la dura carrera de ultrafondo brasileña BR135+. Algunos datos de este atleta: Fue el primer argentino en completarla y es el argentino que más veces ha sido finisher. También es el atleta latinoamericano (no brasileño) que más veces ha completado la carrera de forma consecutiva.

La historia de Gonzalo en esta durísima ultra de 217km merece ser contada, por eso hoy les presentamos el cuarto y último capítulo, de estas crónicas, con todo lo que ha vivido este atleta argentino en todas las ediciones, de la BR135+, en las que ha participado.

Por: Gonzalo Frias.

CAPITULO CUATRO – AÑO 2011.

EL FINAL DE UNA GRAN AVENTURA

Es el mes de enero del año 2011 y mi cuarta participación en esta prueba tan importante en el calendario de carreras extremas en Sudamérica y el mundo. La he naturalizado tanto que a veces pierdo conciencia de lo que ha significado tomar parte y finalizar cada uno de estos retos renovados año a año. Ya todo me resulta familiar: Las terribles e interminables cuestas a lo largo de un inacabable recorrido de más de 200 kilómetros; la hospitalidad de los organizadores,  los colaboradores voluntarios, los médicos asistentes y los corredores locales con varias de los cuales ya he trabado una hermosa amistad y confraternidad atlética.

Cuando arribo al lugar de la carrera, la pregunta de todos los que me conocen resulta inevitable:

-Gonzalo, ésta es tu última Brasil 135 millas? Y la respuesta surge un poco forzada, un poco dubitativa, un poco lastimosa: – Sí, creo que sí…

Para este año tendré el gran honor de contar como mi pacer con una joven promesa del atletismo de fondo y trail de Brasil. Su nombre es Itamar Goes. Su aspecto puede definirlo como una mezcla de maratonista de gran fortaleza física con el de una persona intelectual, siempre con sus lentes y con una voz tranquila, pausada, reflexiva. Para esa fecha nunca me imaginé que tendría el placer de compartir buena parte del duro recorrido de la travesía con quien se terminaría convirtiendo en uno de los principales animadores de la prueba en años posteriores y en uno de los más destacados corredores de resistencia y trail running de Brasil. Pero además de las excepcionales condiciones atléticas de Itamar, él es la persona indicada para convertirse en ladero de un reto tan excepcional:  Tiene una vocación permanente para dar consejos en plena carrera, siempre a modo de sugerencia para no parecer imperativo y para que yo como corredor no sienta que se trata de una sugerencia que, según el modo de transmitirlo, en circunstancias límite como las de la carrera, puede ser interpretada como una imposición más que como un simple asesoramiento.

Como si fuera poco, Tuim Andre Souza Alvim continúa formando parte de mi equipo como motorista y como masajista por lo que son muy buenas las perspectivas de poder alcanzar mi tercer finisher consecutivo en la carrera e incluso poder lograr la mejor marca personal de todas las ediciones corridas.

Otro de los datos importantes de esta carrera es que Susana Segurel, la primera ultramaratonista mujer de Argentina en participar de este evento, tras no poder completar la totalidad de su recorrido el año pasado, vuelve a la carga con serias intenciones de convertirse en la primera argentina en ingresar al olimpo de los finishers de la Brazil 135 miles. Para ello, Susana cuenta para esta edición con su propio equipo y como pacer con una atleta local de muy buen nivel, quien en la edición pasada había compartido conmigo parte del equipo de asistencia.

En la línea de largada estará por primera vez el ultramaratonista alemán nacionalizado costarricense, Kurt Lindermueller, con muy buenos antecedentes, que puede marcar un hito en la historia de la prueba si logra convertirse en el primer ganador de una carrera que desde su primera edición ha tenido el dominio apabullante de los atletas locales.

No será nada fácil el cometido para el corredor alemán-costarricense porque para acceder al primer lugar del podio antes deberá vencer a los locales Adilson Ligeirinho, Aureo Adriano y Ariovaldo Branco, los dos primeros, ganadores de distintas ediciones de esta competencia.

Además, entre los atletas extranjeros, se encuentran nuevamente en la línea de salida, el español radicado en México, Joan Vila, que este año va por la revancha para poder acabar los complicados 217 kilómetros (que finalmente consiguió) y los estadounidenses Jarom Thurston; Anthony Portera y el debutante Chris Roman. En la edición pasada, los tuve a tiro a los dos primeros junto a su compatriota Kenneth Posner y se me escaparon por poco. Este año me he propuesto superarlos.

Debido a los reiterados problemas de ampollas,  en esta edición elaboro una estrategia diferente consistente en encintarme todos los dedos y buena parte de la superficie de ambos pies. Con ello busco adelantarme a la aparición de esta pesadilla del año pasado o, por lo menos, retrasar y atenuar lo más posible los efectos y la magnitud de las mismas.

Como estrategia de carrera, he elegido salir a un ritmo más rápido respecto del que empleaba para iniciar las ediciones anteriores. Me ayudará para ello un doble conocimiento del circuito: El conocimiento personal por ser mi cuarta participación en un trayecto que ha variado poco con el correr de los años y el conocimiento de mi pacer, Itamar Goes, por ser un atleta local acostumbrado a entrenar en este circuito. Ello también genera mayor tranquilidad para mí lo que representa poder enfocarme mejor en mi ritmo de carrera al no estar tan pendiente de la orientación en el recorrido.

Recuerdo haber atravesado por momentos de mucho calor, recuerdo los increíbles consejos de mi ladero Itamar, diciéndome por ejemplo “Gonzalo, pisa los charcos”. -Por qué? Lo inquirí brevemente. -Porque vas a sentir un leve alivio de frescor en tus pies. Itamar tenía mucha razón: Cada vez que pisaba un charco era como aplicarme algo fresco en mi cuerpo sintiendo automáticamente una sensación de alivio importante.

Cuando llegó la noche, como lo hice en carreras anteriores, automáticamente disminuí la marcha y comencé a caminar. En ese momento, emergió nuevamente el consejo de este sabio joven atleta: “Gonzalo, tienes que correr además de caminar. Si lo haces, estarás con muchas chances de mejorar tus tiempos”. Recuerdo nítidamente cómo me molesté en ese momento con este joven atrevido que me llenaba de tantos consejos. Luego, cuando fui cambiando la caminata por trote y corrida, pensé: “Una vez más Itamar tiene razón”.

Superado el meridiano de la carrera, en una de las tantas subidas interminables, diviso tres figuras delante nuestro caminando y trotando con bastante dificultad. “Era el trío de corredores norteamericanos”. Decidí entonces con Itamar aumentar el ritmo de la marcha hasta alcanzarlos y sobrepasarlos a los tres en plena pendiente.

Continue Reading…
ESCRITOS

POR QUÉ NECESITAMOS AVENTURAS.

25 abril, 2020

Por: Pablo Casal

.

Para entender el porqué de la necesidad de tener y vivir aventuras, lo primero que debemos hacer es retroceder en el tiempo. Embarcarse en un viaje, un viaje mental que nos hará retroceder durante años y décadas. Cada uno de nosotros debe ir en busca de aquella primera aventura, cerrar los ojos e intentar descubrir cuál fue, buscar esas primeras sensaciones será vital para entender de qué estaremos hablamos a continuación.

En mi caso, tuve que retroceder en el tiempo casi tres décadas y volver hasta mi infancia. Estoy seguro que de pequeño viví muchas aventuras, pero lamentablemente no las recuerdo. Lo que si recuerdo, claramente, es mi primer sentimiento y las sensaciones de estar viviendo una. La emoción y la incertidumbre sobre que pasará más adelante. El no saber con seguridad que sucedería si tomaba el camino de la derecha y pasaba a la página 33 o si tomaba el camino de la izquierda y pasada a la página 20. ¿Saben de lo que estoy hablando?

Los libros de Elige tu propia aventura, fueron en mi infancia mis primeras aventuras, exactamente como en la portada de todos sus libros. Me parecían fascinantes y recuerdo que cuando elegía una opción que me conducía a la muerte, volvía hacia atrás y comenzaba un nuevo camino. Apuntaba todas las opciones posibles en una hoja, hasta conseguir leer todas las páginas y posibles finales del libro.

Aquellos fueron, genuinamente, mis primeros recuerdos y verdaderos sentimientos de aventuras. Esa emoción por saber qué va a sucedernos si tomamos uno u otro camino, el volver atrás y comenzar otra vez; revivir la historia pero tomando un camino distinto.

Ese sentimiento aventurero volvió a mi memoria, a mis recuerdos, algunos años después, pero esta vez no estaba leyendo un libro; estaba viendo una película.

Sin poder despegarme del televisor ni un milímetro, veía hipnotizado como un arqueólogo, con sombrero, chaqueta de cuero y látigo, se habría paso dentro de una tumba, esquivando trampas en busca de un tesoro perdido. Por supuesto que estoy hablando de “Indiana Jones” y para mí, ver esas pelis, eran verdaderas aventuras con todas las letras. La búsqueda del tesoro, los peligros y las trampas, analizar los mapas, jeroglíficos, pistas dejadas hace miles de años por esas civilizaciones antiguas y olvidadas. Todo me parecía fascinante y atrapante, de más está decir, que por aquellos años tenía claro lo que quería ser de mayor; arqueólogo como Indiana.

Esas son las primeras aventuras de las que estoy hablando y las vivía sin moverme de mi casa. Viendo la tele, dejando que mi imaginación volara y se metiera dentro de esas películas que tanto me gustaban. Siempre quise tenerlas y vivirlas como en las películas, como los chicos de Stand by me o los Goonies. Un grupo de amigos, un mapa del tesoro y un viaje a lo desconocido. Por suerte puedo decir que sí lo hice, tuve mis aventuras viajando al sur de Argentina con mis amigos, mochilas en la espalda, mapa en mano y a recorrer las montañas; recuerdos que por más que pasen los años nunca se olvidarán. Pero no siempre es necesario escalar montañas o sortear los peligros de la selva para vivirlas, como les contaba anteriormente.

Una de mis grandes aventuras fue hace muchos años y ni siquiera tuve que moverme de mi casa.

Allá por los primeros años de la década del noventa, mi hermano mayor estaba viviendo en el pequeño pueblo de San Martín de los Andes, en el sur de la Argentina. Cada tanto enviaba, por correo, una caja con ropa y cosas que ya no utilizaba para que mis padres se la guardaran hasta su regreso. Fue en una de esas cajas en donde encontré un libro, un libro viejo con la tapa muy gastada, casi ilegible y en un estado bastante derruido, pero en la primera página podía leerse claramente lo siguiente:

 El libro que encontré aquel verano de 1991 era El señor de los anillos, la comunidad del anillo. Ese libro destruido, en el fondo de aquella caja, representó para mí en aquel momento una total incógnita. A las pocas páginas me di cuenta de que iba a ser una gran aventura leerlo y no tardé demasiado en meterme de lleno en la historia, en ser uno más de esa Comunidad, vivir cada paso y emprender ese fantástico viaje hacia el monte del destino. La historia me atrapó tanto que faltando cinco páginas para terminarlo, me tomé un autobús hasta una librería y me senté en el portal hasta terminar de leer el libro. Después entré y compré los otros dos tomos de esta fantástica historia. No muchos libros tienen el poder de hacerte vivir una verdadera aventura al leerlos, pero sin dudas El señor de los anillos, fue algo realmente extraordinario y fantástico que marcó una parte de mi vida. 

El tiempo siguió su curso y descubrí con el running una nueva forma de vivir aventuras. Correr me dio la excusa perfecta para conocer lugares nuevos, gente nueva y vivir experiencias que nunca antes había vivido. Y si esos no son los condimentos ideales, no sé cuáles lo serán. Debo, también, gran parte de lo que soy, al simple hecho de mover un pie delante del otro. Tengo el placer y la alegría de decir que en muchas de esas aventuras conocí gente que al día de hoy son grandes amigos y aunque con algunos de ellos nos separa un océano, igualmente los sigo acompañando en cada una de sus salidas.

A veces pienso en grandes corredores como Scott Jurek o Kilian Jornet, al leer sus libros o ver sus fotos y creo que ellos nos están mostrando el camino. Sin dudas nos están mandando un mensaje, estos grandes atletas son los nuevos exploradores del mundo. Igualmente sé que no hace falta ser Kilian y subir al Kilimanjaro o ser Jurek y correr la Western States para vivir aventuras.

Siempre debemos plantearnos la posibilidad de vivir una, aunque sea pequeñita. A veces el simple hecho de salir a entrenar se puede convertir en una. Algunos días antes de salir de casa a entrenar, podemos mirar google maps, buscar un parque o una zona que no conozcamos o por la cual nunca hayamos pasado, marcar la ruta en el móvil, mirar los kilómetros y a la aventura!

Seguramente que en algunas ocasiones tendremos que parar para sacar el móvil, mirar el mapa y volver a arrancar, pero creo que eso es lo lindo y lo divertido de recorrer lugares desconocidos. Puede ser un simple entrenamiento o puede ser algo más, lo que tú quieras que sea.

Pero también debo decir que tardé más de cinco años en encontrar esa forma de vivir aventuras. Comencé a correr hace más de una década pero no fue hasta que me vine a vivir a España que comprendí realmente lo que significa correr para mí.

Para explicarles esto debemos, una vez más, viajar al pasado y contarles sobre mis orígenes. Contarles que no tuve la suerte de nacer en un pueblo en la Sierra, en la montaña o en el sur de la Argentina. Nací y crecí en la ciudad de Quilmes. Una ciudad que alterna, como casi todas las grandes ciudades de Buenos Aires, barrios en donde no había problemas y otros por donde era mejor no pasar. Correr en una ciudad con estas características implicaba tener ciertas precauciones antes de salir a entrenar. Sabía por qué barrios y calles podía correr y cuales debía evitar. También sabía que no tenía que sacar el móvil en la calle y siempre debía estar atento a mis alrededores. Estos y demás “condimentos” hacían que el simple hecho de correr fuese un poco más complejo, sin dudas que era una aventura, pero no de las buenas.

Desde el primer momento supe que me gustaba correr, pero sinceramente no sabía el por qué.  En mis primeros años pensaba que la velocidad era lo que más me gustaba, correr rápido es una sensación extraordinaria y adictiva. Pero pasado el tiempo esa emoción fue desapareciendo y me volqué en los kilómetros. Corrí maratones y carreras de ultrafondo de pista&carretera en donde hice muchos amigos que conservo hasta el día de hoy. Me parecía fascinante el poder correr durante horas y horas, aunque lo que más recuerdo de aquellos años no eran las carreras ni los resultados. Lo que más recuerdo de esos años corriendo en Argentina eran los viajes con mis amigos, la cena previa al día de carrera y lo divertido que eran esas aventuras. Pero debo confesar que cuando volvía a mi ciudad, todos aquellos malos “condimentos” que condicionaban mi día a día entrenando, lamentablemente, volvían a aparecer.

Los años pasaron, llegué a España y pude quitarme todos esos fantasmas de mi mente para, solamente, dedicarme a correr y disfrutar de los alrededores sin pensar en que podría pasarme algo malo. Aquí comencé a comprender porque me gustaba en realidad correr y lo que significaba para mí en esencia. 

Correr es el medio por el cual, cada vez que salgo de mi casa, puedo vivir una aventura.

Por una vida llena de aventuras, por sentir esa emoción, esa incógnita al tomar un nuevo camino o descubrir un nuevo sendero. Por vivir una vida distinta en cada una de ellas, ya sea leyendo libros, viendo películas, corriendo o simplemente caminando por calles desconocidas.